MULTIDEPORTE

El Judo Club Sotillo teme volver a abrir en unas condiciones inviables

El Covid19 pone contra las cuerdas al mejor club español de judo del año pasado

Fue galardonado por la Real Federación española de esta modalidad

judo-club-sotillo-carlos-sotillo-2-bis

QUE LOS DEPORTES CON MÁS RECURSOS AYUDEN A LOS DÉBILES. Carlos Sotillo, fundador del Judo Club Sotillo, pide más incentivos para que las empresas inviertan en deportes minoritarios y que los deportes que mueven más dinero, como el fútbol, les den una pequeña parte del pastel a los que menos recursos tienen.

(18-6-2020). El Judo Club Sotillo de Madrid pide un esfuerzo a las autoridades y a las empresas para que el regreso a la actividad no suponga el cerrojazo para muchos clubes y gimnasios modestos. La entidad se reconoce en una compleja situación económica para salir adelante.

A lo largo de sus 34 años de vida, han pasado por el Judo Club Sotillo miles de judokas de todas las edades. Reconocido por la Real Federación Española de Judo y Deportes Asociados (RFEJYDA) como mejor club de judo español de 2019, el Judo Club Sotillo, que ha llegado a formar a nueve deportistas olímpicos, se encuentra actualmente contra las cuerdas debido a los estragos causados por la pandemia del Covid19.

El director de este club, Carlos Sotillo, cuenta a CMDsport que vive estos días “una situación un poco extrema”. El centro se encuentra cerrado desde el inicio del Estado de Alarma, en marzo, y su principal temor es saber si podrá volver a abrir, y en qué condiciones lo hará. “Tengo un club por el que pago una serie de hipotecas, la del local y la de mi casa, ya que la hipotequé para pagar las obras del local. Pero el banco me ha denegado las moratorias de pago de ambas hipotecas”, alerta.

LOS RIESGOS DE ABRIR CON LIMITACIONES

Esta situación se suma a la incertidumbre por los ERTE, ya aún no sabe si los tendrá que levantar en julio o podrá alargarlos hasta septiembre. “Cuando abra me van a venir tres niños y tengo que sacar a 20 personas del ERTE. Y entre los trabajadores y las hipotecas me van a costar cerca de 25.000 euros. Yo, así, no puedo abrir”, advierte.

Las administraciones, ayuntamiento y comunidad, deberían involucrarse

El único escenario en el que ve factible subsistir es recibiendo ayuda: “Las administraciones, ayuntamiento y comunidad, deberían involucrarse”. También pide más incentivos para que las empresas inviertan en deportes minoritarios y que los deportes que mueven más dinero, como el fútbol, les den una pequeña parte del pastel a los que menos recursos tienen.

Por el momento, ha pedido dos créditos de 15.000 euros, aunque se queja del abuso de las entidades bancarias, que se los han ofrecido con un 6% de interés. “A las empresas, en vez de ayudarnos, nos están terminando de matar”, denuncia.

SEXTO DEPORTE CON MAYOR CIFRA DE LICENCIAS FEDERATIVAS

El judo es, según datos del CSD, la sexta práctica deportiva con más licencias en España: 108.000. Este gimnasio de la localidad madrileña de Usera llega a concentrar a cerca de 1.200 personas. Un volumen que, según Sotillo, hace inviable que, cuando pueda abrir, lo haga con grandes restricciones.

Tampoco ve viable que estos deportes puedan volver sin el contacto habitual. “No tendría sentido un judo sin agarre. Los judokas, asmismo, más que entrenar para competir, estamos acostumbrados a competir entrenando, por lo que la intensidad en los entrenamientos es máxima”, comenta.

Muchos deportes tienen un riesgo importante, pero deben activarse porque si no mueren por el virus, morirán de hambre

Aunque reconoce que deportes de contacto como el judo pueden tener “una mayor probabilidad de contagio” que otros, el presidente de este club defiende que su práctica debe volver lo antes posible: “Muchos deportes y oficios tienen un riesgo importante, pero deben activarse porque si no mueren por el virus, morirán de hambre. Hay que empujarlos de alguna forma, porque muchos clubes y gimnasios no lo van a poder soportar”.

COMPROMISO DE LOS SOCIOS CON EL CLUB

Tras tres meses cerrado, el presidente del Club Sotillo Judo destaca un gran detalle que han tenido muchos de sus abonados. Pese a que anunció, a través de un comunicado, que no iba a cobrar ninguna cuota, en los últimos meses fue recibiendo mensajes de muchos padres anunciándole que, dijera lo que dijera, ellos seguirían pagando.

A raíz de ello, Sotillo reconoce que “estoy alucinado porque hay un montón de padres que están ingresando su mensualidad religiosamente como si estuvieran disfrutando de la actividad”. Tras ello subraya que ese comportamiento está ligado con los valores de solidaridad y compromiso que transmiten este deporte y este club.

El gerente del Club Judo Sotillos concluye que “el agradecimiento hacia ellos es enorme. Conoces a tus amigos cuando estás en situaciones malas”.


No hay comentarios

Añade el tuyo