MULTIDEPORTE

Según declara el Secretario General para el deporte, Gerard Figueras

La Generalitat se reconoce incapaz de cubrir los costes del impacto del Covid-19 en el deporte

figueras-deporte-bis

El Secretario General de Deportes de la Generalitat de Cataluña, Gerard Figueras. asumió en un webinar ayer que “los tempos de la Administración no han sido ágiles”.

(4-12-2020). El Secretario General de Deportes de la Generalitat de Cataluña, Gerard Figueras, aseguró ayer en un webinar organizado por Feedback Sports que el ejecutivo catalán “no tiene la capacidad ni los recursos para cubrir todo el impacto económico que la pandemia ha generado en el sector deportivo”.

El sector deportivo catalán resiste como puede una pandemia que ha provocado un enorme agujero en sus entidades. Éstas pueden solicitar hasta hoy viernes, a las 23.59 horas, una parte de los 25 millones de ayudas a fondo perdido que la Generalitat de Cataluña puso a disposición de clubes, entidades y empresas deportivas el pasado lunes. Un dinero tan necesitado como insuficiente para el sector, que ha sufrido tres cierres en casi nueve meses sin recibir ayudas compensatorias hasta ahora.

“Hemos intentado mantener las subvenciones a las entidades pese a que no pudieran realizar su actividad, buscamos líneas de crédito con el ICF e intentamos movilizar dinero a fondo perdido, pero hasta este mes de noviembre no se han podido tramitar esta ayuda”, confesó el Secretario General de Deportes, Gerard Figueras, que hizo autocrítica: “Los tempos de la Administración no han sido ágiles”.

ESPERAN QUE NO HAYA MÁS CIERRES

En el webinar, enfocado a comentar las herramientas para combatir la incertidumbre en el sector deportivo, Figueras recordó el plan de acciones que el Gobierno catalán ha desarrollado en relación con el deporte desde que pudo reanudar su actividad en verano.

“Fuimos pioneros a la hora de elaborar un plan sectorial de medidas para la vuelta del deporte, pero el inicio de la segunda ola nos cayó encima cuando empezaban las competiciones deportivas”, añadió Figueras, que lamentó los cierres vividos en julio y en noviembre por un sector muy golpeado. “Pese a que los ratios demuestran que los centros deportivos son lugares seguros, Salud nos pidió reducir la movilidad y por eso cerraron. Es frustrante, pero tenemos que dar confianza a las autoridades sanitarias”, argumentó.

Figueras se mostró confiado en que, “si no hay nuevos cierres de dos semanas o un mes, el impacto a nivel de cierres definitivos no será muy elevado”.

El dirigente reconoció la dificultad que están pasando muchas entidades y valoró positivamente que, al menos, ahora el deporte catalán pueda tener una hoja de ruta marcada con distintos tramos que, aunque avancen más lento de lo previsto -como se pudo comprobar ayer, con el aplazamiento del acceso al tramo 2 del plan de desescalada-, permiten mantener una cierta actividad con restricciones en el sector deportivo.

CAMBIOS EN EL CALENDARIO

Otra de las afectaciones que la pandemia está provocando en el deporte es la alteración de todos los calendarios deportivos. “En marzo y abril muchos organizadores de eventos deportivos decidieron aplazar algunas competiciones hasta otoño, pero entonces tampoco se pudieron celebrar. Y quién sabe si se podrán celebrar en 2021. Hasta que no haya una solución definitiva, no podrá ordenarse bien el calendario deportivo, que tendrá que ser replanteado. Aún no sabemos qué impacto emocional tendrá esto”, desarrolló Figueras.

Sobre el factor psicológico de las consecuencias del Covid-19 se pronunció otro de los ponientes del webinar, el psicólogo juvenil y del deporte Pere Alastrué, que alertó sobre tres aspectos negativos que el virus ha provocado en relación con el deporte.

“Hay muchos deportistas amateurs que no han querido luchar más y han abandonado sus carreras deportivas. Por otro lado, ha crecido de forma alarmante el sedentarismo en adolescentes. Además, el no poder practicar algunos deportes ha empeorado algunos problemas psicológicos en jóvenes que utilizaban la actividad deportiva como terapia”, explicó.

REJUSTE

Alastrué se refirió a estos meses de pandemia como “una etapa que ha puesto a prueba la tolerancia a la frustración” para aquellos deportistas que tenían marcado un calendario con competiciones y objetivos fijados que no han podido cumplir por culpa del virus. “Ahora tenemos que hacer un trabajo constante de reajuste y de reinterpretación de lo que hacemos. El no tener competiciones ha hecho sufrir a los jóvenes, pero por suerte el ver a sus monitores y entrenadores les ha ayudado mucho”, anotó.

El psicólogo también aportó algunos aspectos positivos derivados de la pandemia: “Nunca antes había habido tanta conciencia de la importancia del deporte. Es algo que los centros deportivos tendrán que saber canalizar. Por otro lado, la falta de actividad deportiva programada ha impulsado el el deporte familiar y una gran movilización”.


No hay comentarios

Añade el tuyo