Quantcast

MULTIDEPORTE

Sostiene que "el retail offline sigue siendo el más valorado por los clientes"

Manuel Amat: “Las marcas deberían flexibilizar la entrega de pedidos a raíz del cambio climático”

"Esa falta de flexibilidad de las marcas puede tensar la tesorería de las tiendas"

Manuel Amat, “el primer tiéndologo del mundo”

El consultor Manuel Amat indica que la venta al por menor sigue “siendo el mejor canal de venta y el más valorado por los clientes en comparación con otros canales como el ecommerce.

(3-5-2024). Manuel Amat se presenta como “el primer tiéndologo del mundo”. Este asesor del retail aboga por una mayor flexibilidad en la entrega de pedidos por parte de los proveedoras para permitir a las tiendas adaptarse al cambio climático. De lo contrario, se genera tensión en la tesorería y en el stock de los establecimientos.

El asesor del retail Manuel Amat destaca que “sería beneficioso para el retail que las marcas flexibilizaran las campañas para permitir que las tiendas se adaptasen mejor al cambio climático”. Ante esa falta de flexibilidad, el experto añade que “se genera tensión en la tesorería y en el stock de los detallistas”.

Amat asegura que la venta offline sigue “siendo el mejor canal de venta y el más valorado por los consumidores, en comparación con otros canales como el online. Asimismo, señala que el retail físico tradicional cada vez está más vinculado al cuidado del planeta y a los valores de proximidad.

¿Cómo afecta el cambio climático al retail deportivo actualmente?

El cambio climático supone un desajuste total en las campañas tradicionales, y su impacto en el sector minorista es significativo, como lo es para cualquier otro sector. Las temperaturas oscilan mucho más, y las lluvias tienden a retrasarse. y ello repercute en la predisposición adquisitiva de los consumidores.

La continuidad del comercio radica en la capacidad para afrontar los cambios. Aunque los minoristas disponen de varias herramientas para sobrevivir, estas no generan efectos inmediatos. El cambio climático es inevitable y exige un esfuerzo de adaptación a corto plazo por parte de todos los eslabones involucrados.

Antes de que el cambio climático tuviera un impacto tan importante, las temperaturas se podían predecir en cualquier punto y temporada.

¿Las tiendas de deporte deberían reconsiderar el calendario de campañas actual por el cambio climático?

Como decía antes, las tiendas deben esforzarse en adaptarse al cambio climático, la clave para una adecuada adaptación radica en la de las marcas proveedoras. Cuando un detallista realiza pedidos a una marca, lo hace con las condiciones que aquellas les imponen. Hasta el momento, parece que muchas enseñas no han abordado este cambio de paradigma.

Las tiendas reciben un catálogo para realizar sus compras con una antelación de 6 u 8 meses por parte de las marcas, las cuales les pautan las fechas de entrega. Sería beneficioso que los proveedoress flexibilizaran las campañas para permitir que las tiendas se adaptasen mejor al cambio climático, ofreciendo horquillas temporales en la entrega de pedidos lo más amplias posible.

Si a una tienda deportiva le llegan los plumíferos la primera semana de septiembre no los va a vender. Sin la ayuda de las marcas, las tiendas pueden retrasar lo que quieran sus campañas, pero se generará un tapón de stock.

¿Qué consecuencias puede tener para las marcas esta situación?

Si los detallistas se encuentran con almacenes llenos de producto y la climatología no ayuda a realizar ventas, se genera tensión en sus stocks, posteriormente, en sus márgenes y, finalmente, en su tesorería.

¿Qué capacidad cree que tienen las marcas para poder adaptarse?

No resulta sencillo encontrar una solución, teniendo en cuenta que las marcas deben planificar sus muestrarios y presentar anticipadamente las colecciones a los detallistas según un calendario establecido. Sin embargo, parece que éstas apenas se esfuerzan en ser más flexibles, lo que ocasiona graves dificultades para los minoristas.

¿Qué opciones tienen las tiendas para adaptarse?

Los detallistas tienen la responsabilidad de adaptarse a estas circunstancias, valorando los cambios de temperatura significativos que puedan afectar a sus ventas. En función de esto, deberán reprogramar sus estrategias, acciones de márketing y escaparates.

¿Cómo evoluciona el consumidor en este escenario?

El consumidor ha cambiado su forma de comprar. Ya no planifica sus compras, sino que las hace por impulso. Generalmente, se observa en el consumidor una mayor  sensibilidad hacia el cambio climático, así como una mayor predisposición a premiar a aquellos establecimientos que toman medidas al respecto, como al eliminar el uso de plástico en las bolsas.

Por otro lado, es importante señalar que los consumidores, a menudo, entran en contradicción. Por un lado, valoran las medidas ecológicas, pero por otro, realizan compras impulsivas en línea, siendo esta una de las formas menos ecológicas de comprar.

¿El retail físico sigue predominando frente al online?

El comercio offline sigue siendo la versión más valorada. Además, existe una tendencia de desaceleración del comercio electrónico debido a una mayor conciencia ambiental. No hay mejor campaña para las tiendas que resaltar la importancia de realizar compras de proximidad para ser sostenibles.


No hay comentarios

Añade el tuyo