Crotton puso el turbo en 2022 para alcanzar una facturación récord

La empresa de la marca Turbo consiguió el pasado 2022 concluir el ejercicio con beneficios netos por segundo año consecutivo.

Crotton, que fabrica y comercializa la conocida marca especialmente reconocida en el mundo de la natación y otros deportes de piscina, Turbo encadenó el pasado 2022 su segundo año consecutivo de remontada de su facturación. La firma giró, según consta en el registro mercantil, por valor de 9,13 millones de euros, una cifra que supuso incrementar en un 38,86% los 6,58 millones facturados en 2021.

Esos 9,13 millones de euros facturados el pasado 2022 supusieron, asimismo, un nuevo máximo histórico para la compañía, al menos desde el año 2017. Aquel año fue en el que, hasta 2022, Crotton había registrado una mayor cifra de ingresos (8,32 millones de euros). Como en la gran mayoría de firmas del sector deportivo, el año en el que la empresa registró su cifra de ventas más discreta fue en el pandémico 2020 cuando ésta se situó en 5,91 millones de euros.

Las cifras que figuran en el gráfico superior son en euros y no incluyen IVA. FUENTE: Elaboración propia de CMDsport a partir de información extraída del registro mercantil.

BENEFICIOS NETOS

Pese a las notorias cifras de ventas registradas en los años 2017 y 2018, Crotton concluyó aquellos ejercicios con números rojos, según consta en el registro mercantil. Fue en el año 2019 cuando culminó la anualidad con beneficios netos, pero al año siguiente, en 2020, volvió a cerrar el ejercicio con pérdidas.

Pese a ello, tanto en 2021, como en 2022, consiguió concluir el año con beneficios netos. Los de 2022 ascendieron a 7.988 euros, una cifra inferior en un 47% a los que registró en 2021.

 

Redacción: