NIEVE

Consejos de los especialistas de Technogym

4 ejercicios para desarrollar la potencia en el esquí

4 ejercicios para desarrollar la potencia en el esquí

Los ejercicios pliométricos (esfuerzos explosivos en forma de saltos) son magníficas herramientas para desarrollar la potencia, ya que hacen trabajar las fibras musculares de contracción rápida. Te servirán para moverte con agilidad y, de esta forma, hacer giros rápidos.

(14-1-2022). Desarrollar la potencia muscular no solo puede ayudarte a esquiar mejor y más rápido, sino también a proteger las articulaciones de posibles lesiones. Los especialistas de Technogym explican cuatro maneras de aumentar la potencia para esquiar.

Según explican los especialistas de Technogym, el entrenamiento de la potencia puede ayudar a fortalecer los músculos e incrementar el tiempo de reacción para evitar caídas.

Desde la marca indican cuatro formas de aumentar la potencia para esquiar a pleno rendimiento. Los ejercicios para desarrollar la potencia pueden tener más dificultad de la habitual, así que asegúrate de hacerlos correctamente y de que sean seguros para tu cuerpo.

Intervalos de bicicleta

Practicar ciclismo de carretera o montaña, o hacer bicicleta estática pueden ser algunas de las mejores formas de desarrollar la potencia para esquiar. Después de todo, representan una manera de hacer trabajar los glúteos, las piernas e incluso la parte central del cuerpo, y todo ello mientras realizas un ejercicio cardiovascular muy completo.

Una de las mejores formas de aumentar la potencia para esquiar utilizando la bicicleta son los intervalos. Puedes practicarlos con cualquier tipo de bicicleta, aunque tienes más control si es una bicicleta estática. Selecciona un programa que incluya cuestas, incrementando la resistencia a medida que pedaleas.

Saltos con rodillas al pecho 

Los ejercicios pliométricos (esfuerzos explosivos en forma de saltos) son magníficas herramientas para desarrollar la potencia, ya que hacen trabajar las fibras musculares de contracción rápida. Te servirán para moverte con agilidad y, de esta forma, hacer giros rápidos.
Ponte de pie con los pies separados hasta la distancia de las caderas y salta tan alto como puedas. Eleva las rodillas al saltar tratando de acercarlas hasta el pecho. Procura aterrizar con suavidad sobre la almohadilla plantar de los pies y vuelve a saltar rápidamente. Repite hasta hacer tres series de cinco repeticiones con un minuto de reposo caminando entre cada serie.

Rebotes laterales 

Estos saltos reproducen bastante bien los patrones de movimiento del esquí, por lo que ayudan a desarrollar la fuerza de una de las formas más selectivas posibles.
Colócate de pie con los pies separados hasta la anchura de las caderas y con las rodillas ligeramente relajadas. Salta con el pie derecho hacia la derecha. Aterriza suavemente (de forma controlada) sobre el pie derecho y lleva el pie izquierdo hasta él tocando ligeramente el suelo con la punta del pie. A continuación salta con el pie izquierdo hacia la izquierda para repetir el movimiento hacia el otro lado. Continúa saltando de un lado a otro hasta un total de 10 repeticiones con cada pierna.

Skipping de potencia 

Saltar es una forma divertida de desarrollar la potencia y aprovechar para introducir algo de ejercicio cardiovascular. La mecánica es sencilla: dirígete a una pista u otra superficie llana y avanza dando botes hacia delante, primero sobre una pierna y luego sobre la otra. Pero, en lugar de saltar como seguramente hacías en tus días de colegio, salta tan alto como puedas y levantando mucho las rodillas. Utiliza los brazos para mantener el momento de inercia y, cuando te des impulso con cada pie, hazlo avanzando hacia delante al mismo tiempo. Hazlo hasta que puedas (o durante 30 segundos) y luego descansa durante un minuto antes de repetir.


No hay comentarios

Añade el tuyo