MULTIDEPORTE

Aunque la CEOE no lo ha suscrito hasta el momento

El Gobierno aprobará hoy prolongar los ERTES hasta el 31 de enero

Se podrá cobrar el Erte mientras se compatibiliza con otro empleo

Mesa-de-dialogo-prolongación-de-los-ertes-hasta-31-de-enero-bis

Mesa de diálogo social, con Gobierno, patronal y sindicatos donde se ha negociado la prolongación de los ERTES hasta el próximo 31 de enero de 2021.

(29-9-2020). El Consejo de Ministros aprobará hoy martes la nueva prórroga de los Ertes hasta el próximo 31 de enero, aunque la patronal (que tiene previsto reunirse hoy a primera hora para decidir su posición) no se sume al preacuerdo que sí han alcanzado al respecto el Gobierno y los sindicatos. La fecha no puede posponerse, ya que la normativa que regulaba los Erte vinculados al Covid-19 expiraba mañana, 30 de septiembre.

Según informa el periódico elEconomista de fuentes cercanas a la negociación, en lo relativo a los Ertes de rebrote, se considerarán dos casos: el de cierre total y el de restricción de la actividad. Para los Erte de cierre total, habrá una exoneración del 100% sobre las cuotas abonadas a la Seguridad Social si la empresa tiene menos de 50 trabajadores, y del 90% si tiene más.

Para las empresas acogidas a un expediente de regulación temporal de empleo por suspensión de actividad, las exoneraciones irán vinculadas al tiempo que dure la suspensión. Así, serán del 100% para quienes retomen la actividad el próximo mes de octubre, del 90% para quienes lo hagan en noviembre y del 70% si se retoma en diciembre.

Los expedientes de regulación temporal de empleo de fuerza mayor serán para aquellas empresas especialmente afectadas por el turismo. Computarán como tales aquellas compañías que tengan más del 50% de su facturación ligada al turismo.

DISCREPANCIAS DE LA CEOE

La patronal discrepa en este punto y exige que afecte a todos los sectores. En este caso, hay que tener en cuenta que la empresa solicitaría este tipo de Erte y, de no recibir respuesta por parte de la Administración, se aplicaría el silencio administrativo, por lo que se vería acogida a este tipo de Erte. Ello puede suponer problemas legales futuros, si posteriormente una inspección determina que no contaba con las condiciones de este tipo de expedientes de regulación de empleo.

En el aspecto social, se mantiene el contador a cero y la imposibilidad de despedir hasta seis meses después de finalizado el Erte, por lo que si una empresa se acoge a este mecanismo de regulación de empleo hasta su nueva fecha de expiración (31 de enero), no podría despedir hasta el 31 de julio. De nuevo, en este punto discrepa la patronal, que exige que desde el 31 de enero se permita que las empresas beneficiadas por estos Ertes puedan realizar despedos.

COSTES PARA LAS ARCAS DEL ESTADO

Por otra parte, los trabajadores fijos discontinuos y empleados a tiempo parcial podrán cobrar el paro. Además, estos últimos podrán cobrar el Erte mientras lo compatibilizan con otro trabajo siempre y cuando en este otro empleo no se supere el 100% de la cotización.

Todas estas medidas supondrían un coste para las arcas del Estado que se cifra en unos 3.000 millones al mes según la patronal, y de entre 5.000 y 7.000 millones mensuales según el Gobierno.

DESACUERDO DE ANCECO

La Asociación Nacional de Centrales de Compra y Servicios, Anceco, ha mostrado su disconformidad al acuerdo alegando que “se trata de una medida injusta que producirá inseguridad jurídica y arbitrariedad puesto que la demostración de esos requisitos estará sujeta al Ministerio de Trabajo”.

Según el presidente de Anceco, Jordi Costa, “miles de empresas del sector comercio que no estén ubicadas en zonas turísticas van a quedar desprotegidas, viéndose obligadas a echar el cierre al negocio en el que han trabajado durante toda su vida”.

“Las cifras son terribles para el comercio, si no se aprobara la prórroga de los ERTE, se podrían perder hasta un millón de empleos”, ha advertido Jordi Costa.

El presidente de la organización que aglutina a un relevante número de centrales de compras y servicios ha concluido que”aplicar el plan discriminatorio generará tensiones, generará un bloqueo en la negociación y provocará previsiblemente el aumento de los concursos de acreedores, hasta los 150.000, durante 2021 y 2022, tres veces más que los que se han producido en los últimos 17 años”.


No hay comentarios

Añade el tuyo