MULTIDEPORTE

Cerró el 2017 con un 54% menos de beneficio neto y un 6% más de ventas

Nike ve desplomarse su beneficio por la reforma fiscal de Trump y sus inversiones digitales

La moda y las tiendas propias ganan peso en su facturación

nike

La facturación en las tiendas propias y en el canal moda impulsan el crecimiento de Nike en 2017.

(29-6-2018). La rentabilidad de Nike cae un 54% debido a la reforma fiscal de Trump y el proceso de digitalización de la marca. La firma americana registra un 6% más de ventas, aupada por el crecimiento en la facturación de las tiendas propias y las ventas de moda.

Nike ha terminado el ejercicio fiscal 2017 el pasado 31 de mayo con un crecimiento en las ventas pero con una pérdida de la rentabilidad. La firma americana aumentó un 6% su facturación, igualando el ritmo de crecimiento de 2016, pero su beneficio neto se desplomó un 54% debido a la reforma fiscal de Donald Trump y la inversión en la transformación digital de la empresa.

El gigante estadounidense del deporte obtuvo 31.464 millones de euros de sus ventas globales. En cambio, el resultado neto se situó en 1.671 millones de euros, frente a los frente a los 3.665,3 millones de euros del año anterior.

LASTRADOS POR TRUMP

La reforma fiscal de Trump, que obliga a las empresas estadounidense a tributar parte de los beneficios obtenidos por sus filiales extranjeras, supuso que Nike perdiera 2.067,8 millones de euros durante el pasado ejercicio.

Los tipos de cambio del dólar estadounidense también afectaron a las cuentas de la enseña del ‘swoosh’, que vio su margen bruto caer hasta el 43,8%, frente al 44,6% de 2016. El resultado bruto de explotación se redujo un 11%, hasta los 3.738,8 millones de euros.

LA DIGITALIZACIÓN DE NIKE

La firma norteamericana se encuentra inmersa en un proceso de digitalización que le ha llevado a adquirir varias empresas tecnológicas y de análisis de datos como Zodiac o Invertex.

Estas inversiones también han afectado a la cuenta de resultados de Nike, pero su presidente y consejero delegado Mark Parker considera que “este año ha sentado las bases para la próxima ola de crecimiento a largo plazo y rentabilidad de Nike”.

EL CALZADO, MOTOR DE VENTAS

El calzado se consolida como el motor de las ventas de Nike, con unos ingresos de 19.250 millones de euros en 2017, un 5,6% más. Sin embargo, el crecimiento de las ventas de moda fue mayor, del 11,2%, hasta los 9.278 millones, y el equipamiento se encogió un 2% (1.206 millones de euros).

En cuanto a la distribución, las tiendas propias lideraron el crecimiento de la facturación, con un aumento del 14,8%, hasta los 9.014,6 millones de euros. Sin embargo, el multimarca se mantiene como el canal principal del negocio, con unas ventas totales de 20.720,4 millones de euros, un 3,9% más.


No hay comentarios

Añade el tuyo