MULTIDEPORTE

Apenas ha sufrido un 5% de bajas o recibos devueltos desde la pandemia

La fidelidad de los socios salva al Atletic Terrassa de los estragos del Covid-19

David-Valeriano-1-bis

Antes de acceder a la gerencia del Atlètic Terrassa Hockey Club a finales de febrero pasado, David Valeriano fue, durante 21 años, el gerente del Club Tennis Tarragona.

(7-8-2020). El respaldo de 68 años de historia son la mejor arma del Atlètic Terrassa Hockey Club para combatir los efectos de la pandemia del coronavirus. La entidad está resistiendo el golpe con apenas un 5% de bajas y recibos devueltos entre sus socios. Eran casi 3.000 en marzo, por lo que la pérdida no llega a los 200 abonados.

El gerente del Atlètic Terrassa Hockey Club, David Valeriano, celebra “positivamente” la respuesta de unos socios “muy fieles al club”. El dirigente afronta sus primeras semanas con cierta tranquilidad en el cargo, dado que llegó al club de hockey a finales del pasado mes de febrero, apenas dos semanas antes de que la pandemia obligara a cerrar las instalaciones del club durante casi tres meses. “Fue un momento complicado. Por suerte tuve tiempo de hacer reuniones con la junta”, recuerda.

A pocas semanas de cerrar el ejercicio, previsto a finales de este mes de agosto, la entidad asume que el balance de este año será negativo porque desde marzo solamente han podido cobrar la cuota base de los socios, que cubre el mantenimiento de las instalaciones.

PARTIDAS CON 0 INGRESOS

Durante el confinamiento, mientras ofrecía contenidos online a sus socios, el club tuvo que hacer frente a los préstamos y obligaciones con sus proveedores sin poder contar con una serie de ingresos atípicos: las cuotas por jugar a hockey, tenis o formar parte de la escuela, entre otras modalidades deportivas, además de la organización de algunas competiciones deportivas que suponen “entre un 30% y un 40% de su facturación.

Sin competiciones hasta, al menos, septiembre, estas partidas de ingresos han quedado a cero desde el mes de marzo.

MANTENER EL PROYECTO DEPORTIVO

En los últimos años, la situación financiera de la entidad estaba mejorando. En el ejercicio fiscal 2018 dispuso de un presupuesto de 3,2 millones que creció hasta los 3,5 en el del año 2019.

Para la próxima temporada fiscal, esta cifra sufrirá recortes. “Habrá una cierta afectación en todas las secciones, que sufrirán ajustes, pero intentaremos que en ninguna parte haya un cambio traumático a nivel deportivo, que es la esencia del club”, puntualiza el gerente de la entidad.

Este histórico club se ha caracterizado desde siempre por un modelo de cantera en el que la mayoría de jugadores y jugadoras que llegan a sus primeros equipos están formados en la base. La idea de la junta directiva de la entidad es seguir apostando por las escuelas de hockey y tenis. En ésta última es donde tienen más margen de crecimiento, si bien no es su especialidad. “Intentaremos recuperar los socios perdidos este año, pero será complicado porque la gente estará tocada económicamente”, añade Valeriano.

Pese a la incertidumbre del escenario que se les presenta, los responsables del Atlètic Terrassa Hockey Club son optimistas de cara a una temporada en la que sus instalaciones volverán a albergar en mayo de 2021 la ‘Final Four’ de las ligas de División de Honor masculina y femenina. Además, su primer equipo masculino volverá a participar en la Copa de Europa, dos momentos clave a nivel deportivo y económico para la entidad. Antes, el próximo septiembre, esperan que se pueda celebrar con normalidad la Yellow Cup, el campeonato de España de tenis de jugadores cadetes por equipos.

EL PLAN ESTRATÉGICO, PRÁCTICAMENTE TERMINADO

El 4 de febrero de 2016, la asamblea del club votó a favor de impulsar un Plan Estratégico a cinco años vista al que el Atlètic iba a destinar cerca de 2 millones de euros en inversiones. Entre las mejores previstas había la construcción de una amplia sala de fitness, otra para clases dirigidas, la renovación del césped de distintos campos de hockey y la arena de varias pistas de tenis, la reforma de los accesos del club y del parking, entre otras.

Cuatro años y medio después, el club presume ahora de unas instalaciones renovadas que les deberían ayudar a recuperar socios una vez se superen las repercursiones de la pandemia. “Ya se han hecho prácticamente todas las inversiones previstas, ahora toca la consolidación del club a nivel social y deportivo”, añade Valeriano. El Plan Estratégico también preveía una captación de 500 nuevos socios en cinco años. Una cifra que deberá esperar. De momento, el club no prevé modificar las cuotas.

NEGOCIACION CON LOS PATROCINADORES

Otro foco de atención del Atlètic Terrassa son sus patrocinadores. Marcas como Adidas, Sarsa, Estrella Damm o Audi, entre otras, dan apoyo a este histórico club que ahora debe renegociar las condiciones de los acuerdos comerciales firmados. “Estamos en negociaciones con tres o cuatro patrocinadores importantes que harán algunos ajustes, aunque en general hay visos de continuidad. Las empresas siguen con ganas de publicitarse”, constata el gerente del club.


No hay comentarios

Añade el tuyo