NIEVE

Según el director de la escuela de esquí La Molina

Las escuelas de esquí de La Cerdaña en la UCI

Reclaman ayudas económicas urgentes

La Molina

La Escuela de Esquí de La Molina suele contratar 45 profesores durante la campaña de Navidad.

(4-1-2021). Las escuelas de esquí de La Cerdaña, que suelen dar empleo directo a 900 personas durante el invierno en la comarca, se encuentra en la UVI tras el cierre perimetral de la comarca decretado por la Generalitat de Cataluña. El trabajo es prácticamente nulo, mientras que las ayudas económicas no llegan.

“Desde el pasado 13 de marzo no hemos facturado prácticamente nada. Me pregunto qué haría alguien que llevara 8 meses sin ingresar ni un euro”. El director de la escuela de esquí de La Molina, Edi Breitfuss, pone el grito en el cielo por la situación que les ha tocado vivir este año, agravada notablemente por el cierre perimetral de La Cerdaña decretado el pasado 22 de diciembre, a tres días de Navidad.

Breitfuss señala que “ya lo tenía todo preparado para arrancar la campaña, con 9 profesores en plantilla y otros 22 que se iban a incorporar a partir del 27 de diciembre”. Pero de un día para otro, tras el anuncio de la Generalitat, las reservas se esfumaron y actualmente de una plantilla habitual en Navidad de 45 profesores, tan sólo son dos los que tienen trabajo, según precisa el director de la escuela.

Los monitores de esquí de La Cerdaña entienden que se tengan que tomar medidas para bajar el número de contagios por Covid-19 pero reclaman que las restricciones deberían de ir acompañadas de un paquete de ayudas económicas para paliar las consecuencias.

Edi Breitfuss reclama un paquete urgente de ayudas económicas para las escuelas de esquí de La Cerdaña.

Invisibilizados y doblemente perjudicados

“Nos sentimos invisibilizados por parte del gobierno de Cataluña”, señala Breiftuss, quién dice sentirse, además, doblemente perjudicado. Como la estaciones de esquí están abiertas, las escuelas que dependen de ellas no se consideran como directamente afectadas por las medidas restrictivas y, por lo tanto, no pueden acceder a que el estado les pague el 100% de las cotizaciones si envía sus trabajadores al ERTE.

“La situación es paradójica. No nos cierran pero impiden que nuestros potenciales clientes puedan llegar hasta nosotros”, subraya el director de la escuela de esquí, quién asegura que la campaña de Navidad supone hasta un 60% de la facturación global del año. Se van a perder dos semanas clave, por lo que este invierno será nefasto para las escuelas de esquí.

Situación “ruinosa”

Edi Breitfuss concluye que la situación de las escuelas de esquí en La Cerdaña es “ruinosa” y sostiene que muchas no van a poder sobrevivir mucho más tiempo en el actual contexto. “La comarca no tiene más industria que La Molina y La Masella. Todo el mundo vive directa o indirectamente de las estaciones, por lo que el cierre perimetral tiene un gran impacto económico”, subraya.


No hay comentarios

Añade el tuyo