NIEVE

Según Nacho López, miembro del del Instituto Pirenaico de Ecología

Pronostican que el cambio climático afectará a las estaciones de nieve en la segunda mitad de este siglo

“Es posible que cada vez sea más complicado mantener las estaciones abiertas”

Nacho-López,-miembro-del-del-Instituto-Pirenaico-de-Ecología-bis

Según Nacho López, miembro del del Instituto Pirenaico de Ecología, "las estaciones del Pirineo más bajas y aquellas orientadas al sur serían las que más sufrirían", de proseguir el actual calentamiento global del planeta.

(14-2-2022). El cambio climático afectará a las estaciones con dominios esquiables situados por debajo de los 1.700 metros de altura, así como encaradas a sur en la segunda mitad de este siglo XXI. Así lo pronostica el miembro del del Instituto Pirenaico de Ecología, adscrito al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Nacho López.

Desde mediados del siglo XIX la temperatura en los Pirineos ha subido entre 1,5 y 2 grados en los Pirineos, un aumento atribuible al cambio climático. No obstante, el meteorólogo Nacho López, miembro del del Instituto Pirenaico de Ecología, adscrito al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), explica que durante bastantes años no es previsible que haya cambios significativos que dificulten la actividad de las estaciones de esquí. Sin embargo, a un plazo mayor de unos 40 o 50 años sí es posible que aumenten las complicaciones a causa de la situación meteorológica. Las estaciones más bajas y aquellas orientadas al sur serían las que más sufrirían.

Creo que la afluencia de esquiadores esta temporada podría llegar a batir el record de los últimos años

 Desde su punto de vista, ¿cómo avanza la actual campaña de esquí?

Creo que está siendo excelente gracias a que hubo nevadas muy fuertes al principio de la temporada y desde hace casi dos meses tenemos un anticiclón. Así, la meteorología es buena y hay nieve en las pistas de esquí, igual no es la óptima pero es suficiente para poder esquiar. Creo que la afluencia de esquiadores podría llegar a batir el record de los últimos años.

El factor que más prima en el ánimo de los esquiadores es que haya condiciones meteorológicas benignas

Aunque, como dice, la calidad de la nieve no sea la mejor.

Sí, al respecto puedo añadir que unos estudios que realizamos venían a concluir -y este año eso se ve muy bien- que el factor que más prima en el ánimo de los esquiadores es que haya condiciones meteorológicas benignas, por encima de la calidad y cantidad de la nieve.

Gusta más esquiar al sol…

Normalmente, a los esquiadores de España no nos gusta esquiar en días muy fríos o ventosos o con poca visibilidad, en cambio un día de sol las estaciones se llenan completamente incluso dejando en un segundo plano lo que es la calidad de la nieve. En cambio, en otras zonas, en Norteamérica o los Alpes por poner un ejemplo, los esquiadores valoran mucho más la calidad de la nieve y están dispuestos a enfrentarse a climatologías más adversas.

¿Cómo está afectando el cambio climático a las nevadas en los Pirineos?

La variable nieve es un indicador un poco complicado del cambio climático porque muchas veces se basa y depende de muy pocos eventos. La nieve no refleja las condiciones medias del clima que han sucedido durante un período largo como sí hacen los glaciares: que un glaciar esté bien un año o mal depende del acumulado de todo lo que ha pasado durante el año.

La parte de la temporada de esquí que más sufriría sería el principio o el final de la temporada

¿Entonces?

Bueno, en lo que atañe a las estaciones de esquí, a veces, basta con una o dos nevadas para una buena temporada. La lógica dice que la parte de la temporada de esquí que más sufriría sería el principio o el final de la temporada, todo esto dentro de muchísima variabilidad porque aunque un otoño sea cálido un solo evento de nieve a finales de noviembre o principio de diciembre permite empezar a funcionar.

¿Y alargar la temporada hasta semana santa?

Hemos visto que donde más calentamiento está habiendo es en primavera, un cierto acortamiento de la temporada de esquí sí que podría ser previsible si las temperaturas se siguen incrementando. En cambio, al inicio en el mes de diciembre, aunque pudieran subir las temperaturas, seguirá siendo un mes frío con altas posibilidades de producción de nieve artificial.

Es posible que se acorten las temporadas, que haya mayor dependencia de la nieve artificial

A más largo plazo, ¿qué efectos puede tener el cambio climático en las estaciones de esquí?

Si lo consideramos a 40 o 50 años es posible que cada vez sea más complicado mantener las estaciones abiertas, porque es posible que se acorten las temporadas, que haya mayor dependencia de la nieve artificial, etc.

Pero, por otra parte, el negocio de las estaciones de esquí ha cambiado mucho en los últimos años. Antes, era prácticamente dependiente del precio de entrada a las pistas y ahora intentan, por ejemplo, que la hostelería tenga un peso mayor, hacen actividades paralelas al esquí que supongan ingresos, tanto en temporada como fuera de la temporada, diversifican las actividades… actualmente entran muchos más factores.

¿Pero qué estaciones del Pirineo se podrían ver más afectadas?

El mayor condicionante va a ser la altura. Aquellas estaciones que tienen las infraestructuras más bajas son, lógicamente, las que más van a sufrir. Las estaciones más altas, las que conserven un dominio esquiable amplio a alturas de 1.700 metros, seguramente tendrán más posibilidades para el esquí.

Además, la orientación también es un elemento muy importante. Aquellas que están más orientadas al norte van a conservar mejor la nieve que haya. Las estaciones a cara sur con más insolación ahora están siendo muy atractivas, porque son muy agradables para esquiar con más sol, pero también son las que más sufren en los años de carencia de nieve y en un previsible futuro.

Para el año olímpico 2030 las condiciones de nieve en el Pirineo serán similares a las actuales

¿El cambio climático puede afectar a una posible candidatura de España a los Juegos Olímpicos de invierno de 2030?
En realidad, meteorológicamente, 2030 es un escenario temporal bastante cercano. Las condiciones que podemos esperar van a ser muy parecidas a las que vamos a tener actualmente. Puede ser un año bueno o malo de nieve pero lo cierto es que en los últimos años, incluso en los que no son buenos de innivación, mediante la gestión de nieve en estaciones de esquí están pudiendo sacar las temporadas adelante. Y eso no debería ser un problema, solo hay que ver que las  Olimpiadas que se celebran ahora en China se están realizando completamente sobre nieve artificial.


No hay comentarios

Añade el tuyo