MULTIDEPORTE

¿Qué debemos tener en cuenta?

Deporte y covid persistente: ejercicios para recuperar la actividad

La idoneidad de contar con un seguro de salud

actividad-fisica-bis

A diferencia de otras enfermedades, virus, bacterias o problemas musculares, toda aquella persona que es deportista y se ha infectado del coronavirus desconoce cómo recuperar su forma física y cuándo estará en plenitud.

(8-6-2022). La práctica de actividades deportivas siempre es beneficiosa para el organismo. Hacer deporte es ganar en salud; ahorrarse unas visitas al médico de confianza. En función del nivel con el que se desarrolle esa especialidad deportiva pueden aparecer los temibles percances físicos.

El contar con un seguro de salud completo facilita el acceso a una serie de especialistas, así como a diferentes pruebas físicas y ejercicios de recuperación guiados por médicos, cuyos consejos ayudan a recuperarse de esas lesiones. Esta situación se ve agravada a consecuencia de la Covid, máxime cuando el virus se hace persistente en el organismo. Entonces, ¿cómo recuperamos esa forma física?

A diferencia de otras enfermedades, virus, bacterias o problemas musculares, toda aquella persona que es deportista y se ha infectado del coronavirus desconoce cómo recuperar su forma física y cuándo estará en plenitud. Los pacientes con Covid persistente deben completar una serie de pautas muy bien dirigidas para recuperar su actividad física sin que ello suponga un riesgo para su salud.

Aquellas personas que cuentan con un seguro médico tienen un acceso a una serie de recuperaciones programadas y dedicadas, circunstancia que no siempre puede alcanzarse de manera constante en la Seguridad Social, donde están las listas de espera que demoran esa recuperación. Aquellas personas que viven del deporte de una manera profesional, o casi profesional, suelen contratar este tipo de seguros médicos con los que cubrirse ante cualquier tipo de percance. Siempre están más expuestos a una lesión.

Atención al corazón y los pulmones

Después de haber padecido el coronavirus, el deportista debe realizarse un exhaustivo reconocimiento médico con el objeto de valorar qué daños ha dejado este virus en su organismo y detectar posibles trombos y problemas en el corazón. Obviamente, si tiene alguna secuela persistente también debe evaluarse la compatibilidad de esta afectación con la práctica activa del deporte. Si una persona no es deportista de alto nivel también debería realizarse un chequeo completo antes de disfrutar de su deporte favorito.

En segundo lugar, y dependiendo del grado de contagio experimentado, cualquier persona debe comenzar a realizar ejercicios suaves cuando, al menos, haya permanecido una semana completa sin síntomas del virus. Estos ejercicios suaves deben estar relacionados con la recuperación de la flexibilidad del organismo, y siempre estando supervisado por un doctor que ayudará en la realización de los diferentes ejercicios de fisioterapia que se recomiendan a cada persona. La rehabilitación no debe ser únicamente motora o muscular, sino también de los pulmones, órgano siempre afectado por el virus.

Mientras se realizan ejercicios físicos de manera suave, el doctor debe parametrizar el ritmo cardiaco, con el propósito de valorar la salud del corazón, así como si el paciente se cansa o no evoluciona de la manera correcta. Si todo sigue su ritmo, esos ejercicios suaves pasarán a ser moderados y, posteriormente, de intensidad alta. La recuperación nunca es uniforme a todas las personas y algunas deberán incluso dejar cualquier tipo de actividad y recuperarse de esas secuelas que les haya dejado el Covid. Lo importante en estos casos es mantener la paciencia y dejarse asesorar por los especialistas en la materia.


No hay comentarios

Añade el tuyo