MULTIDEPORTE

Recuperar socios y apostar por energías renovables, principales retos

La hoja de ruta de la nueva junta directiva del Club Natació Terrassa

Se proponen mejorar los ingresos del ejercicio 2019-20

club-natació-terrassa-bis

MÁS SOCIOS. Al cierre del pasado mes de junio, la entidad registraba 13.600 socios, 2.600 más que los que aglutinaba a finales de febrero (11.000).

(26-7-2021). Recuperar los socios que tenían antes de la pandemia y recortar gastos a través de la apuesta por energías renovables más sostenibles. Estos son los dos grandes retos que se ha marcado la nueva junta directiva del Club Natació Terrassa, que en septiembre presentará su plan estratégico en la asamblea extraordinaria del club.

La pandemia ha provocado grandes pérdidas en la gran mayoría de clubes de natación españoles. Uno de ellos, el Club Natació Terrassa, estrenó junta directiva el pasado mes de junio. El nuevo equipo regente del club dividirá su mandato, que se extenderá hasta 2027, en dos etapas de tres años cada una.

Hasta 2024, el reto del club será recuperar las cifras de socios y de ingresos previos a la pandemia. Desde ese año y hasta el final del mandato, la voluntad es posicionar el club con proyectos que permitan que sea mucho más eficiente y disponga de unas instalaciones más modernas.

LOS SOCIOS, LA GRAN PRIORIDAD

Al cierre del pasado mes de junio, la entidad registraba 13.600 socios, 2.600 más de los que aglutinaba a finales de febrero (11.000). El reto más inmediato de la entidad es recuperar los cerca de 18.000 socios que tenía al cierre del ejercicio 2018-19.

Fue el tope logrado en la última década, aunque no de todo el siglo XXI: antes de la crisis económica y financiera del 2008, la entidad llegó a registrar alrededor de 23.000 socios. Esa cifra significaba que el 11% de la población de Terrassa, la cuarta ciudad con más habitantes de Cataluña, era socia del club.

La nueva junta directiva ya prepara algunas estrategias de captación de socios de cara al próximo septiembre. Principalmente, irán enfocadas a ofrecer descuentos o compensaciones económicas, así como regalos en servicios como el área de salud, para los socios que inviten al club a amigos que se den de alta.

RENOVACIÓN ENERGÉTICA

De cara al segundo tramo del mandato, el club quiere impulsar una serie de medidas enfocadas a energías renovables y que permitan un ahorro de costes. “Queremos poner el foco sobre muchas cosas que nos generan pérdidas de dinero”, especifica el presidente del Club Natació Terrassa, Joan Herrera, que destaca el compromiso medioambiental de su junta como uno de los objetivos más importantes de su mandato.

Según señala, para ello necesitan realizar un “estricto control energético” que permita recortar buena parte de los costes actuales. Su equipo de trabajo ya está estudiando la incorporación de placas fotovoltaicas que permitan reducir la factura y aumentar el rendimiento energético de la instalación. Un proyecto, eso sí, pensado de cara al segundo tramo del mandato, a partir del 2024.

En 2008, el CN Terrassa realizó una importante inversión en la que entonces fue la instalación solar térmica más grande de Cataluña y la mayor de España en instalaciones deportivas: 1.110 metros cuadrados de superficie que permiten calentar el agua de las piscinas del recinto y la producción de agua caliente.

La gran mayoría de instalaciones del club se ubican en el Área Olímpica, un complejo con otros equipamientos deportivos gestionados por el Ayuntamiento, que asigna a cada zona un porcentaje estimado del coste del consumo energético total. Un sistema que podría cambiar a partir de 2022 con la celebración del Mundial femenino de hockey, para el que ya se están reformando algunas de estas instalaciones.

El Club Natació Terrassa confía que estas reformas permitan una “lectura real” del consumo energético, de forma que a partir del próximo año cada espacio pague realmente el consumo que genera. El club confía que esto supondrá un gran ahorro que se verá potenciado aún más una vez se instalen las placas fotovoltaicas.

MEJORAR EL EJERCICIO 2019-20

A falta de poco más de un mes para cerrar el ejercicio fiscal 2020-21, el próximo 31 de agosto, la entidad da por hecho que logrará superar la cifra de ingresos obtenida en el 2019-20, que fue de 5,78 millones. Una caída que se explica, básicamente, por la pérdida de unos 6.000 socios.

El club concluyó en febrero pasado el primer semestre del ejercicio actual con unos ingresos de 3,09 millones, pero el repunte de socios registrado desde entonces permitirá elevar la cifra, que de todas formas aún quedará lejos de los 6,87 millones del 2018-19.

Los actuales gestores del Club Natació Terrassa ven factible, incluso, llegar a recortar un poco la deuda del club si logran beneficios este año. La entidad solicitó un préstamo ICO por un importe de 250.000 euros durante el ejercicio anterior. Su deuda a largo plazo era en febrero de 5,6 millones, mientras que la a corto plazo se situaba en 468.729 euros.

NEGOCIACIÓN CON EL GIMNÀSTIC TERRASSA

Otra de las tareas pendientes de la actual junta directiva del Club Natació Terrassa es aclarar el futuro del Club Gimnàstic Terrassa. La anterior dirección había amenazado con rescindirles el contrato de alquiler de las instalaciones que ocupan, pero la junta que preside Joan Herrera es partidaria de buscar una solución que permita mantener su actividad en su ubicación actual.

Las partes aún no han hablado de forma oficial, pero esperan poder hacerlo en los próximos meses. Se planteará renegociar los acuerdos pactados en plena pandemia y se podría estudiar incluso la integración del Gimnàstic Terrassa como una nueva sección del CN Terrassa. El club de natación, que en la actualidad gestiona 14 secciones, vería con buenos ojos la operación, ya que les permitiría sumar un deporte más a su cartera y también al gran volumen de niñas y niños que lo practican.


No hay comentarios

Añade el tuyo