MULTIDEPORTE

La entidad celebra este 2021 su medio siglo de singladura

Una licitación en suspenso pone en jaque al Club Natació Sant Andreu

Pendientes de la renovación de la concesión municipal del CEM Sant Andreu

Club-Natació-Sant-Andreu-gerent-Juan-Diego-Martínez-bis

Juan Diego Martínez, gerente del gerente del Club Natació Sant Andreu, pide al Ayuntamiento de Barcelona protección para que los clubes sin ánimo de lucro que fomentan la promoción del deporte de base puedan seguir desarrollando su actividad formativa sin tener que temer la pérdida de los centros concesionales donde operan.

(11-5-2021). El Club Natació Sant Andreu afronta con incertidumbre su futuro a medio y largo plazo. La entidad barcelonesa ha resistido bien el golpe causado por la pandemia, pero teme perder una de las dos instalaciones que gestiona.

Una licitación municipal mantiene en vilo al Club Natació Sant Andreu, que este 2021 cumple 50 años de vida pendiente de resolver el futuro de una de las dos instalaciones que aún mantiene, el CEM Sant Andreu – La Sagrera. Hace cuatro años, en 2017, el club perdió la gestión del CEM Trinitat Vella, que pasó a ser gestionado por Asme. Ahora, además del CEM, gestiona el complejo deportivo Fabra, centro privado multiusos de 24.000 metros cuadrados.

La entidad está a la espera de que el Ayuntamiento de Barcelona, a través del Institut Barcelona Esports (IBE), publique las bases que concreten las condiciones que deberá tener el nuevo espacio, ya que la intención es derribar en 2022 una o incluso las dos instalaciones que conforman el complejo, y que están separados por 400 metros. La reforma forma parte de un amplio proyecto urbanístico que incluye una línea de metro, y se espera que esté lista en 2024.

TEMOR A UNA ‘REPETICIÓN DE LA JUGADA’

La concesión de esta instalación caducó el año pasado, pero la pandemia ha permitido al CN Sant Andreu prorrogar un año más su estancia allí. Aún no se ha concretado cómo será ni quién gestionará los nuevos espacios. “Por desgracia aún hay muchas complejidades e incógnitas alrededor de este proyecto”, advierte el gerente del CN Sant Andreu, Juan Diego Martínez.

El directivo avisa que puede ocurrirles algo parecido a lo que le ha sucedido al Club Natació Atlètic Barceloneta, que era uno de los gestores del CEM Parc de la Ciutadella hasta que Deporocio les batió a ellos y a otras entidades en un concurso que se resolverá en los tribunales.

PROTECCIÓN MUNICIPAL

Martínez pide al Ayuntamiento de Barcelona protección para que los clubes sin ánimo de lucro que fomentan la promoción del deporte de base puedan seguir desarrollando su actividad formativa sin tener que temer perder los centros concesionales donde operan. “Es un riesgo, porque pueden venir empresas que tienen en su objetivo las concesiones administrativas con ofertas económicas muy potentes que estarán por encima”, alerta.

“Ponemos en cuestión el modelo que plantea el IBE, el cual lejos de proteger a los que fomentamos el deporte de base y de élite, prima más los criterios económicos. Si los clubes perdemos espacio, habrá menos niños en las secciones deportivas. Y eso, a la larga, puede conllevar la desaparición de clubes. Si eso ocurre, no sé quién hará esa función”, advierte.

Martínez recuerda que el C¡lub Natació Sant Andreu es el único club español que cuenta con cuatro nadadores clasificados para los Juegos Olímpicos de Tokio. Tras ello,  el directivo avisa que  “si no tenemos instalaciones, será imposible que nuestros deportistas logren estos hitos”.

RECUPERACIÓN TOTAL EN 2023

Antes de la pandemia, el Club Natació Sant Andreu daba servicio a 8.000 socios y 3.200 abonados. Desde el final del cuarto cierre sectorial vivido en Cataluña, en febrero pasado, el club ha empezado a recuperar progresivamente parte de la masa social perdida y ya dispone de 7.900 socios y 2.150 abonados.

La entidad celebra el sentido de pertenencia de sus socios, ya que apenas un centenar se dieron de baja. El reto, admite su gerente, es recuperar el 30% de abonados perdidos durante el último año. Según el directivo del Club Natació Sant Andreu, será difícil recuperar la totalidad de su masa social “antes del 2023”.

La entidad prevé recuperar un tercio de lo perdido, el equivalente a unos 300 abonados, de aquí a final de año.

CAÍDA DE INGRESOS

A nivel económico, la pandemia les ha provocado una caída cercana al millón de euros. Ingresaron poco más de 6 millones en 2019 y, posteriormente, en 2020, facturaron 5 millones, lo que supuso un retroceso del 16%.

El club decidió el año pasado cambiar el ejercicio al año por temporada deportiva. De esta manera, el próximo 31 de agosto cerrará el ejercicio iniciado el 1 de septiembre de 2020. Para este ejercicio, el club prevé unos ingresos de unos 5,5M€.

La junta directiva del club, que fue reelegida el pasado septiembre y se mantendrá al frente de la entidad hasta 2026, está ultimando un plan estratégico a seis años que tiene distintos ejes: desde la gestión del nuevo CEM Sant Andreu – La Sagrera, al impulso de la recién creada fundación del club, que se propone apoyar a los nadadores de la entidad a nivel de estudios y económicamente, pasando por el fomento de la cantera y el deporte femenino, entre otras cuestiones.

Situación financiera del CN Sant Andreu al cierre de cada año natural. Las cifras son en millones de euros. La cifra del ejercicio 2020-2021 corresponde a una estimación de la entidad. FUENTE: Datos obtenidos a partir de las cuentas anuales publicadas por el club.


No hay comentarios

Añade el tuyo