MULTIDEPORTE

El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas suspende las acciones judiciales

El Ministerio de Sanidad dicta que los fisioterapeutas sólo deberán actuar en casos de emergencia

gustavo paseiro, presidente del consejo general de colegios de fisioterapeutas de españa

Gustavo Paseiro, presidente del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España. (FOTO: La Voz de Galicia)

(4-4-2020). El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España ha decidido suspender el inicio de sus acciones judiciales contra el Ministerio de Sanidad, tras haber recibido respuesta del mismo señalando que los servicios de esta especialidad sólo deberán estar abiertos para casos de “urgencia imprescindibles e inexcusables”.

El pasado 30 de marzo, el Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España lanzó un ultimátum de 48 horas al Ministerio de Sanidad instándole a que decretase el cierre de los centros privados de esta especialidad o que se comprometiera oficialmente a dotar de equipamientos de protección individual (EPIs) a los profesionales que realizan estos servicios sanitarios. El ultimátum al Ministerio concluía que “si no obtuviéramos una respuesta satisfactoria en el plazo de cuarenta y ocho horas, nos veríamos abocados a defender los intereses de 60.000 colegiados por otras vías”.

En principio, ante la falta de respuesta registrada a la conclusión del periodo establecido, el Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España inició los trámites para recurrir a los tribunales para que éstos emitieran un dictamen jurídico que propiciase que el Ministerio de Sanidad a pronunciarse al respecto.

RESPUESTA DEL MINISTERIO

Sin embargo, finalmente llegó la respuesta desde la Dirección General de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, a través de su máximo responsable, Rodrigo Gutiérrez Fernández, contestando al presidente del citado Consejo General, Gustavo Paseiro Ares. En su misiva, Rodrigo Gutiérrez, tras una serie de considerandos de tipo legal, concluye admitiendo la suspensión y el cierre de los servicios de fisioterapia a excepción de las urgencias imprescindibles e inexcusables.

En la carta del director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Rodrigo Gutiérrez expone que “a efectos de interpretación del artículo 10 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, se entienden por establecimientos médicos (establecimientos sanitarios en la redacción actual dada por el Real Decreto 465/2020) a aquellos en los que se requiere la prestación, por parte de los profesionales sanitarios, de la asistencia necesaria para resolver problemas de salud que puedan tener una evolución desfavorable si se demora el tratamiento”.

Rodrigo Gutiérrez señala, en su respuesta al presidente del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España, que “se podría concluir que las clínicas de fisioterapia son servicios esenciales, si bien la apertura al público únicamente sería obligatoria en aquellos casos en que la asistencia sanitaria que presten sea necesaria para resolver aquellos problemas de salud que pudieran tener una evolución desfavorable si se demorase el tratamiento. En otro caso, se debería suspender la apertura al público”.

El director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad concluye exponiendo que “entendemos que la solicitud de cierre de centros y consultas de fisioterapia, restringiendo la actividad a las urgencias imprescindibles e inexcusables, está contemplada en la normativa vigente”.

OTROS COLEGIOS PROFESIONALES

La respuesta del Ministerio de Sanidad ha requerido de numerosos escritos por parte del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España, así como del referido ultimátum que dicho consejo remitió el pasado 30 de marzo al citado organismo.

El director general de Ordenación Profesional deja entrever al inicio de su respuesta, asimismo, que las peticiones de cierre de servicios o de dotación de equipamientos de protección individual (EPIs) de los fisioterapeutas, también habrían sido manifestadas en reiteradas ocasiones, tras el estallido de la crisis sanitaria del coronavirus, por otros colegios oficiales del país como el de optometristas, podólogos, terapeutas ocupacionales, y el de dietistas y nutricionistas.

SITUACIÓN INSOSTENIBLE

El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España consideraba en su carta del ‘ultimátum’ que “si seguimos atendiendo a nuestros pacientes sin EPIs incurrimos en posibles infracciones de distinta índole”. Y es que, antes de la respuesta dada por el Ministerio de Sanidad,  la situación propiciaba que los centros de fisioterapia privados tenían que continuar abiertos e informando a los pacientes de que estaban a su disposición pero que no podían atenderles “por no cumplir las medidas de seguridad que hagan viable un tratamiento sin contagios”.

Desde el citado consejo calificaban esta situación de insostenible”, precisando a través de su carta, que la misma “es tan insostenible que, cuando acabe esta pandémica crisis, el sector de la fisioterapia quedará diezmado y nuestros enfermos serán atendidos, pero no por fisioterapeutas, sino por terapeutas intrusos, que como no son establecimientos sanitarios, sí han podido cerrar, acceder a las ayudas gubernamentales y sobrevivir a esta crisis”.


No hay comentarios

Añade el tuyo