Quantcast

NIEVE

Según la Federación Cántabra de Deportes de Invierno

El cambio climático obliga al esquí cántabro a reinventarse para salvar 600 empleos

Las estaciones de la Cordillera Cantábrica representan un impacto económico de 9 millones de euros

marco garcia FCDI

El vicepresidente de la Federación Cántabra de Deportes de Invierno, Marcos García, no es partidario de crear una unión de estaciones en la Cordillera Cantábrica al estilo del Grupo Aramón.

(27-2-2024). Las seis estaciones de la Cordillera Cantábrica (Alto Campoo, Fuentes de Invierno, Leitariegos, Manzaneda, San Isidro y Valgrande Pajares) están obligadas a “reconvertirse” con el objetivo de mantener el empleo y la actividad económica de las zonas donde operan, defiende el vicepresidente de la Federación Cántabra de Deportes de Invierno, Marcos García.

“El futuro es incierto, pero con el cambio climático está nevando a 1.900 metros y las cotas más elevadas de las estaciones de la Cordillera Cantábrica se sitúan en torno a los 2.000 metros”, explica el vicepresidente la Federación Cántabra de Deportes de Invierno y director técnico de la escuela de esquí de Alto Campoo, Marcos García, a CMDSport. “Este hecho implica que tengan que reconvertirse y desestacionalizarse para que se pueda mantener la actividad económica donde se ubican”, admite.

Actualmente, las estaciones de esquí de la Cordillera Cantábrica tienen unos 600 empleados directos, sin tener contar los trabajadores de las escuelas de esquí, establecimiento de alquiler, clubes, tiendas, hostelería y restauración. 

Además, cabe recordar que según la Universidad de Cantabria, generan un impacto económico de 9 millones de euros, aunque el Gobierno cántabro cree que esta cifra se sitúa esta cifra en 16 millones de euros. 

INVERTIR EN DESESTACIONALIZAR

“Hay que desestacionalizar para que las estaciones sean rentables todo el año, no solo en invierno, por lo que las inversiones deben ir en esta línea”, sostiene García. “Cualquier estación puede invertir en cañones y remontes, lo que facilitará la explotación y mejorará la experiencia si hay nieve, pero si no nieva de manera natural no se puede fabricar por muchos cañones que se tengan”, argumenta. 

 “Como estaciones de invierno lo tienen difícil porque el cambio climático ha afectado a las instalaciones con menos cota de altura, de modo que nos tendremos que adaptar y aprovechar cuando nieve y hacerla durar”, sugiere. 

Por lo tanto, la única solución pasará “por explotar las estaciones el resto del año y adaptar el calendario de días de esquí a cuando haya nieve, sobre todo teniendo en cuenta que son instalaciones cercanas a zonas húmedas”. 

Por otro lado, García no es partidario de crear una unión de estaciones en la Cordillera Cantábrica al estilo del Grupo Aramón. “La Asociación de Estaciones de Montaña de la Cordillera Cantábrica existió hasta 2007, pero no tuvo sentido porque el pase común no se utilizaba”, opina. 

10 DÍAS DE ESQUÍ EN 2023-2024

Durante la presente campaña 2023-2024, las estaciones de esquí de la Cordillera Cantábrica solo han podido operar durante diez días y sin las condiciones óptimas. “Los cañones han trabajado, pero sin nieve natural es inviable abrir”, reitera García. 

“Aunque nieve a partir de hoy, no será posible salvar la temporada porque no operamos en Navidad ni en Carnaval”, reconoce el directivo, aunque recuerda que “este año es incierto porque la Semana Santa se celebra a finales de marzo, por lo que puede que la gente se anime a esquiar, pero todo dependerá de si hay nieve”. 


No hay comentarios

Añade el tuyo