NIEVE

El frío y las guerras de precios, claves de la campaña blanca'2010-2011

Una climatología adversa y la competencia desleal por parte de outlets con stocks de años anteriores son los aspectos más temidos por los especialistas. La recesión ha repercutido sobre las ventas, pero algunos apuntan que es más “por psicosis” que por la crisis en sí.

A estas alturas del año, a pocas semanas de que las estaciones abran las pistas, los detallistas de nieve tienen sus miras puestas en las previsiones meteorológicas. Después de dos temporadas de frío y nieve se muestran optimistas en este sentido, pero el tiempo invernal no es el único elemento para conseguir una campaña positiva: de nuevo la crisis y la competencia desleal se perfilan como los principales riesgos para el sector. Aun así, la pretemporada viene marcada por la ilusión y el optimismo de los detallistas.

Patrick Besson, propietario de Patrick Sport (Madrid), reconoce que las expectativas “no son malas del todo”. “Hay clientes que ya están nerviosos, ya se han pasado por la tienda a ver las novedades. Hay gente que ya tiene reservadas las vacaciones de Navidad e incluso ya hay estaciones que han colgado el cartel de completo en hoteles para algunas semanas. Esto era inverosímil hace unos años”. Además, añade que “hay una gran generación que hace unos años, como no tenía trabajo, se dedicó a tener niños. Estos niños ahora han crecido, quieren ir a esquiar y necesitan equiparse. Tal vez no pueden permitirse ir una semana completa, pero al menos sí que irán algún fin de semana”.

Consumidores impacientes
En la misma línea Ramón Altarriba, propietario de Deportes Altarriba (Valencia), indica que “por poco que acompañe el tiempo parece que será un buen año. Algunos clientes ya se han acercado a ver producto y si vendemos igual que el año pasado, me conformo”. Fernando Valderrama, dueño de Ski Market (Madrid), precisa que “la tercera semana de octubre es cuando se empieza a ver movimiento, aunque los más tempraneros ya han venido a curiosear por las tiendas”.

Por su parte, María España, gerente de Cuylàs Sport (con tiendas en Barcelona, Madrid y Baqueira) sostiene que el consumidor “ya tiene digerida la crisis, nuestras expectativas son igualar o incluso superar un poco el año pasado, la precampaña ha sido buena y ahora sólo necesitamos que haga frío”. También Ángel Pueyo, responsable de Intersport Ángel Pueyo (Panticosa), se muestra optimista: “Nuestras perspectivas son positivas porque el esquiador que antes solía desplazarse a los Alpes o a otras estaciones del extranjero, ahora, al disponer de menos presupuesto, se quedará en las estaciones españolas, lo que significa un incremento de turistas”.

Más información en cmd nº293/ 2ª quincena de octubre de 2010


No hay comentarios

Añade el tuyo