NIEVE

Entrevista al presidente de la Real Federación Española de Deportes de Invierno

May Peus: “La crisis de la pandemia no será tan dura para el esquí como la de 2008”

La federación se encuentra en una "óptima situación económica"

Captura de pantalla 2021-03-19 a las 11.10.25

El presidente de la RFEDI, May Peus, no cree que la viabilidad de los clubes de deportes de invierno esté comprometida por la pandemia.

(22-3-2021). El presidente de la Real Federación Española de Deportes de Invierno (RFEDI), José María “May” Peus, reconoce que la pandemia va a ser un freno en su estrategia de popularización de los deportes de invierno entre su público objetivo, con un poder adquisitivo medio o medio-alto. Además, sostiene que las estaciones de esquí tardarán, como mínimo, dos años en recuperar su volumen de negocio.

El presidente de la RFEDI, José María “May” Peus, confía en un efecto rebote de visitantes para la próxima temporada de invierno pero se muestra expectante ante los efectos económicos de la pandemia y el miedo que puedan tener los practicantes a desplazarse. En este sentido, el federativo presagia que las estaciones de esquí tendrán una recuperación lenta y que, por tanto, tardarán en recuperar su volumen de negocio previo a la pandemia.

¿Qué impacto económico ha tenido la pandemia para la Federación Española de Deportes de Invierno?

Como cualquier otra federación o entidad, nos hemos adaptado a la realidad. Por ejemplo, hemos tenido que aumentar los gastos médicos para preservar la seguridad y la salud de nuestros deportistas. Los ingresos, evidentemente, no fueron los mismos en 2020 que el año anterior pero tampoco podemos lamentarnos porque nuestros principales patrocinadores, Audi y Movistar, han mantenido sus aportaciones. Creo que la afectación de la pandemia será más evidente en el tejido deportivo de base y las federaciones autonómicas, que han visto como se reducía su actividad.

¿Cree que los clubes corren el riesgo de desaparecer?

No, pero sus ingresos se verán mermados. Si las estaciones no están abiertas, abren con limitaciones de aforo, o no pueden recibir visitantes más allá de su área geográfica, los clubes no tendrán el mismo volumen de actividad. Ahora bien, también es verdad que los clientes más fieles de los clubes han podido esquiar, gracias a que muchos de ellos viven cerca de las estaciones.

Por otro lado, desde la RFDEI impulsamos el Plan de Ayudas de los Deportes de Invierno y hace poco que ingresamos ayudas directas a los clubes correspondientes a los años 2019 y 2020.

¿Cómo se cerró el presupuesto de 2020?

Con un equilibrio económico, gracias a una buena gestión de los gastos. Además, ya hemos salido del plan de viabilidad acordado con el Consejo Superior de Deportes (CSD) cuando entramos a dirigir la federación. La deuda actual es cero, mientras que en 2014 alcanzaba el millón de euros. Asimismo,  el patrimonio neto de la federación ha pasado de los 750.000 euros negativos  a los 300.000 euros positivos. Al final, nuestro objetivo es reinvertir los beneficios económicos en el deporte y en sus estructuras de formación y competición y para ello desarrollamos un plan de captación de recursos propios a través de patrocinios.

Cada 15 días realizamos una reunión de control presupuestario que determina los gastos a realizar

¿Cuál es la cifra de ingresos de la federación?

Nuestros ingresos rondan los 3,75 millones de euros anuales, si bien no se puede concretar la cifra hasta conocer la subvención ordinaria del CSD, que se suele hacer pública en mayo. Siempre partimos de un presupuesto más ajustado y si, posteriormente, disponemos de más recursos, incrementamos los gastos. Cada 15 días se realiza una reunión de control presupuestario que determina los gastos a realizar.

La RFEDI también cuenta con otra línea de negocio, bajo la marca de SpainSnow. ¿Cómo han afectado las restricciones de movilidad a esta línea de negocio?

SpainSnow actúa en tres ámbitos. El primero es el de los seguros de nieve, un segmento que ahora tiene poco peso en los ingresos globales y con un margen de crecimiento alto a medio y largo plazo. En segundo lugar, SpainSnow también ofrece viajes para disfrutar del esquí en nuestro país. Evidentemente, aquí se ha notado un bajón. Por último, dicha marca ejerce como promoción de los deportes de invierno en España, incluyendo también a clubes y estaciones de esquí.

 

Confío en un efecto rebote de visitantes en las estaciones de esquí para la próxima temporada

¿Cómo valora el impacto global de la pandemia en el sector de la nieve y, especialmente, las estaciones de esquí?

Somos un sector muy acostumbrado a depender de la climatología, por lo que esta temporada, con la pandemia, es como si no hubiera nevado o no hubiera hecho frío en ningún sitio. Claro que muchas empresas que dependen de los visitantes a las estaciones de esquí están sufriendo mucho… Pero por ponernos optimistas, creo que esta crisis económica no será como la de 2008, cuyas consecuencias todavía estamos sufriendo. Confío en que haya un efecto rebote de cara a la próxima temporada, aunque reconozco que la crisis económica y la pandemia serán unos frenos en nuestro proyecto de popularizar los deportes de invierno entre nuestro público objetivo, con un poder adquisitivo medio o medio-alto.

Los próximos 2 o 3 años serán claves para la buena o mala salud del sector

¿Las estaciones de esquí serán capaces de aguantar este temporada tan nefasta?

Muchas estaciones de esquí están sostenidas por fondos públicos y las administraciones correspondientes se plantean la inversión como una manera de desarrollar económicamente y socialmente las áreas de montaña. Por esta parte, no creo que haya problemas de viabilidad. En relación a las estaciones de esquí privadas, sufrirán más porque está en juego su capital de inversión. Los próximos 2 o 3 años serán claves para la buena o mala salud del sector.

Es decir, a las empresas vinculadas a los deportes de nieve les queda un largo recorrido para recuperarse del todo.

Si la vacuna ha cubierto a gran parte de la población en octubre y noviembre, podremos tener una temporada normal, siempre a expensas de la climatología. Pero sí que es verdad que las estaciones de esquí no recuperarán su nivel de ingresos previo a la pandemia, como mínimo, en los próximos dos años.

¿Con qué cifra de federados cerró la RFDEI en 2020?

La temporada de invierno la vamos a cerrar con un numero de licencias federativas superior, entre las 3.500 y las 3.700, en relación a la temporada anterior, cuando la cifra fue poco más de 3.000. En la federación madrileña, por ejemplo, han crecido mucho el número de licencias porque muchas familias han federado a sus hijos para poder viajar hasta las estaciones.

Si algo positivo se puede extraer de la pandemia, es que la gente ha conocido los beneficios del deporte federado

Es decir, el deporte federado se ha visto reforzado.

Si algo positivo se puede extraer de la pandemia, es que la gente ha conocido los beneficios del deporte federado. Justo hace unas semanas, además, el Congreso aprobaba una proposición no de ley para considerar el deporte un bien social esencial.

¿Cómo se plantean la captación de más federados?

Nuestra visión, concretada en el Plan Estratégico de los Deportes de Invierno, es conseguir que los deportes de invierno sean más atractivos y divertidos, que lleguen a nuevos públicos. Ya hemos conseguido salir de la crisis institucional y deportiva en la que la federación estaba sumida en 2014 y ahora nos toca mirar hacia el futuro con optimismo.

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo