MULTIDEPORTE

El desconocido potencial del mercado de la gente mayor

Desde la Fundación Edad y Vida instan a ”evaluarlo y desarrollarlo”

Joaquim_Borras,-presidente-de-la-Fundación-Edad-y-Vida-bis

ANTE EL AUMENTO EXPONENCIAL DEL ENVEJECIMIENTO DE LA POBLACIÓN. Joaquim Borrás, presidente de la Fundación Edad y Vida, subraya que la función de dicha organización es "promover la corresponsabilización, y el equilibrio, entre el sector público y la iniciativa privada, con el fin de dar respuesta a los retos económicos y sociales derivados del envejecimiento de la población, desde una perspectiva de eficiencia y sostenibilidad, generando un estado de opinión independiente que facilite la mejora de los comportamientos de todos los actores en el entorno de las personas mayores y de las que van a serlo".

(22-2-2019). España es actualmente el cuarto país del mundo con mayor esperanza de vida. Pese a ello, desde la Fundación Edad y Vida, su presidente Joaquim Borrás, apunta que “muchas empresas siguen desconociendo el potencial que ofrece el mercado de la gente mayor” y les insta “a evaluarlo, implicarse en él, desarrollarlo y atenderlo”.

El presidente de la Fundación Edad y Vida desde diciembre de 2017, Joaquim Borrás (Barcelona, 1957), explica que no hace mucho en una conversación con un relevante directivo de una cadena de grandes almacenes le comentó si había hecho cálculos sobre la cantidad de personas mayores que frecuentaban sus centros desde las 10 de la mañana hasta las cinco de la tarde. Según comenta Borrás, “le apunté que el grueso debían ser personas mayores, porque el resto de gente, por norma general, a esas horas está trabajando. Él me reconoció que lo desconocía pero que mi teoría era plausible”.

El presidente de la Fundación Edad y Vida suma otro ejemplo basado en los gimnasios. Tras apuntar que, “por norma general acudo un mínimo de tres días a la semana”, Borrás comenta que, habitualmente, de las 10 a las 13 horas, el público que hay en ellos son mujeres y varones y tanto las unas como los otros, no acostumbran a ser jóvenes. La razón es la misma. A esas horas, los jóvenes están estudiando y los adultos en el trabajo”.

Ejemplos como los descritos propician que Borrás sea partidario de promover desde la Fundación que preside mensajes que propicien la evaluación del mercado de las personas mayores, una mayor implicación de empresas en el mismo, y acciones para atenderlo.

33% DE LA POBLACION ESPAÑOLA

El pasado 2018, España tenía en su censo de población 46,11 millones de habitantes registrados. De éstos, la población total de más de 55 años de edad alcanzaba los 15,24 millones de personas, es decir, el 33% de la población total.

Cada vez la gente mayor es menos mayor de lo que parece y los jóvenes son jóvenes más tiempo

Todos los estudios vaticinan que ese 33% actual va a ir en aumento. No en vano, debe recordarse que hoy en día los dos únicos segmentos de edad de la pirámide demográfica española que superan el 4% de la población española total, tanto en hombres como en mujeres, son, respectivamente, los comprendidos entre los 40 y 44 años y entre los 45 y 49 años.

Aunque Borrás reconoce que “cada vez hay más empresas dedicadas al mundo de la gente mayor y las administraciones hacen cada vez más cosas”, el presidente de la Fundación Edad y Vida subraya que “cada vez, la gente mayor es menos mayor de lo que parece y los jóvenes son jóvenes más tiempo”.

LIDER MUNDIAL EN ESPERANZA DE VIDA EN 2040

Según añade, “la esperanza de vida va creciendo exponencialmente en todo el mundo”. A Borrás no le falta razón. Estudios recientes, predicen que España será líder en la esperanza de vida en el mundo en el año 2040, aunque ahora sea la cuarta, por detrás de Japón, Suiza y Singapur. A colación de ello, el presidente de la Fundación Edad y Vida vaticina que “no me extrañaría que nuestros nietos vivieran hasta los 110 años”.

¿Cuáles serían las cinco necesidades principales de la gente mayor en España?

En primer lugar, la salud. Si te has cuidado, tienes mejor futuro. Luego, estaría el tema económico,  el cual incide en el resto de aspectos y es evidente que cuando la gente se jubila, habitualmente, su nivel adquisitivo va a menos si no ha ahorrado. La posibilidad de llevar a cabo una vida saludable es otra necesidad relevante y no se trata estrictamente de la práctica deportiva, sino que también incluye el tener una vida con relaciones sociales, hobbies y ganas de hacer cosas, una alimentación e hidratación equilibradas. Eso ayuda a estar contento y estar contento ayuda a vivir más y mejor. La cuarta necesidad radica en cómo afrontar la dependencia. La gente prefiere quedarse en casa antes que ir a residencias pero llevar a cabo esa elección no siempre es fácil, sobre todo si se entra en estado de dependencia. En este caso, la Residencia es lo ideal. Finalmente,  la quinta necesidad sería la de poder morir en paz. Ahí juega una gran relevancia el haber hecho el llamado testamento vital, para poder decidir en plenitud de facultades cómo quieres llegar al final de tu vida.

¿Qué opinión le merece la atención que las administraciones dispensan a las personas mayores?

Pobre. Sobre todo ahora que, tras la negativa a la aprobación de los presupuestos 2019,  más de 100.000 personas dependientes se verán obligadas a tener que seguir esperando la asistencia que las administraciones les han otorgado en base a la ley de 2006, pero que no pueden dar por falta de dinero. Probablemente, cuando la puedan recibir habrán sufrido mucho y habrán fallecido. Según la prensa, esas 100.000 personas son las que permanecen en lista de espera de atención (más otros 150.000 más) y que se  iban a beneficiar de los más de 800 millones de euros que se habían incluido en este capítulo de los presupuestos 2019, que no fueron aprobados la semana pasada.

