La guerra entre Palestina e Israel amenaza la campaña navideña del retail en España

CAÍDA DEL OCIO. El presidente de la Asociación Española de Retail, Laureano Turienzo, asegura que "el ocio, que iba como un tiro, ha caído según los últimos datos de septiembre, mientras que restaurantes y hoteles se mantienen".

A la espera de cómo puedan evolucionar los acontecimientos, el presidente de la Asociación Española del Retail (AER), Laureano Turienzo, reconoce que teme una implicación de terceros países con una escalada a nivel mundial. En el ámbito del retail español, el experto alerta sobre un impacto negativo en la confianza del consumidor cara a la campaña de Navidad.

¿Qué podemos esperar?

El conflicto está en un proceso embrionario, todo está aún por suceder… Estamos a la expectativa. Se puede generar una gran cantidad de problemas económicos. De momento, con bastante seguridad es previsible un incremento del precio del barril de crudo, con todo lo que ello supone.

La clave está en cómo toman partido, y qué papel desempeñan, terceros países

La situación bélica es muy preocupante.

Todavía falta por ver las dimensiones de la respuesta de Israel. Si va más allá de un ataque selectivo, y se convierte en una invasión, puede ser un cataclismo. La clave también está en cómo toman partido, y qué papel van a desempeñar, terceros países como Irán, China, Jordania, Rusia, Estados Unidos… Es de esperar nuevas distorsiones geo-económicas.

Algunos sectores del retail contabilizan el 80% de sus ingresos anuales en la campaña de Navidad

¿Qué repercusiones puede tener en la economía española?

Para nosotros, el gran problema podría estar en Navidad. Gran parte del retail depende de esa época del año, algunos sectores llegan a contabilizar hasta el 80% de sus ventas anuales. Las repercusiones del conflicto en Israel pueden llegar a dañar la confianza del consumidor. El consumo puede verse frenado.

En todo caso, ¿cómo evoluciona este año el consumo en España?

Hay ciertos sectores que avanzan bastante bien… Por ejemplo, la venta de mobiliario para los hogares ha subido mucho. También vemos que moda, calzado y alimentación están en línea ascendente.

En cambio, el ocio, que iba como un tiro, ha caído según los últimos datos de septiembre, mientras que restaurantes y hoteles se mantienen.

Las liquidaciones de sobrestoks reportan dinero pero son contraproducentes a largo plazo

Pues, en el sector deportivo este año se padecen graves problemas de sobrestock y baja rentabilidad.

Es algo que también está sucediendo en el mundo la moda o la electrónica, hay muchas tiendas haciendo liquidaciones de stock a precio de coste para obtener liquidez. Eso ayuda a obtener flujo de dinero pero es contraproducente a largo plazo.

¿De qué manera?

Esas grandes ofertas condicionan toda tu futura política de precios. Estás educando al consumidor en unos precios imposibles de mantener. Luego, difícilmente, los consumidores van a querer volver comprar a precios normales. Además, si basas la compra en precio, al final te encuentras con que no tienes clientes, sino transeúntes.

¿Qué aconseja al detallista?

Es necesario dar a los consumidores algo más que precio. Por ejemplo, producto de calidad, una gran atención al cliente, un proceso de compra que sea un momento muy agradable en la tienda…

En global, el año 2023 podría cerrar con unos resultados decentes

Aún con tanta incertidumbre, ¿cuáles son sus previsiones para el cierre de 2023?

Hay algunos factores que muestran una evolución positiva. Por ejemplo, se ha frenado la subida de precios y vemos que el Euribor tiende a estabilizarse, aunque en ambos casos todavía son altos.

Si no produce un colapso por el conflicto en Israel, u otras hecatombes inesperadas, los próximos meses debería haber un nivel de consumo aceptable en España. El año 2023 en global podría cerrar con unos resultados decentes.

TONI CARPIO: