MULTIDEPORTE

La entidad ha salvado el curso con la permanencia y sin pérdidas económicas

El CN Echeyde se consolida en la élite del waterpolo español

La 2021-22 será su quinta temporada en la Liga PREMAAT

club-natacion-echeyde-presidente-david-rivas-bis

PRUDENCIA PRESUPUESTARIA. El presidente del Club Natación Ecehyde, Daniel Rivas, asegura que en la entidad "trabajamos para mantener las cuentas saneadas y no gastar más de lo que previsiblemente podemos gastar".

(23-4-2021). El Club Natación Echeyde mantiene intacto su sueño. El modesto club tinerfeño ha logrado cerrar con la permanencia y sin pérdidas económicas una atípica temporada marcada por la pandemia y por los problemas de mantenimiento de la piscina municipal que les acoge.

El próximo 1 de mayo, el Club Natación Echeyde cerrará la temporada recibiendo al CN Sant Feliu. Será el epílogo de un curso que se avecinaba muy complejo para todos los clubes de waterpolo de España por las dificultades provocadas por el Covid-19, que obligó a dar por suspendida la temporada 2019-20 el 12 de marzo de 2020.

El único conjunto canario de la competición afrontaba esta temporada siendo uno de los candidatos al descenso, pero el proyecto que lideran David Rivas en los despachos y Albert Español en el banquillo ha logrado garantizarse un billete para el que será su quinto curso consecutivo en la máxima categoría del waterpolo estatal.

HITO DEPORTIVO

“Estamos muy contentos de cómo ha ido la temporada a nivel deportivo. Con Albert tenemos un proyecto a medio plazo, tres años firmados que esperamos que sean más, para intentar estar lo más arriba posible”, explica el presidente de la entidad.

Mantenerse en la principal división de este deporte es un hito muy destacable para un club que fue fundado en 1993 y que fue subiendo categorías entre 2006 y 2012, pasando de la liga regional a la Primera División. La falta de apoyo económico a nivel institucional les impidió dar el salto a la División de Honor masculina en 2012, pero gracias a su perseverancia lo terminaron consiguiendo en 2017.

Desde entonces se han hecho un hueco en la máxima división de waterpolo de España y han logrado fortalecer su cantera, contando en la actualidad con unos 100 niños y niñas entre 8 y 17 años (categorías alevín, infantil, cadete y juvenil).

CAMBIO DE EMPRESA DE LIMPIEZA

La temporada ha tenido un desenlace dulce pese a la preocupación que había antes de empezar en el CN Echeyde debido a los problemas que se derivaron de la gestión de la limpieza de la piscina municipal.

Los empleados de la empresa encargada del mantenimiento de esta instalación, Sotec, iniciaron el 1 de junio una huelga indefinida que se alargó varios meses. Denunciaban los impagos de sueldos que se les adeudaban desde finales del 2019.

Esta situación provocó que los cerca de 300 deportistas federados de los cinco clubes que entrenan en la piscina Acidalio Lorenzo tuvieran que entrenarse en la playa o en otra piscina pequeña facilitada por la administración local.

Pese a que el contrato con Sotec finalizaba en octubre de 2020, la resolución definitiva de este caso no llegó hasta diciembre de 2020, cuando el Ayuntamiento de Santa Cruz adjudicó el servicio del mantenimiento integral de las instalaciones a la empresa Veolia Servicios Lecam SAU.

El contrato supone una inversión de 300.000 euros y es para un año, aunque el acuerdo se puede prorrogar hasta un máximo de tres ejercicios.

El ayuntamiento también licitó la climatización de la piscina, y se espera que el próximo verano lleguen unas bombas de calor que han de poder poner a punto la piscina durante el invierno.

185.000 EUROS DE INGRESOS

El CN Echeyde presupuestó unos 185.000 euros de ingresos para el actual ejercicio, 2020-21. Es una cifra ligeramente superior a la del 2019-20, cuando facturaron alrededor de unos 165.000 euros. Según reconoce su presidente, David Rivas, como mucho habrá una desviación del 5% de los ingresos previstos. Lo que es seguro es que volverán a cerrar el ejercicio sin pérdidas. “Trabajamos para mantener las cuentas saneadas y no gastar más de lo que previsiblemente podemos gastar”, anota.

Su presupuesto ha crecido este curso gracias al incremento de las subvenciones que reciben de parte del Gobierno Canario, el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de Santa Cruz, y que constituyen su principal vía de ingresos. Cada administración se encarga de cubrir diferentes partidas, desde los desplazamientos al número de federados, pasando por las ayudas especiales a los clubes.

“Al no tener instalaciones propias ni una gran masa social, los clubes aquí no podemos subsistir sin subvenciones”, reconoce Rivas. La falta de estos ingresos, que sí obtienen algunos de sus principales competidores, además de patrocinadores externos, un mal endémico que sufren los deportes acuáticos, limitan el crecimiento del CN Echeyde, pero ponen aún más en valor el trabajo de esta modesta entidad que ha logrado consolidarse en la élite del waterpolo estatal.


No hay comentarios

Añade el tuyo