Las administraciones hablan mucho pero hacen poco

También se debe destacar el conflicto de intereses que existe entre la Administración Central y las Autonómicas, las  cuales, de hecho, tienen las competencias transferidas. Eso complica aún más las cosas… Nuestra Fundación promueve la corresponsabilidad entre el sector público, la empresa privada, el tercer sector y las personas afectadas. Sólo con la complicidad de todos se puede solucionar el enorme reto al que se enfrenta nuestra sociedad. El Estado. solo, no podrá con todo.

¿Algún atisbo de solución?

Las administraciones hablan mucho pero hacen poco. Siempre dicen que es un tema en su ‘agenda’ pero no llevan a cabo todo lo que se debería acometer. Esa actitud es como dispararse un tiro en el pie. Es ahora que debe trabajarse en empezar a afrontar los problemas que se van a derivar de los grandes cambios demográficos que se avecinan en el país. Sin embargo, los temas de futuro y las estrategias de prevención parecen continuar no teniendo prioridad en las esferas políticas.

Pese a ello ¿destacaría algún aspecto que las administraciones estén desarrollando adecuadamente?

Principalmente, reconocería que tienen los problemas identificados. No obstante, esos problemas se siguen trabajando con gran descoordinación. Existe un gran ‘cacao’ de administraciones implicadas en el tema de la gente mayor. Todas hacen cosas pero al no trabajar de forma coordinada, los esfuerzos y los recursos adoptados  acaban desembocando en la ineficiencia.

Mirando la web de la Fundación Edad y Vida, se aprecia que la gran mayoría de empresas que la apoyan pertenecen a sectores como las finanzas, la sanidad, las aseguradoras… ¿Por qué una fundación dedicada a la gente mayor no suscita interés entre otros tipos de empresas?

Reconozco que una fundación como la nuestra no es fácil de ‘vender’ Hemos llevado a cabo actuaciones con empresas de otros sectores destacándoles el valor que tiene este nicho de mercado y su potencial de negocio, así como la proyección que les reportaría para su imagen de empresa pero no es sencillo. Debemos seguir insistiendo porque es indudable que la mayoría de sectores tienen intereses en este segmento de la gente mayor porque ésta cada vez es más numerosa, tiene recursos y, sobre todo tiempo.

Queremos abrir la Fundación a las pequeñas y medianas empresas

Al respecto, quiero destacar que, tras consolidar la existencia de ‘empresas promotoras’ y de ‘empresas colaboradoras’ en nuestra fundación,  recientemente, hemos incorporado la cuota ‘Amigos de la Fundación’ destinada a compañías cuya aportación es de menor calibre pero que ésta les permite asistir a nuestras reuniones, si bien no tienen voto en la misma. Con esta iniciativa pretendemos abrir la Fundación a un segmento como son las pymes, que constituyen un segmento que en nuestro país es realmente mayoritario a nivel de número de empresas.

Entre las causas de la fundación Edad y Vida figura la de Vida Activa. ¿Qué papel jugaría la práctica deportiva en este objetivo?

Es clave. Esta demostradísimo que la gente mayor que tiene calidad de vida, la tiene porque se ha cuidado. El deporte es una de las actividades que ayudan a la persona a estar ,mejor física y mentalmente.

¿Qué ha hecho la organización para promocionar la actividad deportiva entre este segmento de edad de la gente mayor?

Reconozco que muy poca cosa. Principalmente, divulgarlo y promover estudios sobre su idoneidad. Por otro lado, y pese a no haberlo hecho todavía, somos conscientes de que deberíamos contactar con empresas vinculadas al mundo del deporte como cadenas de gimnasios, proveedores de artículos deportivos,  cadenas de tiendas, etc para hallar vías de cooperación que favorezcan a este segmento de personas. No en vano, debemos desarrollar todo lo que sea sano.

Debería regularse que las empresas retuvieran un 2% o un 5% del sueldo de los empleados para invertirlo en un plan de pensiones privado para cada trabajador

¿Qué objetivos se han fijado en la Fundación Edad y Vida para este 2019?

Seguir trabajando para colaborar en las nuevas estrategias que van a requerir los cambios demográficos que ya se están produciendo en España. Impulsar encuentros que generen ‘incubadoras de ideas’; activar el consejo asesor de la fundación a través de incorporar personas de cada una de las áreas que abordamos y que éstas propicien un impulso de las mismas; continuar trabajando en la promoción de hábitos saludables; dinamizar nuestras actuaciones y promociones entre los jóvenes porque creo que seguir focalizándonos exclusivamente en la gente mayor propicia la sensación de que como organización ‘vamos tarde’ y que lo que debemos primar es la previsión; en base a ello y a los previsibles problemas que va a haber con las pensiones de jubilación en la próximas décadas, quisiéramos promover acciones para que se regule que las empresas retengan obligatoriamente entre un 2 y un 5% del sueldo de sus empleados para invertirlo en un plan de pensiones privado para cada trabajador porque ha quedado demostrado que éstos son los que se gestionan de un modo más razonable y eficiente.

Muchas ‘teclas’…

(Sonríe). Bastantes, aunque pueden resumirse en cuatro lemas clave: cuida y vigila tu salud; cuida de tu futuro;  cuidemos a los que nos cuidan; y come sano para estar sano.


No hay comentarios

Añade el tuyo