MULTIDEPORTE

En Cataluña y si no se reciben ayudas a fondo perdido

Comertia alerta que un 30% de las tiendas están en riesgo de desaparecer

La entidad ve contraproducentes las nuevas restricciones de la Generalitat

comertia-david-sanchez (1)

El presidente de Comertia, David Sánchez, ve contraproducentes las medidas de cierres de comercios decretadas por la Generalitat de Cataluña a partir del 7 de enero porque "se las ventas se concentrarán en menos espacios y menos días".

(5-1-2020). Comertia, la asociación catalana de la empresa familiar del retail, advierte que hasta un 30% de las empresas están en riesgo de desaparecer en los próximos meses si no reciben ayudas a fondo perdido de las administraciones públicas, más después de las nuevas medidas de restricción al comercio aprobadas por la Generalitat.

“El comercio significa el 12% del PIB en Cataluña y si no lo protegemos, las consecuencias pueden ser catastróficas”. Son palabras del presidente de Comertia, David Sánchez, quién advierte que hasta un tercio de los puntos de venta “que hubieran sido y son rentables están en riesgo de desaparecer en los próximos meses por los continuos cierres decretados por la Generalitat y la inexistencia de ayudas a fondo perdido, como sí han aprobado en otros países”.

Desde Comertia subrayan que “todavía no conocemos qué compañías están en una situación crítica, pero está claro que las consecuencias de las nueva medidas serán dramáticas”. Sánchez entiende que el control de la pandemia es la prioridad número uno pero también pide medidas equilibradas par no hundir, todavía más, a la economía.

Medidas contraproducentes

El presidente se muestra favorable a la imposición de un cierre municipal, a partir del 7 de enero, “porque la mayoría de contagios provienen de la socialización”. Ahora bien, critica el resto de medidas que afectan al retail: cierre total, excepto de los comercios esenciales, durante los fines de semanas y cierre parcial (de las tiendas con más de 400 metros cuadrados y las situadas en centros comerciales), entre semana.

“¿Una vez que todos estamos dentro de un municipio, qué sentido tiene cerrar una tienda situada en un centro comercial u otra de más de 400 metros cuadrados?”, se pregunta Sánchez, quién advierte de las consecuencias obvias: “serán más personas comprando en menos espacio y menos días, por lo que habrá más probabilidad de contagios”.

Desde Comertia advierten que los cierres de comercios “no aportarán ningún beneficio para controlar la pandemia y, en cambio, tendrán derivadas económicas muy importantes, especialmente, en un momento clave como es el inicio de las rebajas”. Sánchez recuerda que muchos comercios han sufrido hasta tres cierres a lo largo de 2021, por lo que su capacidad financiera está muy tocada.

Más dificultades para el canal offline

Por otro lado, Sánchez subraya que con las medidas aprobadas por la Generalitat se está favoreciendo al canal online en detrimento del offline. “Muchas personas que tienen previsto sus compras para enero, dejarán de lado a los comercios de proximidad y consumirán en grandes marketplaces que pagan muy pocos impuestos aquí y no generan tantos puestos de trabajo”, alerta.En este escenario, desde Comertia vuelven a reclamar ayudas a fondo perdido para hacer frente a los gastos corrientes, en base a las facturaciones efectuadas en un período de normalidad.

Interlocución

Por último, la patronal del retail familiar catalán también se queja de la escasa interlocución de la Generalitat: “somos conscientes que son tiempos muy complejos y que la administración no lo tiene nada fácil, pero pedimos formar parte del ámbito facultativo para poder dialogar sobre las medidas a tomar”. Sánchez critica que se apliquen medidas de forma irreversible y sin diálogo previo, teniendo en cuenta que “nosotros podemos aportar matices que vayan en la línea de evitar contagios y a la vez minimizar las consecuencias económicas”.


No hay comentarios

Añade el tuyo