MULTIDEPORTE

Recomendaciones de la Fundación Española del Corazón

Qué es la bradicardia del deportista

Qué es la bradicardia del deportista

Los especialistas de la FEC aconsejan preocuparnos cuando se presente algún síntoma fuera de lo normal. Es el caso de mareos o pérdida de conocimiento.

(20-12-2019). La FEC explica en qué consiste la bradicardia, cuáles pueden ser sus síntomas y qué consejos médicos ofrece ante cualquier síntoma o preocupación por parte del deportista.

La Fundación Española del Corazón (FEC) explica que, generalmente, en términos puramente cardiológicos, “definimos bradicardia como una frecuencia cardiaca en reposo por debajo de 60 latidos por minuto (lpm)”.

Este dato aislado no necesariamente diferencia aquella persona deportista de la que no es. Es decir, podemos encontrarnos estas frecuencias cardiacas en gente sedentaria y al revés. En ocasiones vemos a deportistas que curiosamente están por encima de estas cifras (bien es cierto que no es lo habitual).

La bradicardia

Desde la FEC explican cómo son las características que diferencian una frecuencia cardiaca baja de otra que no lo es.

Se trata de un hallazgo que no debe provocar síntoma alguno en el deportista y al realizar ejercicio físico debe desaparecer, alcanzando una frecuencia cardiaca máxima conforme avance la actividad física que no impida el desarrollo de un adecuado rendimiento deportivo.

La bradicardia puede llegar a ser considerable sobre todo en los periodos de descanso nocturno, registrando frecuencias cardiacas por debajo incluso de los 30 lpm. De igual manera, con una buena historia clínica más un electrocardiograma es sencillo determinar si se trata de una adaptación al deporte o una patología. Puede ser necesario, en caso de duda, un estudio con Holter ECG (un monitor que registra el electrocardiograma durante 24 horas).

Preocupaciones

Los especialistas de la FEC aconsejan preocuparnos cuando se presente algún síntoma fuera de lo normal. Es el caso de mareos o pérdida de conocimiento.

Si se comprueba que el rendimiento se ve afectado o que la frecuencia cardiaca máxima ya no es lo que era, puede ser un dato que nos esté alertando sobre un posible sobre entrenamiento. Aunque esta cuestión no es sencilla de aclarar y requiere un estudio más exhaustivo.

En cualquier caso, ante la mínima duda, lo mejor es que consultes con un especialista en la valoración de deportistas y sea él quien decida si precisas algún otro estudio complementario.

Más información en Fundación Española del Corazón (FEC)


No hay comentarios

Añade el tuyo