MULTIDEPORTE

A cargo de su portavoz, Laura Borràs, de Junts X Catalunya

El Grupo Plural presenta una proposición no de ley en defensa del sector deportivo

Se plantea que el IVA de los centros deportivos pase al 10%

Laura-Borras.-diputada-de-Junts-x-Catalunya-bis

Laura Borràs, diputada por Junts per Catalunya es la portavoz del Grupo Plural del Congreso de los Diputados. (FOTO: La Vanguardia)

6-4-2020). El Grupo Plural, a través de su portavoz, Laura Borràs, del partido Junts per Catalunya, ha presentado a la mesa del Congreso de los Diputados una proposición no de ley en defensa del sector deportivo español que pretende hacer frente, tanto a las medidas derivadas del confinamiento, como para poder recuperar los ingresos de dicho sector a medida que se pueda ir normalizando la situación.

La proposición no de Ley presentada por el Grupo Plural, a través de su portavoz, Laura Borràs, del partido Junts per Catalunya, para su debate ante el Pleno del Congreso de los Diputados, insta al Gobierno a la adopción de medidas urgentes para el mantenimiento de empleos y tejido productivo relacionados con el deporte durante y después del periodo de alarma y confinamiento derivado de la lucha contra la pandemia del Covid-19.

En el texto de la proposición no de ley se propone que sea modificado el IVA actual de las instalaciones deportivas, situado en un 21% desde 2012, a un 10%. Asimismo, se propone establecer una desgravación fiscal para las empresas patrocinadoras, vinculado a la Ley de Mecenazgo Deportivo.

Otras de las medidas planteadas es la exención del IVA de las inversiones (para los clubes y las asociaciones sin ánimo de lucro que están exentas de facturar IVA a sus socios o abonados).

También se plantea que el Gobierno redistribuya directamente a las comunidades autónomas  los ingresos derivados de juegos y apuestas al objeto de poder impulsar nuevas políticas económicas en el ámbito del deporte.

La proposición no de ley insta al Gobierno a transferir los recursos destinados a nivel estatal a las comunidades autónomas. Asimismo se propone una bonificación del 75% de las aportaciones de los socios de los clubes y asociaciones en la declaración de la renta de 2020.

UN IVA QUE DESINCENTIVA LA PRÁCTICA DEPORTIVA

En la proposición no de ley de Grupo Plural del Congreso de los Diputados se afirma, en relación al actual IVA que pagan los gimnasios, que “mantener un IVA del 21% en los servicios deportivos comporta desincentivar el deporte, por lo que tiene consecuencias negativas para el estado de salud en la población”.

En el documento también se recuerdan unas informaciones del ex presidente del Consejo Superior de Deportes, Jaime Lizaweski, en las cuales afirmaba que “el incremento de la actividad física puede reducir un 10% el gasto sanitario”.

AHORRO PARA LAS ARCAS PÚBLICAS

En ese sentido se añade que: “El ahorro para las arcas públicas que supone la práctica del deporte es bien evidente. Por cada euro que se invierte en ejercicio físico, se ahorran, como mínimo, seis en gasto sanitario. Este ahorro va más allá del gasto sanitario. Según cálculos realizados por expertos, el coste de la inactividad física para la productividad laboral, el turismo, el crimen, la educación y los problemas de salud mental se han estimado en 5.000 millones de euros”.

También se señala que, desde el punto de vista laboral, “el coste de la inactividad física se calcula que conlleva 2.500 millones de euros anuales de pérdidas debido a determinadas patologías, bajas laborales, depresión y baja productividad”.

CONTRA LOS CIUDADANOS Y CONTRA EL ESTADO

La proposición no de ley especifica que “los centros deportivos tributan unos 300 millones de euros en IVA, por tanto, teniendo en cuenta que el aumento del tipo fue de 13 puntos porcentuales (del 8% al 21%), el aumento de la recaudación, como máximo, ha sido inferior a los 185 millones de euros. Cantidad a la que habría que restar la reducción en la tributación del Impuesto de Sociedades y en las cotizaciones a la Seguridad Social correspondientes a los centros deportivos”. Consecuentemente, el aumento neto en la recaudación que podría haber queda, según el documento, “muy lejos del incremento que posiblemente supone para los costes en salud y de otra índole, que supone la atención a las personas que han dejado de hacer deporte por el alza de precios que comporta esta medida fiscal”.

En este apartado, el texto concluye que aquella subida del IVA hasta el 21% actual para los centros deportivos y gimnasios “no solo va contra la salud de los ciudadanos sino que además va en contra de las arcas públicas, lo cual constituye todo un contrasentido”.

EFECTOS DE LA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

El texto de la proposición no de ley considera que la situación “de agravio” descrita “se ha visto aumentada por las medidas establecidas para hacer frente a la propagación del COVID19”.

A nivel de competición deportiva, una de las preocupaciones está en saber si se podrán continuar las competiciones una vez se levante el confinamiento, o, por lo contrario, no se podrán continuar.

Los deportistas, hace más de tres semanas que no pueden entrenar al aire libre, entre otros, aquellos que estaban preparando su participación en los juegos olímpicos de Tokio 2020, y  la totalidad de competiciones han sido aplazadas sine die.

La proposición no de ley concluye el argumentario subrayando que “en el ámbito económico, el impacto es ahora mismo incalculable. La parada de las competiciones y el cierre de las instalaciones deportivas, ha frenado en seco la mayoría de los ingresos (cuotas, publicidad, patrocinio, ventas de merchandising) … Se necesita liquidez, tanto para hacer frente a las medidas derivadas del confinamiento, como para el que sector del deporte se pueda recuperar a medida que se pueda ir normalizando la situación”.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. Enrique

    Poco me parece… aunque es un avance.

    Como negocio enfocado a mejorar la salud del cliente, no debería haber IVA, al igual que no lo paga un podólogo, un dermatólogo, un fisioterapeuta…


Publicar un nuevo comentario.