MULTIDEPORTE

No prevén obtener beneficios hasta la temporada 2021-22

El Club Natació Sabadell prevé cerrar el año 2020-21 con pérdidas

Alcanzará una facturación de 9,5 millones de euros

Piscina-Exterior-club-natació-sabadell-bis

El Club Natació Sabadell prevé concluir la temporadas 2020-2021, que concluirá el próximo 31 de julio, con unos 20.00 socios.

(4-5-2021). El Club Natació Sabadell encara con optimismo el futuro a corto y medio plazo pese a asumir que le tocará cerrar el ejercicio fiscal 2020-21 con pérdidas. Será el segundo año consecutivo que eso ocurra, debido a la pandemia, aunque la entidad confía poder volver a generar beneficios de cara a la temporada 2021-22.

“2020-21 será un mal ejercicio, porque es en el que hemos recibido casi todo el impacto negativo del ejercicio de la pandemia”, arranca el director general del CN Sabadell, Carles Poyato, quien lamenta el daño causado por los cierres de noviembre de 2020, así como de enero y febrero de este 2021.

Fueron dos parones que golpearon con dureza a las entidades deportivas catalanas como es este histórico club, fundado el 1916, y que prevé cerrar la temporada 2020-21 con una cifra de ingresos parecida a la obtenida en la de 2019-20: unos 9,5 millones de euros. “No son cifras buenas, pero al menos habremos contenido el golpe”, reflexiona Poyato.

CRECIMIENTO TRUNCADO

El Covid-19 ha obligado a la entidad a retroceder a una facturación similar a la girada en el ejercicio 2014-15 (9,8M€), momento en el que iniciaron un crecimiento que les llevó hasta los 11,02 millones del último ejercicio previo a la pandemia, el 2018-19. Ese año presupuestaron para la 2019-20 un leve crecimiento a nivel de ingresos, hasta los 11,1 millones, que se vio frustrado por la pandemia.

Poyato vaticina que la cifra de ingresos que obtendrán en 2022 se encontrará a medio camino entre los de la 2018-19 y los de la 2019-20. Para ese mismo año también confía en que “vuelva a ponerse sobre la mesa la alegría negociadora con los patrocinadores”.

Cifras en millones de euros. FUENTE: Elaboración propia de CMDsport a partir de los datos consolidados publicados en las distintas memorias de actividades del Club Natació Sabadell. Las cifras correspondientes al ejercicio 2020-21 son una aproximación realizada por la entidad, que culminará el ejercicio el 31 de agosto.

PERDIDA DEL 35% DE SOCIOS

El bache de ingresos responde a una caída cercana al 35% en su cifra de socios, unos 7.000, con respecto a los que tenían a finales de 2019. Las cuotas de los abonados representaron ese año el 82% del total de facturación del club.

De cara a la próxima temporada, esperan volver a recuperar buena parte de los abonados perdidos en el último año. “Será un año difícil porque empezaremos desde abajo, pero estoy convencido que en la 2021-22 llegará la recuperación”, pronostica el gerente del CN Sabadell.

FUENTE: Elaboración propia de CMDsport a partir de los datos consolidados publicados en las distintas memorias de actividades del Club Natació Sabadell. Las cifras correspondientes al ejercicio 2020-21 son una aproximación realizada por la entidad, que culminará el ejercicio el 31 de agosto.

CAMBIO DE TENDENCIA

Desde marzo, el club ha podido constatar un cambio de tendencia positivo que califican como “crecimiento prudente y humilde” de socios, una tendencia que esperan que se consolide en verano, una de las épocas fuertes para la entidad.

El pasado fin de semana, de hecho, el club empezó a anunciar los casales de verano, una iniciativa que se suma a las campañas de captación de abonados mensuales en las que mezclan “mensajes de alegría” y promociones comerciales.

RUMBO HACIA LA NORMALIDAD

Igual que el resto de entidades deportivas, en el Club Natació Sabadell esperan con ansias la llegada del 10 de mayo, el primer día en el que, a priori, estarán libres de las restricciones provocadas por el estado de alarma.

De entrada, Poyato celebra poder regresar al horario habitual del club, hasta las once de la noche, una vez desaparezca el toque de queda. “Para el club es algo importante, porque la gente ahora tenía que empezar a recoger a las nueve de sus actividades”, anota.

El gerente de la entidad deja claro que el club no impondrá, de forma voluntaria, ninguna restricción a sus socios. “No queremos restringir los derechos de nuestros abonados, así que no aplicaremos ninguna medida”, explica. Como mucho, puntualiza, recomendarán el uso de las mascarillas en los espacios comunes.

Uno de los pocos cambios que prevé que se queden tras la pandemia será el refuerzo de la limpieza. “El paradigma ha cambiado. Lo que ahora los socios valoran más del club es su limpieza. Quiero que tengan el club más limpio para poder prestarles un servicio de garantías y que se sientan cómodos”, insiste.

PROYECTOS DE FUTURO

Pese a los estragos de la pandemia, el CN Sabadell no ha dejado de planificar mejoras estratégicas que le sirvan como impulso de cara al futuro. Por un lado, en diciembre pusieron en marcha unas 1.500 placas solares que se unieron a las casi 500 que ya tenían, una maniobra que les permite ahorrar un 20% del consumo energético cada mes.

En enero vio la luz una sala específica de e-sports, un proyecto que esperan que ayude a crear una cantera dentro de esta nueva sección del club que, en un futuro no muy lejano, termine convirtiéndose en un equipo profesional que participe en ligas nacionales de e-Sports. “Tenemos confianza en este proyecto, que ha nacido desde abajo, y queremos que crezca con gente implicada que sienta los colores, no con mercenarios. Queremos formar a personas y a deportistas, no lo vemos como un negocio”, puntualiza Poyato.


No hay comentarios

Añade el tuyo