MULTIDEPORTE

Según el presidente de Retailcat, Joan Carles Calbet

El retail catalán augura un desplome de las ventas a causa de las nuevas restricciones

Reclaman medidas efectivas para rebajar los alquileres

Retailcat-presidente-joan-carles-calbet-bis

SUSPENSIÓN DE LAS COMPETICIONES NO PROFESIONALES. El presidente de Retailcat, Joan Carles Calbet sostiene que el cese de las competiciones deportivas no profesionales y del deporte-base suponen un nuevo obstáculo para las tiendas de deporte.

(16-10-2020). El presidente de la Unión de Entidades de Retail de Catalunya (Retailcat), Joan Carles Calbet, prevé un desplome de las ventas físicas en las próximas semanas ante las restricciones impuestas por la Generalitat de Catalunya. La entidad reclama a los gobiernos español y catalán que implanten medidas efectivas para rebajar los alquileres y bonificar los impuestos.

“Si los bares y restaurantes no están abiertos, la gente saldrá menos a la calle, por lo que habrá menos flujo de gente en las tiendas y un descenso de las ventas”. Son palabras del presidente de Retailcat, Joan Carles Calbet, quién asegura que “en aquellas ciudades que sufrieron las restricciones más duras en verano, como Lleida, el consumo se desplomó”.

En el caso del retail deportivo, desde la entidad subrayan que algunas familias de producto están funcionando bien a pesar de la pandemia pero “la suspensión de las competiciones deportivas no profesionales y de base supone un nuevo contratiempo para las tiendas de deporte”.

4.800 tiendas menos en un año

Según datos de la Cámara de Comercio de Barcelona, a los que hace alusión Calbet, en la capital catalana se han perdido 4.800 tiendas entre el 31 de agosto de 2019 y la misma fecha de 2020, sin incluir a los bares y restaurantes, que habrían sufrido un descenso de 2.600 establecimientos.

“Antes las nuevas restricciones, el panorama para el retail es negro, uno de cada cinco bares y restaurantes puede cerrar las próximas semanas y el resto de tiendas va a sufrir para mantener tránsito y ventas”, ha indicado Calbet.

Alquileres e impuestos

Desde Retailcat reclaman un paquete de ayudas a las administraciones española y catalana, que vayan más allá de los créditos ICO concedidos en marzo y abril, así como las moratorias para pagar el alquiler o las rebajas de impuestos.

En materia de alquileres, Calbet reclama que si el negocio queda cerrado durante unas semanas por motivos de fuerza mayor, “el alquiler quede en suspenso por ley, tal y como se ha aprobado en Andorra”. Además, sostiene que para aquellos comercios con una reducción de aforo y que vean disminuida su facturación, se puedan aplicar rebajas proporcionalmente.

El máximo responsable de Retailcat explica que hasta ahora, la mayoría de arrendatarios han negociado moratorias o rebajas con sus arrendadores, si bien “nos hemos encontrado con muchas dificultades para negociar en el caso de las tiendas situadas en grandes centros comerciales”. De ahí la importancia, subraya, de impulsar medidas de obligado cumplimiento, más allá de la cláusula que el gobierno catalán quiere incluir en su código civil para que el arrendatario se vea obligado a negociar en caso de un situación de descenso brusco de las ventas.

Por lo que respecta a los impuestos, Calbet subraya que las bonificaciones actuales no son efectivas para la mayoría de las empresas, “por las condiciones para acogerse”, y que se debería avanzar mucho más en esta cuestión.

Ayudas a fondo perdido

Desde Retailcat no discuten la idoneidad de las medidas adoptadas por la Generalitat desde un punto de vista sanitario, pero si insisten en la necesidad de aprobar medidas inmediatas de apoyo económico que sean a fondo perdido. “En caso contrario, muchas empresas lo pasarán muy mal”, concluye.


No hay comentarios

Añade el tuyo