MULTIDEPORTE

Preven descensos de sus presupuestos de la próxima liga de entre el 20 y el 40%

El ahogo económico lleva a los clubes de balonmano a pedir más ventajas fiscales para los patrocinadores

El Club de Granollers reconoce que “necesitamos más ayuda que nunca”

Club-balonmano-granollers-bis

Tras presupuestar a principios de año, un superávit cercano al millón de euros para este 2020, el Club Balonmano Granollers se encuentra ahora, tras los efectos del Covid19, con la previsión de registrar de nuevo pérdidas este año, después de haberlas registrado, por última vez, en el ejercicio de 2011.

(17-6-2020). Se calcula que los presupuestos de los equipos de la ASOBAL para la próxima temporada podrían vivir un descenso de entre un 20% y un 40%, de media. Por eso, los clubes de balonmano del país defienden una reformulación de la Ley de Mecenazgo actual en aras de que sus patrocinadores puedan beneficiarse de ayudas fiscales que les insten a continuar con sus esponsorizaciones.

Josep Pujadas, presidente del Club Balonmano Granollers, fue, en su día, jugador de la cantera de esta entidad fundada en 1944.

Los clubes de balonmano piden a las autoridades públicas que modifiquen la Ley de Mecenazgo (Ley 49/2002) que regula los patrocinios deportivos. Se trata de una reivindicación histórica que, en plena crisis por el COVID-19, cobra aún más sentido dada la reducción de ingresos que muchas entidades están empezando a sufrir por el freno económico causado por la pandemia.

Uno de los clubes españoles en los que el patrocinio representa un mayor porcentaje en su presupuesto es el Club Balonmano Granollers. Su presidente, Josep Pujadas, reconoce a CMDsport que el impacto económico derivado por la pandemia es “extraordinario”. “Nunca habíamos vivido una situación como esta. Y necesitamos como nunca ayuda. Es el momento para que la ley sea más homologable a la de otros países europeos y se den mayores ventajas fiscales a las empresas que tengan acuerdos de patrocinio y colaboración”.

El dirigente también anima a la administración a hacer alguna acción que ayude a reforzar el prestigio de las empresas que apoyen a entidades deportivas, sociales o culturales mediante patrocinios.

PÉRDIDAS POR PRIMERA VEZ DESDE 2011

A dos semanas para cerrar los números de este curso, el pesidente del Club Balonmano Granollers asume que cerrarán este ejercicio con pérdidas. Será la primera vez que esto suceda en el club desde 2011, cuando entró la actual junta directiva para salvar la entidad en pleno concurso de acreedores.

Desde entonces, los beneficios acumulados les servían para ir devolviendo parte de la deuda acumulada, que llegó a ser de 1,5 millones de euros.

A día de hoy, la entidad ya ha devuelto más de la mitad, 750.000 euros, gracias a un plan de viabilidad trazado por la actual junta. “Ahora tenemos que ser aún más cuidadosos con la situación económica, ya que este año no será posible devolver parte de deuda”, lamenta Pujadas.

El parón forzado de la actividad deportiva, que probablemente no se retomará antes de septiembre, ha tenido grandes afectaciones a nivel financiero. Sin sus equipos participando en la División de Honor masculina y femenina, sin público en sus pabellones y sin la posibilidad de celebrar tres eventos veraniegos que suponían un alivio para las cuentas del club (un torneo Minihandbol escolar; un torneo de másters y la Granollers Cup, que reúne a cerca de 5.000 jóvenes participantes), el club se ha quedado sin algunas importantes fuentes de ingresos.

Así, pese al ERTO aplicado a jugadores y trabajadores, la pandemia tendrá un impacto negativo en sus cuentas. El presupuesto para la temporada 2019-20 preveía un superávit cercano al millón de euros. Unas cifras que poco tendrán que ver con las que habrá el próximo 30 de junio.

UN IMPULSO A LA ESTRATEGIA DE PATROCINIOS

Desde la ASOBAL, la patronal de clubes de balonmano, se ha trasladado al CSD la petición de un plan de ayuda, relanzamiento y refuerzo a un deporte con presupuestos modestos que se podrían ver reducidos, de media, entre un 20% y un 40% la próxima temporada.

En el BM Granollers asumen que deberán trabajar el próximo curso con una importante reducción presupuestaria que, eso sí, se verá condicionada por la respuesta que reciban de las administraciones, los patrocinadores y los socios.

El presidente Pujadas asegura que precisamente los socios (la entidad cuenta con unos 1.600) han dado una respuesta “sobresaliente”, mostrando su compromiso con un club que apenas ha sufrido bajas.

El dirigente, sin embargo, hace una llamada para que “más personas se acerquen a los clubes como socios o espectadores y les ayuden a recuperarse”.

Más problemática es la gestión de los patrocinadores. Si bien desde la entidad vallesana celebran la “larga historia de relación con las empresas”, asumen que será muy difícil lograr mantener las cifras de patrocinio que tenían antes de la crisis. “Hay algo positivo: la mayor parte del patrocinio más significativo del club se ha mantenido. Pero hay otros acuerdos de colaboración más pequeños que se han resentido”, detalla Pujadas.

El pasado 1 de junio, la entidad anunció que daría un nuevo impulso a su estrategia de patrocinio creando una nueva área de trabajo en la junta directiva. Incorporaron a un profesional con trayectoria empresarial y anteriormente vinculado a la junta directiva de la entidad, Jordi Capdevila, para que asuma el liderazgo en este ámbito. Su reto esm segñun ha explicado Josep Pujadas, “identificar los activos que el club puede ofrecer a las empresas” para afianzar los acuerdos ya existentes y mejorar el retorno de las empresas.

Asimismo, tendrá el reto de buscar “otros activos” que ofrecer y que permitan al club lograr nuevos patrocinios.

75 ANIVERSARIO

Nacido en 1944, el BM Granollers iba a celebrar este año los actos del 75º aniversario de su fundación. El COVID-19, sin embargo, obligó a aplazar unos actos que la entidad intentará reprogramar para finales de año. “A lo largo de nuestra historia hemos vivido situaciones difíciles, y si hemos salido de ellas, también saldremos de esta”, defiende Pujadas, optimista pese al fuerte temporal que les toca afrontar.

Esta es la realidad que afrontan otros tantos modestos clubes deportivos que, pese a tener una larga tradición, se ven obligados a “ser imaginativos y creativos” para superar las dificultades que se les presentan. Esta vez, eso sí, necesitarán de una ayuda para evitar que algunos desaparezcan.


No hay comentarios

Añade el tuyo