MULTIDEPORTE

La AECNC cifra en un 35% la caída de ingresos debido a la pandemia

Los clubes de natación catalanes facturaron 100 millones menos en 2020

Pese a seguir abiertas, las restricciones de la tercera ola ahogan a las piscinas

aecnc-Hector-Cruz-2-bis

El genrete de la Associació Empresarial de Clubs de Natació de Catalunya, Hector Cruz, afirma que además de los recortes en consumos energéticos, habrá que revisar gastos en personal y en el resto de partidas, incluidas las secciones: “El deporte federado se verá afectado sí o sí”.

(19-12021). La Asociación Empresarial de Clubes de Natación de Cataluña (Aecnc) cifra en unos 100 millones de euros la disminución de ingresos registrada por los clubes deportivos con piscinas debido a la pandemia. Una caída cercana al 35% respecto al 2019 que las entidades deberán compensar en el próximo ejercicio.

Tras cerrar el 2019 con una facturación conjunta de entre 250 y 300 millones de euros, los 36 clubes que forman parte de la Aecnc sufrieron en 2020 una caída de más de un tercio de sus ingresos. Los distintos cierres y restricciones decretados provocaron en los clubes de la asociación un agujero cercano a los 100 millones de euros.

La afectación, a nivel de pérdida de socios, es muy dispar. Según la asociación, los clubes de pequeños pueblos o municipios en los que aglutinan la mayor parte de la oferta deportiva de ese territorio son los que han salido menos afectados. En el polo opuesto se encuentran las entidades que cohabitan en grandes ciudades con más competencia deportiva, y que han sufrido más la caída del número de abonados.

“NOS HAN DADO OXÍGENO CONTAMINADO”

La Generalitat de Cataluña permitió, el pasado 4 de enero, que los clubes deportivos con piscinas pudieran mantener estas instalaciones abiertas durante el cuarto cierre del sector, que empezó el 7 de enero y se alargará, al menos, hasta el 24 de enero.

Desde el inicio de estas últimas restricciones, y sólo entre semana, las piscinas pueden seguir abiertas con un 30% de su aforo habitual. Los clubes de natación catalanes, sin embargo, alertan que este escenario también supone un ahogo para ellos. “Esta restricción afecta muchísimo a los clubes”, asegura Cruz. El cierre impide a estas entidades ofrecer otros servicios paralelos a las piscinas que tenían un gran seguimiento.

“Nos han dado un poco de oxígeno, pero contaminado. Nuestros socios no sólo utilizan las piscinas, también las salas de fitness, clases dirigidas y demás espacios indoor. No es tan beneficioso como podríamos esperar”, reconoce el gerente de la Aecnc, que recuerda el alto coste de mantenimiento que suponen las piscinas.

UN 2021 DE REEQUILIBRIOS

El reto económico para los clubes de cara a este 2021 será dar continuidad a muchos de los ajustes realizados en 2020 y encontrar nuevas fórmulas para adaptar los presupuestos a las caídas de ingresos. “Los gestores tenemos que utilizar todas las palancas que tenemos para ajustar las cuentas de explotación”, aporta el gerente de Aecnc. Además de los recortes en consumos energéticos, da por hecho que habrá que revisar gastos en personal y en el resto de partidas, incluidas las secciones: “El deporte federado se verá afectado sí o sí”.

Las entidades, además, se encuentran con la dificultad de no poder trazar hojas de ruta con unas mínimas certezas. “No sé cuántas versiones de presupuestos del 2021 hemos hecho ya, porque cada vez que anticipamos un escenario, se van alargando o empeorando las medidas. La situación actual no es nada agradable”, confiesa Cruz.

SACAN EQUIPAMIENTOS AL EXTERIOR

Para tratar de compensar el cierre de espacios interiores, los clubes de natación catalanes están optando por sacar el máximo de actividades y equipamientos a sus espacios exteriores. Las instalaciones al aire libre pueden permanecer abiertas al público durante este cierre sectorial con el 50% de su aforo habitual.

Con esta iniciativa, los clubes de natación esperan poder evitar una devolución masiva de cuotas. “Estamos intentando que el servicio que ofrecemos los clubes sea lo más amplio posible dentro de las limitaciones que tenemos. Eso nos permitirá justificar las cuotas pagadas del mes de enero, aunque no en todos los casos se podrá equilibrar”, reconoce el gerente de Aecnc.

Desde la asociación asumen que algunos clubes tendrán que buscar fórmulas para compensar las cuotas en aquellos casos en los que el servicio que se ofrezca a los abonados no pueda ser del 100% o cercano a su totalidad.

EL DEPORTE FEDERADO, EN EL AIRE

Otra de las grandes preocupaciones de los clubes de natación es saber cuándo se podrán retomar las competiciones no profesionales, que llevan suspendidas desde el pasado 13 de febrero. “No damos la temporada por perdida porque tenemos a todos los equipos de base entrenando, aunque no en las condiciones que nos gustaría hacerlo”, reconoce Cruz.

Desde Aecnc admiten que es probable que no se puedan alcanzar los retos deportivos marcados a principio de temporada. Eso sí, al menos ven factible que muchas de las competiciones que se han visto aplazadas por la pandemia se puedan recolocar en el que se prevé un verano condensado. “Si el Covid-19 empieza a remitir sobre Semana Santa, podría quedarnos un buen segundo trimestre para poder desarrollar competiciones”, añade.


No hay comentarios

Añade el tuyo