MULTIDEPORTE

Según el preparador físico Albert Cabezas

Beneficios de saltar a la comba

Es uno de los ejercicios más completos que existe

Saltar a la comba

Saltar a la comba puede reportar múltiples beneficios a la forma física

(25-3-2020). Saltar a la comba es uno de los ejercicios más completos que existen por lo que debería estar incluido en cualquier entrenamiento que se precie. El preparador físico Albert Cabezas nos muestra el decálogo de los beneficios que puede reportar saltar a la cuerda.

Saltar a la comba es un ejercicio que la mayoría de nosotros y nosotras ha llevado a cabo en el colegio. Sin embargo, dicha actividad, que puede parecer incluso pueril, se trata de uno de los ejercicios más completos que debería incluir todo entrenamiento que se precie para ganar fuerza, entre otros muchos beneficios. Gracias a los conocimientos del entrenador personal y preparador físico Albert Cabezas, hemos elaborado un decálogo de los 10 beneficios que os puede reportar saltar a la cuerda.

Los más cinéfilos seguro que recuerdan la imagen de Sylvester Stallone saltando a la comba, con energía y velocidad, en la película ‘Rocky’ para enfrentarse al temible campeón Apollo Creed. La película se estrenó en nuestro país en 1977. Por aquel entonces, la preparación que siguió Rocky para ganar el combate de su vida podía parecer incluso sencilla y anacrónica.

No obstante, muchas teorías del entrenamiento han aplaudido –y siguen aplaudiendo- cuatro décadas después “cuánto puede ayudarnos este simple ejercicio para estar en forma”, manifiesta Cabezas. El entrenador personal destaca los 10 provechos más destacados que puede aportarnos.

Perder peso. Saltar a la comba es una forma fácil, sencilla y rápida de quemar calorías. Sin ir más lejos, se pueden llegar a quemar más de 300 calorías por 30 minutos de ejercicio (a alta intensidad, 130 calorías/10 minutos). Eso sí, para ello debemos implementar el ejercicio de forma continuada.

Corazón más sano. Se trata de una actividad eminentemente de cardio, por lo que nuestro corazón nos lo va a agradecer. De esta forma, podremos tener una mejor capacidad cardiovascular. Algunos expertos, cada vez más, lo recomiendan como un ejercicio aeróbico estupendo para prevenir enfermedades de nuestro corazón.

Ejercicio completo. Es un ejercicio muy completo. Movemos los brazos, trabajamos la zona del core y, lógicamente, nuestras extremidades inferiores. Además, no sólo trabajamos nuestro cuerpo, sino que lo fortalecemos con músculos, tendones y fibras más fuertes. Por lo tanto, también prevendremos lesiones.

Correr es un ejercicio aeróbico por excelencia. Durante estos meses de invierno, en los que la meteorología puede no acompañarnos durante algunos días, quedarse en casa y saltar a la cuerda puede ser una gran alternativa. Y es que dicha actividad, con el paso del tiempo, mejorará nuestro condicionamiento aeróbico.

Ganaremos rapidez. Este trabajo específico que incluye nuestras piernas nos permitirá mejorar nuestra zancada y ser más rápidos. Por lo tanto, todo ello nos permitirá, además, mejorar nuestra economía de carrera y poder ser más rápidos y durante más tiempo.

Incremento de la resistencia muscular. Saltar a la comba es un ejercicio continuo. Y, por lo tanto, tendrá un efecto positivo sobre nuestra resistencia. Ésta mejorará de forma remarcable a medio y largo plazo. Al mejorar nuestra capacidad aeróbica, podremos retrasar la llegada de la fatiga.

Más potencia. Hemos visto y destacado las mejoras a nivel de rapidez, resistencia y fuerza muscular. Pero es que incluso hay más. Los pequeños y rápidos saltos que podamos hacer con el cordel serán de gran ayuda para después tener una zancada mejor, mejorando potencia y velocidad.

Mejora nuestra concentración. Llegará un momento en el que podamos saltar a la cuerda de forma automática. No obstante, siempre debemos tener un punto de tensión y concentración. Se trata de una técnica específica que siempre requiere atención. También permite liberar endorfinas y estrés.

Fácil de implementar. Uno de los secretos del running es su simplicidad. Necesitamos muy pocos elementos –y muchas ganas, eso sí- para llevarlo a cabo. Lo mismo ocurre en este caso. Podemos hacerlo en cualquier parte, ya sea en casa o en un parque, ya que la cuerda es un elemento sencillo de guardar y transportar.

Diversidad. Correr cada día o 4-5 veces a la semana, si no estamos motivados, puede llegar a ser una tarea ardua. En este sentido, saltar a la comba introduce variabilidad dentro de nuestro plan de entrenamiento y, al mismo tiempo, lo hace más divertido. “Es como si volviésemos a ser niños”, comenta Cabezas.

Información de contacto:

www.alcalotrainer.com

@alcalotrainer


No hay comentarios

Añade el tuyo