MULTIDEPORTE

El patinaje rueda a un ritmo estable

Los detallistas afirman que la crisis se ha dejado sentir en el tipo de compra de los consumidores y la cancelación de eventos.

Urbano por excelencia el patinaje en línea es actualmente una sombra de lo que fue en los años 90, cuando registró un auténtico boom en mercado deportivo y sus practicantes en ciudades como Madrid o Barcelona protagonizaban multitudinarias concentraciones. Actualmente, y a pesar de que resulta obvio que nos encontramos lejos de aquella realidad, las múltiples modalidades de patinaje que se practican siguen contando con un fiel grupo de adeptos que va creciendo de forma sostenida.

El responsable de la tienda Inercia de Barcelona, Carles Bial, que ha definido el patinaje en línea como un deporte que ha experimentado una notable evolución y especialización, ha asegurado que, a nivel de práctica popular –refiriéndose a personas que no necesariamente son deportistas, sino que utilizan los patines como una forma más de ocio-, se mantiene estable. “Actualmente existen un gran número de modalidades deportivas que exigen un producto más específico”, ha afirmado el detallista, sosteniendo que los estilos que aglutinan más adeptos son “el fitness y el Free Skate, una modalidad de ámbito urbano que requiere un patín, duro y resistente”.

Componente social
Por su parte, el responsable de la tienda Deportes Cóndor de Madrid, Blas Pardo, ha reconocido que “estamos viviendo momentos de bastante positivos en el subsector y la venta de patines va bastante bien”. El detallista ha situado las causas de este dinamismo en el hecho de que “se trata de un deporte divertido y que se suele practicar en grupo, por lo que cuenta también con un componente social que lo hace más atractivo”.

En cuanto a tendencias, ha señalado que “se están vendiendo especialmente bien los patines de cuatro ruedas, los clásicos” y considera que los motivos que explican el éxito de este tipo de patín son “su mayor estabilidad respecto al de línea, la mayor seguridad que ofrece al usuario y el mero hecho de tener cuatro ruedas, que permite realizar un tipo de giros que con otros perfiles de patín no sería posible trazar”. Blas Pardo ha sostenido que “a pesar de que empujan fuerte las modalidades Agresivo y Rockering, los patines de fitness son los que se venden más, especialmente los que cuentan con una bota semirígida”.

Mercado limitado
El detallista de la tienda Icaria Esports, Rubén Bayo, ha asegurado que “nuestras ventas de patines en línea funcionan bastante bien” a pesar de que, reconoce, “es un mercado muy limitado”. Según el detallista,ello radica en el hecho de que “el patinaje es un deporte urbano que pueden practicar personas de cualquier edad y no tiene un coste alto”. Respecto la influencia negativa de la crisis, ha considerado que puede derivarse de la coyuntura económica desfavorable el hecho de que “cada vez se vendan más ruedas y patines de primer precio”.

No hay duda de que esta visión positiva del subsector no es compartida por muchos minoristas. Entre ellos se encuentra la propietaria de la tienda Rolling Sport Line de La Coruña, Dolores Ben, que ha percibido que la crisis está afectando mucho tanto la venta de patines como a la de recambios y ha asegurado que “han dejado de organizarse muchas actividades porque la gente no tiene dinero y centra sus gastos en productos y servicios fundamentales”, ha afirmado, constatando que el usuario final tiende a prolongar la vida útil, tanto del producto como de los recambios. “Si antes compraban un juego de cuatro ruedas, ahora te compran solamente uno de dos ruedas”, ha lamentado.

En este sentido, Bial se ha mostrado prudente al valorar la vida útil de un patín en línea pero la ha cifrado “entre 2 y 5 años en función a la modalidad y al uso que se haga de él”. En cuanto a mantenimiento, ha recomendado “que las ruedas se cambien a menudo, aproximadamente cada seis meses”.
Más información en cmd nº274 / 30-11-2009


No hay comentarios

Añade el tuyo