MULTIDEPORTE

Tendrán que reajustar sus estructuras para sobrevivir

Clubes de natación catalanes empiezan a plantearse despidos

clubes-de-natacion-catalanes

A raíz de las directrices del Procicat, las piscinas de los clubes catalanes habrán estado cerradas 24 días desde que el pasado 29 de octubre se decretó su cese de actividad.

(18-11-2020). Los principales clubes de natación de Cataluña empiezan a preparar importantes ajustes de costes de cara al 2021. Algunos no tendrán más remedio que optar a rebajas salariales y despidos para equilibrar unos presupuestos en los que tendrán que asumir las pérdidas generadas por una pandemia que ha puesto contra las cuerdas sus finanzas.

La natación catalana espera con ansias que llegue el próximo lunes, 23 de noviembre. Si nada se tuerce, ese día el Procicat les permitirá volver a reabrir piscinas y espacios al aire libre. Sus instalaciones habrán permanecido 24 días cerradas tras el decreto dictado por la Generalitat el pasado 29 de octubre. La reapertura supondrá oxígeno para unas entidades que necesitan recuperar el ciclo habitual de cobro de cuotas.

Este período de inactividad -el tercero desde el inicio de la pandemia- ha puesto en situación límite las finanzas de muchas entidades históricas que tendrán que hacer ajustes importantes para mantener su viabilidad a corto y medio plazo. “Los números de todos los clubes son tremendamente diferentes a los previstos en cualquier presupuesto, lo que comportará serias dificultades a la hora de elaborar los presupuestos del 2021”, asegura el gerente de la Asociación Empresarial de Clubes de Natación de Catalunya (AECNC), Héctor Cruz.

Esta entidad aglutina a 36 clubes que gestionan instalaciones propias y que, de media, han perdido entre un 20% y un 25% de sus socios. Una caída por debajo de la media del sector deportivo que se explica, en buena medida, por el sentimiento de arraigo y de pertenencia que generan clubes históricos que han acompañado a varias generaciones de abonados.

PELIGRAN EMPLEOS

Desde la AECNC asumen que estas entidades, al no tener ánimo de lucro y no ir boyantes de reservas económicas, se verán obligadas a hacer importantes ajustes en sus cuentas para poder sobrevivir a los cierres sectoriales y demás efectos provocados por la pandemia.

“Hay riesgo de que haya pérdida de algunos empleos, especialmente en los clubes más grandes, que se verán obligados a reducir un poco sus notorias estructuras para llegar a un punto que les permita encarrilar su viabilidad”, reconoce Cruz. Algunas de estas entidades ya han iniciado conversaciones con comités de empresa y trabajadores para negociar rebajas salariales y, si es necesario, la fórmula para tramitar algunos despidos.

RECORTES EN CONSUMOS ENERGÉTICOS

El otro principal foco de gastos de centros de este tipo son sus gastos de mantenimiento. “Hemos hecho muchos esfuerzos para optimizarlos, y ahora tendremos que darle otra vuelta. Esperamos que bajen los precios de los consumos de cara al 2021, porque si no es así, la situación será inaguantable”, expone el gerente de AECNC.

Cruz reconoce que los clubes ya están buscando distintas fórmulas de ahorro energético, que van desde tratar de optimizar los costes renegociando la contratación de energía en el mercado libre a recortar algunos elementos de confort.

“Rebajando ligeramente la temperatura de la piscina se puede reducir un poco el consumo, pero no podemos dejar que pierda totalmente la temperatura, porque luego los costes para recuperarla son muy importantes”, señala Cruz.

Las altas temperaturas de las últimas semanas han ayudado a que los costes de las piscinas no sean tan altos en estas fechas como otros años.

REGRESO INCOMPLETO

A partir del lunes, las piscinas podrán volver a una actividad que, eso sí, no será completa. Podrán volver los grupos escolares, pero desde la AECNC tienen dudas sobre si también podrán hacerlo los extraescolares. “Entendemos que es probable que lo hagan, porque también los tratamos como grupos burbuja, pero hay que ver qué matices incluye el Procicat”, matiza Cruz.

No podrán volver, por ahora, unas competiciones no profesionales que llevan suspendidas desde el 13 de octubre, y que según el plan de desescalada del Procicat no volverán hasta la fase 4, que está prevista inicialmente para el 4 de enero, dos meses y medio después.

“Esperemos que este parón no deje ningún lastre en el deporte federado. Creo que el enganche al deporte impedirá que haya muchas bajas. No creo que se pierda una generación, pero habrá que ver cómo evoluciona la progresión de nuestros deportistas”, advierte el gerente de la AECNC.


No hay comentarios

Añade el tuyo