NIEVE

Francesc Comas, coordinador de Copos Events, nos propone esta ascensión

Lago Baciver, una ruta con raquetas en la Vall d’Aran

(31-1-2012). Las excursiones con raquetas de nieve son la mejor opción para los senderistas que quieren disfrutar de la montaña y la nieve en invierno. Francesc Comas, guía de montaña y coordinador de Copos Events, nos propone la ascensión al Lago Baciver, una ruta de dificultad media donde el paisaje es el protagonista.

 

Esta ruta tiene el punto de partida en el aparcamiento de Orri , en el Pla de Beret. Una vez aquí nos adentramos en el valle Banimanha disfrutando de un bonito paisaje desde donde podemos ver el Cap de Baqueira “con la pendiente del Scorna Craves, famosa por ser un fuera pistas”, apunta el guía de montaña y coordinador de Copos Events, Francesc Comas. Seguimos pasando por distintos altiplanos y cruzando varias veces por el rio Malo, que en esta época del año está helado. “Esta es una zona de corzos, jabalís y rebecos. Además, otra de las características de la zona es el pino negro, una especie de árbol autóctona del Pirineo”.

Seguimos la ascensión hasta llegar al objetivo, el lago Baciver “que lo reconoceremos fácilmente por el árbol petrificado que se encuentra en medio”, explica Comas. En este punto, nos encontramos a 2.100 metros de altitud y el excursionista podrá disfrutar del entorno y, si no hay más grupos, del sonido de la naturaleza. “Una vez estemos ante el lago, comprobaremos su dureza y nos adentramos. Para aquellos que tengan fuerzas y quieran seguir, la excursión puede continuar hasta el lago Rosari y desde allí es posible iniciar la ascensión hacia el gran Tuc de Baciver a 2.640 metros de altitud”, añade el guía de montaña.

El descenso
Una vez en el lago, iniciaremos el descenso por el mismo valle pero ahora, resiguiendo el rio Malo. Nos encontraremos una fuerte pendiente al inicio de la ruta de vuelta y luego podremos disfrutar de la bajada deslizándonos con las raquetas.
“Otra de las peculiaridades de la zona son las rocas graníticas y calcáreas que podemos observar durante la ruta. Además, a nivel climatológico decir que estamos justo en la frontera entre el Pirineo Atlántico y Mediterráneo lo cual hace que este punto tenga características especiales porque recoge precipitaciones atlánticas y mediterráneas”.

Para vivir esta experiencia es necesario equiparse con unas raquetas, bastones, botas de trekking, guantes y una buena chaqueta y pantalones impermeables.

Una ruta divertida, que se puede hacer en unas tres horas y que permite un contacto con la naturaleza que no dejará indiferente a nadie. Una buena opción para iniciarse en esta disciplina deportiva.


No hay comentarios

Añade el tuyo