MULTIDEPORTE

Según datos de la OMS, las cifras españolas no dejan de aumentar

España tercer país europeo con mayor índice de obesidad infantil y juvenil

Alcanza una proporción del 14,2%, sólo superada por Grecia e Italia

La obesidad infantil y juvenil en España llega al 14,2%, de las peores de Europa

Es importante establecer horarios regulares para las comidas y crear un hábito en los niños. Uno de los alimentos recomendados es el huevo, uno de los más nutritivos que existen además de ser una gran fuente de proteínas, contiene pocas grasas y ayuda al crecimiento y la actividad cerebral de los más pequeños. Imagen: Freepik.

(14-1-2022). La prevalencia de obesidad infantil y juvenil en España es de un 14,2%, una de las más altas de Europa. España se encuentra solo por detrás de Grecia con un 18% y de Italia con un 15,2%. Algunos factores que influyen en el sobrepeso de la infancia son los hábitos alimenticios y el sedentarismo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la obesidad, esta acumulación anormal o excesiva de grasa que supone un riesgo para la salud, tiene especial gravedad si se da en la infancia. Esta patología tiene consecuencias nefastas, y la pandemia​​ de la Covid-19, solo ha hecho que aumente más esta afección entre los más pequeños.

Los datos de la OMS, reflejan que en el mundo hay más de 300 millones de personas obesas, aunque las cifras más preocupantes son las referentes a la obesidad infantil. En los países en desarrollo con economías emergentes, la prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil entre los niños en edad preescolar supera el 30%.

Nuestro país e​​s el tercero en toda Europa con mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil con un 14,2% de obesidad infantil y juvenil, tras Grecia (18%) e Italia (15,2%), según los datos de la OMS. Y las cifras no dejan de aumentar.

En este sentido, es durante la infancia cuando se fijan los hábitos alimentarios, y si no se establecen correctamente, son muy difíciles de cambiar. “Con un especialista de la mano y unas rutinas alimentarias adecuadas junto a un estilo de vida saludable, se reducen las posibilidades de que el niño/a pueda sufrir determinadas patologías en su edad adulta”, explican fuentes de Deusto Salud. Y añaden: “Además, se evitarán posibles trastornos nutricionales, anemia, sobrepeso u obesidad. La etapa infantil es donde más cambios tanto físicos como intelectuales se producen, y en ello cobra especial importancia la alimentación”.

Cinco alimentos clave

La hora de sentarse a la mesa no debe de ser nunca un momento traumático para los más pequeños, no se debe forzar a comer ni tampoco a que no lo haga. El objetivo es conseguir que aprendan a alimentarse solos y que disfruten con ello. Una de las maneras de conseguirlo es innovar con recetas e ingredientes diferentes, siempre teniendo en cuenta su valor nutricional, también se puede permitir que contribuyan a la elaboración del plato o preguntándoles que quieren para comer.

También es importante establecer horarios regulares para las comidas y crear un hábito en los niños. A continuación Deusto Salud, centro de formación continua, presenta una lista con alimentos con valor nutricional imprescindibles para la buena alimentación de los más pequeños:

  • Huevo. Es uno de los alimentos más nutritivos que existen además de ser una gran fuente de proteínas, contiene pocas grasas y ayuda al crecimiento y la actividad cerebral de los más pequeños.
  • Arándanos. Gracias a su alto contenido en fibra mejora la digestión y ayudan a combatir las infecciones digestivas y urinarias. Son un gran alimento, ya que contienen flavonoides que potencian la memoria y mejoran el aprendizaje.
  • Espinacas. Es un alimento muy completo, puesto que contienen hierro, vitaminas A y C y calcio. Ayudan a fortalecer los huesos, los músculos y el desarrollo cerebral además de reducir el riesgo de padecer enfermedades oculares.
  • Yogur. Contiene una gran fuente de calcio y proteínas, es más fácil de digerir que la leche. Ayuda al correcto desarrollo de los huesos y disminuye las diarreas, además de ser una buena fuente de vitaminas del grupo B y minerales como calcio, magnesio, fósforo, magnesio y zinc.
  • Cacao. Sin duda este sea el que más motive a los niños. Una gran fuente de energía que ayuda a mantener a los más pequeños activos y despiertos, además es muy rico en antioxidantes gracias a su alto contenido en Vitamina C, fibra y serotonina.

Más información en Deusto Salud


No hay comentarios

Añade el tuyo