MULTIDEPORTE

Las mejores películas deportivas de todos los tiempos

4-rocky 1976

Desde que apareciera en los cines la primera película de Rocky en 1976, han llegado a filmarse otras cinco películas con dicho personaje hasta el año 2006. La serie ha recaudado más de mil millones de dólares en todo el mundo.

(20-6-2022). El deporte ha sido protagonista en numerosas ocasiones en el cine. Sus valores han quedado reflejados en tramas, así como en interpretaciones de grandes actores que han permitido al expectador verse reflejado en aquellos sucesos narrados en el celuloide. Os destacamos, a continuación, seis títulos históricos de este género cinematográfico.

Las mejores películas de deportes se quedan con uno durante días, semanas e incluso años después de verlas. Todos los amantes del deporte pueden descubrir un elemento determinado que les resuene en los discursos conmovedores o en las remontadas asombrosas. Estas películas las podrás ver en tu plataforma favorita, incluso si estás en otro país, ya que con una vpn podrás ver Crackle desde España, así como Netflix, HBO, entre otros. Aquí están nuestras seis películas deportivas favoritas de todos los tiempos:

Moneyball: rompiendo las reglas (2011)

“Llegas a la base, ganamos. Si no, perdemos” Moneyball es una película adaptada del libro de Michael Lewis, que cuenta la historia de los Oakland Athletics de 2002. Con un presupuesto limitado, el director general Billy Beane intenta construir un equipo competitivo, aprovechando los fallos en las evaluaciones de talento de los reclutadores de la MLB.

La película ofrece una visión interna de lo que ocurre en los despachos y en los departamentos de los buscadores de talento, de todo el deporte profesional. Si bien Brad Pitt y Jonah Hill son actores muy conocidos (cada uno fue nominado a un Oscar), es el espíritu desvalido de la película lo que la hace destacar.

Space Jam (1996)

En 1996, Space Jam unificó dos géneros cinematográficos de una manera única, popularizando el cine híbrido de acción real y animación.

Los Looney Tunes unen sus fuerzas con las de Michael Jordan, para derrotar al equipo de baloncesto de los Monstars y salvar el planeta, en esta divertidísima y entretenida película.

Esta película es un “hito de la infancia”, según un crítico de IMDb. Inculcó la pasión por el baloncesto en la siguiente generación y convirtió a Michael Jordan en un atleta único en su generación.

Duelo de titanes (2000)

Sin duda, Duelo de titanes saldrá a relucir cuando se pida una lista de las mejores películas deportivas. La inspiradora película de Disney, es más que el típico cuento de fútbol de instituto. Ofrece un mensaje más profundo que anima y obliga a los espectadores a modificar su perspectiva. En pocas palabras, no hace falta ser un fanático de los deportes para disfrutar de esta película. Duelo de Titanes te hará vibrar y te hará llorar, manteniendo los ojos pegados a la pantalla hasta el final. Esta película debería estar siempre en el top 5, en la lista de películas deportivas.

Nuestra pandilla (1993)

“¡Me estás matando, Smalls!” Es un clásico de los años 90 que atrae tanto a jóvenes como a mayores. El espectador se ve transportado a los días de su infancia, en los que se paseaba por las calles y jugaba con sus mejores amigos.

Nuestra pandilla es una aventura atemporal que recrea la sensación de esos veranos de la infancia, en los que no tenías nada de qué preocuparte. Es una película que querrás mostrar a tus hijos en algún momento. Como dijo el gran Roger Ebert, “la película no trata de ganar y perder; trata de crecer y enfrentarse a tus miedos”

Rocky (1976)

En su camino hacia el éxito, el protagonista y el actor de la película desafiaron las probabilidades de perder. Sylvester Stallone ofreció el guión de Rocky a varios ejecutivos de Hollywood tras completarlo en sólo tres días. Pero lo rechazaron porque, siendo un actor desconocido en ese momento, Stallone se negó a quedarse en un segundo plano, quería el papel principal.

Siguió adelante y acabó ayudando a lanzar una de las franquicias de películas deportivas, más lucrativas de Hollywood.

El segmento del montaje de entrenamiento se convirtió en el acontecimiento más famoso de la historia del cine deportivo, gracias en parte a que Garrett Brown utilizó por primera vez la Steadicam. Los escalones del Museo de Arte de Filadelfia se han convertido en un símbolo internacional, conocido como los escalones de Rocky.

Toro salvaje (1980)

La obra magna de Martin Scorsese, es una inquietante historia de autodestrucción que se encuentra no sólo entre las mejores películas deportivas de todos los tiempos, sino también entre las mejores películas de todos los tiempos, con Robert DeNiro como el boxeador fracasado Jake LaMotta.

Toro Salvaje es una obra maestra del cine, que incluye algunas de las escenas de boxeo más brutales jamás filmadas. Es una película imprescindible para cualquier aficionado al fitness, al deporte o amante del cine.


No hay comentarios

Añade el tuyo