MULTIDEPORTE

El beneficio neto de la multinacional se dispara un 126%

Nike registra su récord anual de ingresos con 37.322 millones de euros

Las ventas directas al consumidor ya supone un 36,8% del negocio total

nike resultados

Nike ha más que duplicado sus beneficios respecto al año fiscal 2019-2020, en un contexto de dificultades para las tiendas físicas por la pandemia.

(25-6-2021). Ni la pandemia puede con la fortaleza de Nike. La multinacional cerró su último ejercicio fiscal, el pasado 31 de mayo, con una facturación récord de 44.538 millones de dólares (37.322 millones de euros), lo que supone un incremento del 19% respecto al año anterior. La cifra es también superior a la registrada en 2019, en un contexto de prepandemia.

El último trimestre fiscal permitió a Nike consolidar su buena marcha, con un crecimiento del 96% en relación al mismo período de 2020, hasta alcanzar los 12.300 millones de dólares (10.300 millones de euros). En el global del año, la cifra de negocio ha sido récord, lo que reafirma la estrategia de segmentación del retail y apuesta por el Direct to Consumer de la marca del ‘swoosh’, así como el ajuste de su estructura operativa que en España supuso el cierre de su filial.

De hecho, los beneficios en el año fiscal 2020-21 se dispararon un 126% hasta los 5.727 millones de dólares (4.800 millones de euros). Las ganancias fueron superiores en más de mil millones a las obtenidas en 2019. Y eso a pesar de que Nike recortó un 13% su gasto para la creación de demanda, hasta los 3.100 millones de dólares (2.600 millones de euros).

El ajuste de inversión se debe, en gran parte, a la cancelación de eventos deportivos por la pandemia y a la apuesta decidida de la compañía por la activación de campañas digitales que con un menor coste suponen una mayor eficacia en las ventas.

Fortaleza del online y del DTC

El negocio digital de Nike creció un 41% respecto a 2020 y un 149% en relación a 2019. Además, la facturación del Direct to Consumer (DTC) aumentó un 32%, tanto en las tiendas físicas como en las online, y ya copa el 36,8% de la facturación total. Incluso el retail físico, en un contexto de cierres generalizados, se comportó positivamente para la compañía norteamericana, con un leve incremento del 4%.

Por líneas de producto, el calzado aporta el 63% de la facturación de Nike, hasta los 28.021 millones de dólares (23.481 millones de euros), con un aumento interanual del 20%. Por su parte, el textil, con un +17% interanual, supuso 12.865 millones de dólares (10.781 millones de euros). Su aportación al global del volumen de negocio es de un 28,8%.

Por territorios, Estados Unidos sigue siendo el principal mercado de Nike, con aumento interanual del 19%, hasta los 17.179 millones de dólares (14.396 millones de euros). Europa, Oriente Medio y África (EMEA) crecieron un 23%, hasta los 11.456 millones de dólares (9.600 millones de euros).

Sin embargo, el crecimiento más significativo para Nike se produjo en China, con un +24%. El país asiático ya concentra el 18,6% del volumen de negocio de la multinacional, con 8.290 millones de dólares (6.947 millones de euros).

Converse

Los ingresos de Converse también crecieron en el último año fiscal un 16%, hasta alcanzar los 2.200 millones de dólares (1.840 millones de euros).


No hay comentarios

Añade el tuyo