MULTIDEPORTE

También aquellas marcas de lujo

Las marcas con fortaleza online ganan presencia física en Madrid y Barcelona

trafico-peatonal

El Portal de l'Àngel ha sido la calle de Barcelona más afectada por la pandemia en cuanto a cierre de locales y rentabilidad de los mismos, según el informe de Ascana y TC Group Solutions.

(28-10-2021). Las marcas con una mayor fortaleza online y aquellas vinculadas al lujo aprovecharon el primer año de pandemia para reforzar su presencia física en las principales calles comerciales de Madrid y Barcelona. Así lo indica un informe elaborado por la inmobiliaria Ascana, en colaboración de TC Group Solutions.

La crisis económica derivada de la pandemia ha afectado visiblemente la estabilidad de los ejes comerciales de las principales ciudades españolas. Durante 2020, se registraron notorios cierres de negocios que no pudieron soportar el descenso en el tráfico de peatones y la ausencia de turismo, lo que ha producido una importante convulsión en términos inmobiliarios, afectando a los precios del alquiler, la rentabilidad y la disponibilidad de locales

La consultora inmobiliaria Ascana, en colaboración con TC Group Solutions, compañía especializada en Retail Intelligence, ha analizado los principales datos del pasado año relativos a los ejes comerciales premium de Madrid y Barcelona, además de las principales ciudades europeas.

En lo que respecta a las dos ciudades españolas, se ha observado cómo las calles que viven habitualmente del turismo han tenido una importante desocupación. Sin embargo, desde Ascana apuntan a “una segura recuperación cuando los flujos masivos vuelvan a circular con capacidad de consumo”. Cabe mencionar también que esta desocupación ha permitido la reubicación de marcas que antes habían tenido vetada la entrada a estas arterias comerciales debido a las altas rentas de los locales o a la falta de disponibilidad.

Pero en especial han sido los negocios con una fuerte presencia online los que han logrado resistir la crisis, y no solo eso, sino que han protagonizado aperturas de nuevas tiendas. Por el contrario, las empresas que dependían en mayor medida de la compra física, sin un refuerzo online, han sido las más perjudicadas.

 También los grandes grupos han precipitado la concentración de su oferta en pocas pero grandes flagships, y sectores como el hogar o la tecnología han logrado mantener la estabilidad. En este sentido, tal como indican desde la consultora Ascana: “2021 puede ser un punto de inflexión para la recuperación, pero es el lujo el que va por un camino más ventajoso”.

 Madrid resiste gracias a la población local y el lujo 

Aunque el PIB de la Comunidad de Madrid sufrió un descenso del 10,5% en 2020, en la segunda mitad del año mostró tendencias de recuperación significativamente superiores al resto de comunidades. Concretamente en el sector retail, las compañías con presencia online experimentaron un crecimiento destacado durante los meses del confinamiento, lo que ha llevado a marcas de perfil medio a buscar oportunidades en las calles prime para dar su salto al mundo offline, indican desde Ascana.

Según los datos del informe, Preciados, que ostenta el título de la calle más cara de la capital desde 2014, registró también en 2020 la renta media mensual más alta, 285€/m2, frente a la más baja de Puerta del Sol/Arenal que fue de 127€/m2. No obstante, fue justamente en Preciados donde se obtuvo la rentabilidad más baja de los ejes prime, concretamente del 3,5%. En cambio, Goya disfrutó de la rentabilidad más alta, rondando el 5%. Aun así, Preciados sigue siendo la elegida por el mass maket para instalar flagships de gran tamaño.

 Por su parte, la calle Serrano ha sabido sortear la crisis gracias a la afluencia de público residencial y a su consolidación como arteria principal de la Milla de Oro. El cierre de locales se situó mayormente en el tramo bajo de la calle, llegando a alcanzar el 12% de locales disponibles. El público de proximidad también salvó a la calle Ortega y Gasset, en este caso, gracias al sector del lujo, llegando a reducir la disponibilidad de locales del 13% al 7%. 

Fuencarral sí vivió un aumento de los cierres de locales, pero este fue aprovechado por negocios online y nuevas marcas que vieron la oportunidad de situarse en una zona privilegiada, antes reservada a los grandes operadores, y donde el tráfico peatonal ha sido uno de los más altos de los ejes prime durante 2020 junto con Gran Vía.  Finalmente, la Puerta del Sol y la calle Arenal registraron descuentos COVID de hasta el 30% en las rentas de locales comerciales, pero tal y como muestran las cifras analizadas por Ascana, los sectores presentes en esta zona se vieron poco afectados por la crisis, y además, se prevé una tendencia positiva para los siguientes meses, apostando por Sol como gran escaparate comercial.

Barcelona, la desocupación se convierte en oportunidad 

Cataluña ha sido una de las comunidades más afectadas por la crisis del COVID, con un descenso del 14,20% del PIB en 2020 y Barcelona, en concreto, ha tenido que sortear el impacto de las fuertes medidas de restricción de movilidad y aforo durante largos meses, lo que ha producido cambios en el panorama inmobiliario comercial.

En este sentido, el informe de Ascana señala la renta media más alta de los ejes prime en el Portal de l’Àngel con un precio de 295€/m2 y la renta más baja en la avenida Diagonal con un coste de 68€/m2, aunque fue justamente esta calle la que obtuvo la rentabilidad más alta debido a que los comercios de los sectores hogar, telefonía o tecnología se han mostrado más estables y han frenado el cierre de locales.

En cambio, la rentabilidad más baja se localizó en el Portal de l’Àngel, donde hubo un aumento del 8% de locales disponibles, y en el Paseo de Gracia. Cabe destacar que en esta emblemática calle de Barcelona el cierre de algunos negocios ha supuesto una oportunidad única para la reubicación de grandes marcas de lujo como Emporio Armani, Tiffany & Co. o Hermès. El mismo proceso ha vivido Rambla Cataluña donde el aumento de la disponibilidad y la disminución de las rentas ha facilitado la llegada de nuevos operadores comerciales.

Entre las grandes afectadas por la pandemia estuvieron la calle Portaferrissa y las Ramblas. El importante descenso del tráfico peatonal debido en gran parte a la ausencia de turistas impactó en la renta media de esta zona donde se vieron descuentos COVID de entre el 35% y el 40% y una disponibilidad de locales que llegó cerca del 20% en Portaferrissa.

Plaza Cataluña, por su parte, consiguió mantener su estabilidad e interés gracias a un mayor tráfico peatonal (el más alto de los ejes comerciales analizados) y a la diversificación de negocios. Y no solo eso, sino que la presencia del sector tecnológico se vio reforzada con la llegada de un nuevo operador. 


No hay comentarios

Añade el tuyo