NIEVE

EDICION IMPRESA Nº 302

El alquiler de material duro pierde pista por la crisis

El descenso generalizado del poder adquisitivo ha llegado a los servicios de alquiler de esquís y botas, con bajadas de hasta el 35% durante la última temporada blanca'2010-2011 en relación a la anterior.

Que el alquiler de material duro es una tendencia al alza en los últimos años no es nada nuevo. Esta evolución viene marcada por diversos factores, que van desde la ralentización del consumo a la mayor oferta de gamas medias y altas, ya no sólo dirigidas a los principiantes. Sin embargo, la temporada blanca 2010-2011, cuando quedan ya pocas semanas para que se termine y a pesar del mantenimiento de los precios, ha supuesto un frenazo a este comportamiento por un motivo muy claro: la crisis económica.

Los detallistas sostienen que el alquiler de material atraviesa sin duda una expansión en las pistas de esquí desde hace varios años, pero la recesión ha hecho descender la demanda de la misma manera que han bajado las ventas de material duro y textil o las propias visitas a las estaciones. También se muestran de acuerdo en que la mayoría de personas que alquilan lo hacen del equipo completo, si bienaumentan los alquileres de esquís por parte de aficionados que orientan a las botas su primera inversión en material. Juan Pedro Sancho, propietario de Grado Diez, tienda ubicada en la estación de Cerler explica que “la tendencia desde que abrimos el negocio en 2001 hasta el año pasado fue al alza, pero este año hemos registrado un bajón de en torno al 30-35% por la crisis. Damos además la opción de adquirir el material que se alquila. La evolución es claramente hacia el alquiler porque por un precio mínimo de alquiler, por 23,50 euros al día o 88 a la semana, puedes acceder a un equipo de PVP de 1.000 euros”, indica.

“Se sube menos a la nieve”
Gina Parera, propietaria de Slalom Sports, en Sabadell (Barcelona), también ha notado la influencia de la crisis. “Se alquila menos porque se sube menos a esquiar. La gasolina está muy cara, los forfaits también, y la gente se lo piensa más a la hora de hacer el desembolso. El tema está bastante apagado pero no porque haya un cambio de actitud del consumidor hacia la compra, sino más bien por la contención generalizada del gasto”.

Más información en cmd nº302/2ª quincena de marzxo de 2011


No hay comentarios

Añade el tuyo