MULTIDEPORTE

Las importaciones de ropa china vuelven a dispararse en la UE

(14-4-2008). Las señales de alarma se han vuelto a encender en el sector textil. Los fabricantes chinos están aprovechando la eliminación de las cuotas de importación para aumentar de forma considerable sus ventas a la Unión Europea. En solo un trimestre, las licencias otorgadas para importar algunos productos llegan ya a la mitad o casi igualan el volumen de ese tipo de prendas que exportó China en todo el 2007.

En el caso de los vestidos, los permisos otorgados por los países de la Unión Europea alcanzan ya más de 23 millones de unidades, lo que supone un 78% de lo que exportó China a la UE en el 2007, cuando aún había límites cuantitativos. Si se tienen en cuenta las licencias de exportación que da la Administración china, las ventas alcanzan el 91% de los vestidos enviados el año pasado.


El siguiente producto con más importaciones son las blusas, que en un trimestre ya han llegado al 45% del volumen del 2007 en licencias de la UE y al 54% en los permisos de salida desde China. A continuación se encuentran los pantalones, con un 37%, respecto al tráfico comercial del ejercicio anterior, camisetas (33%), ropa de cama (30%), jerseys (27%), sujetadores (25%) e hilo de lino (23%).

Para Salvador Maluquer, vicepresidente ejecutivo de la Asociación Industrial Textil de Proceso Algodonero (AITPA), "las últimas informaciones recibidas de Bruselas confirman un importante crecimiento de las peticiones de licencias" registradas gracias al sistema de vigilancia sobre ocho productos acordado entre la UE y China para el 2008 antes de la liberalización absoluta en el 2009.

El dirigente empresarial considera que "tendría lógica que las importaciones sigan aumentando a buen ritmo si el mercado lo pide", especialmente en los 10 productos controlados desde el 2005.
Ese año, se produjo el temido tsunami en el mercado textil europeo por la invasión de ropa china a precios muy bajos, lo que obligó al comisario de Comercio, Peter Mandelson, a negociar a contrarreloj unas cuotas de importación hasta el 2007. Aunque los fabricantes españoles y europeos habían pedido prorrogar las cuotas durante este año –para equipararse a Estados Unidos–, ven positivo el sistema de vigilancia pactado con licencias en origen y destino para las prendas del país asiático.


No hay comentarios

Añade el tuyo