Quantcast

MULTIDEPORTE

Cuenta con un presupuesto de 400.000 euros

Indescat participa en el proyecto europeo Esmis

Busca revolucionar las instalaciones deportivas e impulsar su sostenibilidad

indescat

El proyecto Esmis tiene como objetivo potenciar la toma de decisiones informadas y la implementación de mejores prácticas en el conjunto de Europa, al tiempo que fomentar un sector deportivo más sostenible y resiliente que se alinee con los objetivos económicos, sociales y ambientales.

(29-5-2024). El clúster catalán de la industria del deporte, Indescat, ha participado en el proyecto Esmis (Enhance Sustainable Measures in Sports Facilities), que tiene como objetivo transformar las instalaciones deportivas en estructuras totalmente sostenibles. Esta iniciativa está liderada por el Cluster Sports and Technology de Países Bajos.

En el marco del proyecto, Indescat es el responsable de impulsar y elaborar directrices para el éxito de instalaciones deportivas sostenibles, la promoción y la difusión de estos equipamientos y la valoración de la viabilidad de la Red Europea de Instalaciones Deportivas Sostenibles.

El proyecto, que tiene un presupuesto total de casi 400.000 euros, está liderado por el Cluster Sports and Technology de Países Bajos, y en él participan, además de Indescat, la European Platform for Sport Innovation (EPSI), las entidades deportivas Olympiacos SFP y Sport Ireland, y la Universidad de Castilla-La Mancha (Uclm).

LA INNOVACIÓN

El lanzamiento de este proyecto europeo se celebró los pasados 4 y 5 de marzo en Eindhoven (Países Bajos). En las jornadas iniciales se profundizó en el concepto de innovación en instalaciones deportivas y se sentaron las bases para un futuro donde la sostenibilidad ocupe un lugar central en el mundo del deporte.

En este sentido, el proyecto Esmis aprovechará colaboraciones intersectoriales, intercambio de conocimientos e intervenciones políticas para conseguir los retos definidos con el fin de liderar un cambio de paradigma. 

Al difundir conocimientos críticos y las lecciones aprendidas, el proyecto tiene como objetivo potenciar la toma de decisiones informadas y la implementación de mejores prácticas en el conjunto de Europa, al tiempo que fomentar un sector deportivo más sostenible y resiliente que se alinee con los objetivos económicos, sociales y ambientales.

UN CAMBIO TRANSFORMADOR

Según expone, los modelos tradicionales de instalaciones deportivas han demostrado no estar suficientemente preparados para abordar los desafíos de sostenibilidad. Por otro lado, los crecientes costes de la energía y la climatología que provoca una creciente escasez de agua complican aún más la situación. 

Además, la mayoría de las instalaciones deportivas en Europa se construyeron antes de 1990, sin considerar criterios de eficiencia energética. Por todo ello, afirma que “es primordial un cambio transformador hacia prácticas de gestión sostenible”.

Indescat, a través del grupo de trabajo Eficiencia energética en instalaciones deportivas, ya ha empezado a definir cuáles deben ser los pasos necesarios para lograr la transición energética en el ámbito de la industria deportiva. Uno de ellos es el intercambio de buenas prácticas y soluciones innovadoras con otros países. Estos aprendizajes servirán de inspiración para optimizar el uso de la energía gracias a la reducción de sus consumos y costes, de forma que se puedan aplicar en los centros deportivos de toda Cataluña. 

Por otra parte, se trabajará con el firme propósito de recoger y monitorizar indicadores que permitan conocer los costes asociados al consumo de recursos hídricos y energéticos, así como otros parámetros evaluadores. 

DATOS REALES Y VERIFICABLES

El objetivo de esta monitorización es obtener datos reales y verificables, accesibles para todos los centros, que puedan utilizarse como referencia para realizar el seguimiento de su evolución y para compararse con otras instalaciones deportivas.

Todas estas acciones deben servir no solo para conseguir instalaciones más eficientes, sostenibles y comprometidas con el medio ambiente, sino que también deben permitir mejorar la percepción de los usuarios. 

Con un enfoque sostenible, aparte de que se reducen los costes operativos, también se mejora la satisfacción y la fidelización de los clientes. Además, sumado a una comunicación efectiva, se contribuye al engagement de los usuarios ya mejorar la reputación de las organizaciones.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo