NIEVE

Algunos usuarios piden una revisión del modelo de la estación

Advierten del riesgo de convertir Formigal “en el Magaluf de la nieve”

La Asociación Turística del Valle de Tena niega que haya altercados

formigal

Formigal se ha vuelto muy popular por su 'marcha'. (foto: El Confidencial)

(15-2-2019). No es un fenómeno nuevo de esta temporada. Formigal ha ganado fama como destino de “marcha” y su après-ski atrae a decenas de universitarios durante los fines de semana. Comercios y usuarios piden que se tomen medidas ante el riesgo que esto supone para el público más familiar.

Tradicionalmente Formigal ha sido una estación muy focalizada hacia el público familiar. Pero en las últimas tres temporadas ha empezado a despuntar otro perfil de usuario. Se trata de un público universitario, de procedencia española, que se siente muy atraído por la ‘marcha’ del centro de nieve aragonés. El problema, según señalan tanto desde algunos comercios como los propios esquiadores, es que, a veces, la situación “se les va de las manos” y la estación corre el peligro de convertirse “en el Magaluf de la nieve”.

“Formigal se ha vuelto famoso por el turismo de fiesta”, dice el propietario de una veterana tienda de esquí. “La mayoría son jóvenes que vienen de otras partes de España y que tienen un poder adquisitivo medio-alto. A veces la cosa se desmadra un poco, depende del grupo”, lamenta. En este sentido, otro detallista añade que “desgraciadamente a veces se producen altercados porque estos chavales se pasan con el alcohol y cometen destrozos tanto en apartamentos como en mobiliario urbano”.

La doble cara

Los comerciantes de la estación señalan que el auge de este tipo de visitante tiene una doble cara. Por un lado, dicen que está generando un cambio del perfil de visitante que puede desincentivar la afluencia del público familiar, que sigue siendo muy numeroso. “Sufren los que vienen a disfrutar de unos días de esquí con sus niños”, afirman. Dicen que algunos hoteles y restaurantes se muestran reacios a aceptar a este tipo de clientes, que se suelen decantar por el alquiler de apartamentos. Sin embargo, se trata de un cliente que no escatima en bebida y que, por lo tanto, genera importantes beneficios a bares y locales de ‘marcha’.

En cuanto a la incidencia sobre las ventas de los negocios de esquí, los detallistas sostienen que no es un tipo de cliente que invierta en la compra de material, pero, sin embargo, sí suele alquilar el equipo, lo que provoca un aumento de este servicio. Eso sí, los tenderos puntualizan que “sólo suelen alquilar para un día porque el domingo no acostumbran esquiar”.

Quejas en las redes sociales

El malestar de los usuarios se ha hecho patente a través de las redes sociales. Algunas voces piden una reflexión sobre el modelo turístico que se quiere promover e instan a que haya más coordinación entre estación y administraciones para evitar que Formigal se convierta, tal como los propios internautas definen, “en el Magaluf de la nieve”. Una de sus peticiones más recurrente es una mayor intervención de las fuerzas del orden para perseguir y penalizar las conductas poco cívicas derivadas del turismo de fiesta, garantizando el derecho al descanso y a la convivencia de todos los usuarios de la estación. De lo contrario, advierten de que “el problema se irá haciendo más serio cada año”.

La ‘marcha’ es un buen complemento para una estación de esquí, pero no puede ser el negocio principal

Los usuarios hacen hincapié en que “la ‘marcha’ es un buen complemento” para una estación de esquí, pero alertan de que “no puede ser el negocio principal”. Algunos realizan contundentes críticas en este sentido y subrayan que “Formigal es una estación de esquí y no de copas”. Piden, en consecuencia, que la estación sea más conocida por aspectos como sus competiciones, instalaciones, calidad y servicios que por la fiesta.

La Asociación Turística Valle de Tena asegura que no hay problemas de convivencia

A pesar de todo lo anterior, la Asociación Turística Valle de Tena, que agrupa a unos 160 empresarios de distintos sectores de todo el valle, afirma que no hay altercados y que la convivencia entre los distintos colectivos que visitan la estación es buena. La asociación asevera que no ha recibido críticas sobre este aspecto por parte de sus afiliados y subraya que Formigal sigue siendo un destino eminentemente familiar.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo