MULTIDEPORTE

Tener el periodo hace que las mujeres sean incluidas en menos estudios científicos

mujer-deporte

(4-10-2016). Que existe una considerable diferencia entre la representación masculina y femenina en la mayoría de deportes es algo innegable. Lo que no se tenía tan constatado es que la mujer esté infrarrepresentada en los estudios científicos ligados al ejercicio físico.

La investigadora Georgie Bruinvels de la University College London ha liderado un estudio que determina que existe discriminación femenina en la elaboración de estudios científicos sobre ejercicio físico, tal y como recoge en su versión digital La Vanguardia.

Para la realización del estudio, publicado en la revista British Journal of Sports Medicine, la investigadora tuvo en cuenta 1.382 estudios científicos sobre deporte y ejercicio físico publicados entre 2011 y 2013. La mujer solo aparecía en el 39% de ellos.

Entre las causas que explican esta discriminación, Bruinvels apunta al ciclo menstrual, asegurando que “la complexidad ligada al período se considera un obstáculo para la inclusión de la mujer en ensayos clínicos”.

Tal es así que la mayoría de estudios “tan solo incluyen hombres”. “Las mujeres están consideradas más variables psicológicamente, de modo que analizar a los hombres permite obtener unos resultados más significativos, con menos participantes y más económicos”, valora la autora de la investigación.

La principal consecuencia de esta práctica es que se suele extrapolar a la mujer resultados obtenidos a partir del estudio exclusivo de hombres. Lo que conlleva riesgos como la toma de decisiones (o distribución de ciertos medicamentos) que no sean buenos para el colectivo femenino, aunque sí para el masculino, por sus diferencias fisiológicas.

Este estudio no sólo pone de manifiesto el menor interés por estudiar las lesiones en mujeres, sino que además evidencia que no tiene porqué ser cierta la afirmación estereotipada de que los hombres son más deportistas que las mujeres.

Se da que en muchos estudios las conclusiones obvian a la mujer pero, y cada vez más, existen otros estudios que intentan compensar esta desviación (ya sea por intereses políticos o económicos en forma de subvenciones) sobredimensionando a la mujer. En ambos casos, la muestra no puede ser considerada real.


No hay comentarios

Añade el tuyo