Quantcast

MULTIDEPORTE

Varias entidades vuelven a tener el 85% de los inscritos de 2019

Los campus de verano vuelven a dar oxígeno a los clubes de natación

campus-de-verano-para-niños-en-clubes-de-natación-bis

Las cifras varían en función de la entidad consultada, pero la media de recuperación de inscritos para los campus y casales de verano se sitúa alrededor del 85% con respecto a las cifras de 2019.

(7-7-2021). Los principales clubes de natación del país encaran este verano con una tendencia positiva: los campus de verano vuelven a recuperar las cifras de inscritos de 2019, una señal que confirma la progresiva vuelta a la normalidad para muchas entidades.

Los campus de verano de los clubes de natación vuelven a reactivarse. Entidades como el Club Natación Terrassa, el Club Natación Sabadell, el Club Natación Sant Andreu o el Club Natación Mataró coinciden en confirmar una tendencia de recuperación que se aproxima, e incluso en algún caso puntual supera, la cantidad de niños y niñas inscritos en este tipo de actividades en 2019.

Una gran noticia para este tipo de clubes, que en 2020 se vieron obligados a cancelar algunos campamentos de verano y cursos intensivos por la pandemia. Las que sí pudieron celebrarse lo hicieron, en la mayoría de casos, con una cifra de inscritos significativamente menor a la de años anteriores. De cara a este 2021, los volúmenes de apuntados superan notablemente los de 2020.

RECUPERACIÓN DEL 85%

Las cifras varían en función de la entidad consultada, pero la media de recuperación de inscritos para los campus y casales de verano se sitúa alrededor del 85% con respecto a las cifras de 2019. En todos los casos, además, se superan con creces los usuarios apuntados el año pasado.

“A nivel global se aprecia una recuperación. Poco a poco nos vamos acercando a lo que teníamos antes de la pandemia”, reconoce el gerente del CN Sant Andreu, Juan Diego Martínez. Esta entidad registra este verano un incremento a nivel de plazas contratadas del 17% respecto al 2020 y se sitúa apenas un 15% por debajo de las cifras alcanzadas en 2019.

CIFRAS RÉCORD EN TERRASSA

El club que presenta mejores cifras es el Club Natació Terrassa, que este verano prevé batir su récord histórico alcanzando los 1.000 niños y niñas inscritos. “En el club estamos gratamente sorprendidos porque los campus están funcionando muy bien. La semana pasada aún había niños empezando y dándose de alta para las próximas semanas”, explica el nuevo presidente del CN Terrassa, Joan Herrera.

El alto volumen de demanda generado por los campus de las distintas secciones que tiene esta entidad ha obligado al club a reorganizar los espacios disponibles, ya que estas actividades ocupan un gran número de instalaciones. Un factor que choca con la voluntad de muchos socios de hacer más actividades para aprovechar mejor el club.

La entidad acostumbra a centralizar los campus veraniegos en las instalaciones del Área Olímpica, y para evitar una masificación de usuarios en este espacio está promocionando también la otra instalación que gestiona, en el Pla del Bon Aire, que no está tan colapsada como la primera.

INYECCIÓN ECONÓMICA

Aunque suponen una parte relativamente pequeña dentro de sus presupuestos anuales, los campus veraniegos suponen una inyección económica para los clubes de natación en un momento del año en el que no suele haber altas.

Para el Club Natación Sabadell, los campus representaron durante el ejercicio 2017-18 el 17% de los ingresos generados por servicios no incluidos en las cuotas de socios. Ese curso batieron el récord de la entidad, con 700 inscritos, cifra que les permitió facturar 307.357 euros por este concepto.

Una cifra muy parecida ingresaron el ejercicio posterior (2018-19), el último previo a la pandemia: 305.636 euros que representaron un 15% del total de los ingresos que están a parte de las cuotas de los socios.

La pandemia hizo caer esta cifra hasta los 100.622 euros (8% de los ingresos extra) el ejercicio 2019-20. De cara a este verano, la entidad calcula que estará entre un 10% y un 15% por debajo de la cifra registrada en 2019. “Ahora tenemos el 97% de la cifra prevista para este año: 554 inscritos”, señalan desde el club sabadellense, que celebra volver a estar en números muy parecidos a los anteriores a la pandemia.

ATENTOS A LOS BROTES

Aunque los clubes celebran la progresiva recuperación registrada por sus campus, las restricciones de aforo siguen presentes también en este tipo de actividades. En el Real Canoe de Madrid, por ejemplo, han limitado su capacidad semanal de los 200 a los 125 niños. Entre junio y julio ya tienen llenas las 625 plazas ofertadas, a las que habrá que añadir las que lleguen en agosto.

En la misma línea, desde otros centros recuerdan que la pandemia no ha finalizado. “Estamos atentos a cómo nos pueden afectar nuevas situaciones que se están produciendo como los contagios masivos de los más jóvenes”, alerta el director general del Club Natación Sant Andreu, en relación al brote masivo de Palma de Mallorca, que ha generado más de 2.000 contagios.

“Si las tonterías que hemos visto en los viajes de final de curso no vuelven a crear pánico, creo que este verano volveremos a la normalidad”, se suma el presidente del Club Natación Mataró, Joan Gros. En este club “la gente está respondiendo, tienen ganas de hacer actividades”. Esta entidad también registra cifras de inscritos a los casales de verano muy cercanas a las de 2019.

Los clubes saben que deben mantener las medidas de seguridad para que estos campus no peligren. El verano pasado, por ejemplo, el Real Club de Polo de Barcelona optó por cerrar sus campus de verano tras detectar tres casos de coronavirus entre empleados del club. Eso obligó a la entidad a devolver las cuotas de las semanas pendientes a 300 niños y niñas.


No hay comentarios

Añade el tuyo