MULTIDEPORTE

La proposición de ley a debate

Falta de consenso en la nueva ley catalana del deporte y la actividad física

IMG_2654

Representantes de administraciones, instituciones, entidades y asociaciones deportivas, exponen la futura ley del deporte y la actividad física de Catalunya.

(4-2-2020). Administraciones, instituciones, entidades y asociaciones deportivas se reúnen para debatir la nueva ley catalana del deporte y la actividad física, para la que se apela al diálogo y consenso.

La Comissió d’Economia i Finances de l’Esport del Col·legi d’Economistes de Catalunya (CEC) ha organizado una mesa debate acerca de la nueva ley del deporte y la actividad física de Catalunya. Esta mesa ha estado formada por representantes de administraciones, instituciones, entidades y asociaciones deportivas, y han intervenido: Gerard Figueras, secretario general del deporte de la Generalitat de Catalunya; David Escudé, concejal de deportes del Ayuntamiento de Barcelona; Gerard Esteva; presidente de la Unión de Federaciones Deportivas en Catalunya (UFEC en catalán); Jaume Domingo, presidente de la Unión de los Consejos Deportivos de Catalunya; Pere Manuel, presidente del Colegio de Profesionales de la Actividad Física y del Deporte de Catalunya; y Toni Brocal, presidente de ADECAF-Asociación de Empresarios de Clubes Catalanes de Fitness.

Figueras ha agradecido la iniciativa y mencionado el deseo de diálogo en muchos ámbitos, también en el marco deportivo: “En el colectivo del deporte no hemos dejado de tenerlo y también me gustaría que fuéramos ejemplo de diálogo en la nueva ley del deporte y la actividad física de Catalunya”. A continuación, ha contextualizado dicha ley y ha hablado de la competencia exclusiva en materia de deportes, del desarrollo de varios textos y de la ley vigente, que define “como una amalgama de disposiciones normativas elaboradas en años y, por lo tanto, se necesita una nueva ley, por cuestión de economía legislativa o actualización y por demanda del propio sector del deporte”.

“En cuatro décadas de autogobierno, el sector del deporte ha dado un paso hacia adelante y nos hemos situado como modelo de referencia de política deportiva, de concertación público-privada”, ha defendido. Asimismo, el secretario general del deporte de la Generalitat de Catalunya ha reconocido que la entrada de esta ley en el Parlament resultó convulsa, por disparidad de opiniones, y se siguió avanzando a partir de un documento aprobado por JuntsxCat, ERC y PSC. En estos momentos, ha señalado, “se han aprobado una serie de comparecencias para que el sector del deporte pueda aportar su grano de arena, con un periodo de correcciones, de cómo deber ser el deporte en los próximos veinte años”.

Figueras destacó en sus conclusiones que el objetivo de la proposición de ley “es que Catalunya siga siendo un país de éxito en el que se incluya a la población en la actividad física diaria”.

Entidad como paraguas

El presidente de la Unión de Federaciones Deportivas de Catalunya, Gerard Esteve, también ha expresado la necesidad de diálogo y el motivo de impulsar una nueva ley del deporte. Asimismo, ha explicado algunas dificultades que se ha encontrado, como el tempo administrativo, financiación, disparidad de itinerarios para la práctica deportiva, etc., hasta llegar a la aprobación en 2018 de la Iniciativa Legislativa Popular. “Desde la UFEC se defiende una regulación como el resto de entidades deportivas del país, financiación digna y estable para las mismas, la homologación europea por medio de un paraguas del sector non-profit del país y el deporte para todos”.

A este respecto, el concejal de deportes del Ayuntamiento de Barcelona, David Escudé, ha reivindicado que “es necesario que existan entidades que hagan de paraguas donde el sector, ya sea con lucro o sin ánimo de lucro, se sienta representado”. Escudé, asimismo, ha hablado de un mejor reconocimiento del mundo local en la nueva ley, “ya que es quien en buena parte construye el tejido deportivo del territorio”.

Con respecto a la financiación, Escudé ha apuntado a la necesidad de emplear el 1% del presupuesto, del mismo modo que lo hacen el resto de países europeos. Referente a las tasas, ha señalado que “si la intención es aumentar la práctica deportiva, una tasa restaría la cifra de participantes”.

Por su parte, el presidente de la Unió de Consells Esportius de Catalunya, Jaume Domingo, ha apostado por “contar con más de una entidad representativa, para que éstas sumen”. Domingo se ha mostrado en desacuerdo con respecto a la aplicación de una tasa deportiva y de una licencia única y ha explicado que “el deporte debería ser un modo de entender la vida, ya que la actividad física y deportiva se han convertido en un derecho social”. Asimismo, ha llamado al consenso ante un reto de país, diálogo y espíritu constructivo para que haya un pacto en el deporte en Catalunya.

Coplefc ve la nueva ley como una amenaza

El presidente del Colegio de Profesionales de la Actividad Física y del Deporte de Catalunya (Coplefc), Pere Manuel, ha expresado su disconformidad antes esta propuesta alegando que “el sistema deportivo catalán está amenazado por la proposición de ley al pretender privatizar las políticas del deporte y la actividad física de Catalunya, implantando un modelo de sistema deportivo articulado en torno de una actividad privada de nueva creación, la Unió d’Esports de Catalunya, con protagonismo absoluto y con una clara voluntad excluyente, intervencionista y recaudatoria”. A lo que ha añadido: “Durante un tiempo creíamos que estábamos solos en esta visión pero hoy bajo la plataforma Esport Som Tots pensamos que somos muchos más que el 25% de representación de las firmas que apoyan a la ILP. De hecho, opinamos que el 100% puede estar de acuerdo con la reivindicación que nosotros hacemos”. Manuel ha pedido retirar la ILP para la elaboración, en su opinión, de una ley “larga de miras”.

Pere Manuel, ha expresado que “el sistema deportivo catalán está amenazado por la proposición de ley al pretender privatizar las políticas del deporte y la actividad física de Catalunya

En su intervención, Toni Brocal, presidente de la ADECAF-Associació d’Empresaris de Clubs Catalans de Fitness, ha mostrado su disconformidad acerca de las medidas que regularán a las empresas que representa la asociación y que estas puedan suponer un gravamen para los abonados de los centros.

En definitiva, se trata de una cuestión que suscita todavía controversia, tal como se ha observado no sólo en las intervenciones de los ponentes del debate sino también entre el público asistente, que planteó preguntas como la que apuntaba el moderador de si era necesaria o no la ley catalana del deporte y la actividad física.


No hay comentarios

Añade el tuyo