MULTIDEPORTE

Según valora el presidente de Aneta, Óscar Santos

Las empresas de turismo activo ya superan el nivel de trabajo pre-pandemia

senderismo-turismo-activo-bis

Las actividades de turismo activo más demandadas tradicionalmente suelen ser las relacionadas con el senderismo y el ciclismo. Este año ambas modalidades están mostrando un dinamismo todavía mayor que en los dos años anteriores.

(3-6-2022). Las empresas de turismo activo están actualmente superando los niveles de trabajo pre-pandemia, según manifiesta el presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Turismo Activo (Aneta), Óscar Santos.

Las previsiones para este año son situarse por encima de las facturaciones de 2019, tras dos años de caídas debido a la situación de pandemia: en 2021, los ingresos fueron entre un 20% y un 30% inferiores a los de 2019.

El presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Turismo Activo (Aneta), Óscar Santos, indica que “ahora estamos en plena campaña, pero ya podemos avanzar que va a haber un crecimiento grande en función del volumen de actividad que están desarrollando actualmente las empresas”.

Perspectivas muy optimistas

El directivo explica que el balance definitivo se podrá realizar en otoño, cuando termina la temporada alta del sector. No obstante, enfatiza que desde el mes de marzo las empresas de turismo activo están “operando al 100% y con mucho trabajo” y las perspectivas son muy positivas.

La Asociación Nacional de Empresas de Turismo Activo engloba a 14 asociaciones de diferentes comunidades autónomas españolas que, en global, cuentan con unas 800 empresas inscritas.

Poco impacto directo en el mercado deportivo

El aumento de clientes que experimenta el sector no se  ha traducido en un incremento de compras de material deportivo por parte de las empresas, según expone Santos. La causa es que el pasado 2020, tras un fructífero 2019, la mayoría de compañías se aprovisionó de abundante producto ante las perspectivas de una gran demanda. Sin embargo, fue el 15 de marzo de 2020, justo al inicio de su campaña alta, cuando se paralizó todo el país a causa de la pandemia.

El máximo mandatario de Aneta apunta que “este año no ha habido un gasto importante en material porque las empresas estamos utilizando el material que adquirimos en 2020, que todavía constituye un producto nuevo que no ha quedado obsoleto”.

Los usuarios sí compran material

No obstante, por otra parte la reactivación del turismo activo sí parece implicar que sus usuarios hagan un mayor gasto en el material deportivo que precisan para el desarrollo de determinadas actividades.

En ese ámbito, Santos observa que los participantes suelen optar por comprar material de las mismas marcas que utilizan los guías, monitores o técnicos que les acompañan, productos altamente técnicos y de calidad.

Senderismo y bicicleta, líderes

Las actividades más demandadas tradicionalmente suelen ser las relacionadas con el senderismo y el ciclismo.  Esté año ambas modalidades están mostrando un dinamismo todavía mayor, según indica Santos, lo cual es atribuible al auge que experimentaron durante la pandemia.

No obstante, la oferta del sector es mucho más amplia. El presidente de Aneta pone como ejemplo a Castilla-La Mancha, donde en verano se ofertan hasta 67 actividades diferentes.  Entre las más demandadas figura el descenso de barrancos y actividades acuáticas como paddle surf, kayak o rafting.

Vuelta a la normalidad

El presidente de la Asociación señala que este año 2022 se está observando como a los usuarios de turismo activo usuales se están sumando nuevos clientes que se acercaron a este tipo de ocio tras los confinamientos de la pandemia. En los períodos de desescalada de las restricciones, esa oferta de actividades en el exterior practicable en grupos reducidos atrajo nuevos clientes gracias a que el peligro de transmisión de la enfermedad era menor.

Santos señala que esta primavera también está habiendo una gran afluencia de niños de centros educativos participando en actividades de turismo activo, lo cual atribuye a las ganas de salir al aire libre tras dos años de restricciones.

Lento regreso del turismo extranjero

Los centros escolares se apuntan a esas actividades en días lectivos, entre semana, mientras que los fines de semana el cliente tipo lo conforman principalmente jóvenes, grupos de amigos y familias. Asimismo, durante el verano se da abundante demanda por parte de participantes en campamentos, usuarios de turismo rural y familias en vacaciones.

Por otra parte, el auge de demanda que se está observando es por parte del turismo nacional, mientras que la recuperación del turismo extranjero “avanza mucho más despacio”, apunta Santos.


No hay comentarios

Añade el tuyo