NIEVE

Tras la retirada de la candidatura a los JJ.OO. de Invierno de 2022

Los detallistas aragoneses, resignados ante el abandono del ‘sueño olímpico’

De izquierda a derecha, José Ricardo Abad (Intersport Jorri), Ana Galindo (Deportes Galindo) y Begoña Rivera (Roca Roya).

(14-11-2011). Hace una semana se disolvió el consorcio rector de la candidatura de los Juegos de Invierno Zaragoza-Pirineos 2022. Los grupos municipales de CHA e IU en el Ayuntamiento de Zaragoza pusieron el rechazo al proyecto como condición para apoyar la investidura del alcalde de la ciudad, Juan Alberto Belloch. Este abandono deja vía libre a la otra candidatura española a los JJ.OO. invernales de 2022, la de Barcelona-Pirineos, anunciada en enero de 2011. Los detallistas aragoneses lamentan la supresión de la iniciativa, que hubiera tenido positivas repercusiones para sus negocios, pero también comprenden que son tiempos de apretarse el cinturón.

Deportes Galindo (Candanchú), Ana Galindo
Como deportista, exolímpica y empresaria del negocio familiar, puedo decir que no ha sido una noticia positiva. Entendemos que para celebrar unos Juegos Olímpicos tiene que haber unanimidad política y es una pena que Zaragoza se haya desvinculado antes de pasar siquiera el primer corte frente a la candidatura catalana. Una olimpiada es una maratón a largo plazo, se van haciendo cosas en beneficio del proyecto para superar las distintas fases. El abandono de la propuesta es una pena porque estar dentro de una candidatura olímpica implica trabajar más duro para tener mejores instalaciones y accesos.

Intersport Jorri (Zaragoza, Jaca y Viella), José Ricardo Abad
Es una gran pena, se pierde mucho. Lo de menos es lograr o no una Olimpiada, sino conseguir todas las inversiones que genera. La retirada de la candidatura ha sido una decisión política y lo que ha pasado es una vergüenza. Al salirse del proyecto el Ayuntamiento de Zaragoza, los consistorios de Jaca y Huesca, así como el Gobierno de Aragón, vieron que no podían tirar ellos solos del carro. Los grandes eventos en sí, durante los días de celebración, no suelen ser positivos en ventas para las tiendas, pero sí lo son antes y después por la repercusión que pueden llegar a tener. Los JJ.OO. de Invierno hubieran situado a Jaca, Baqueira o Formigal como estaciones líderes a nivel mundial. Yo, que en su día critiqué que Barcelona también apostara por el proyecto olímpico, espero que al final saque su candidatura adelante. Les deseo todo lo mejor.

Roca Roya (Cerler), Begoña Rivera
Nosotros, al estar en Cerler, quedábamos un poco en medio de las dos candidaturas. En nuestra estación se podría haber celebrado una prueba de descenso en El Gallinero dentro del proyecto Zaragoza-Pirineos, pero siempre ha sido algo idílico. Pienso que éste no es el mejor momento para la presentación de una candidatura olímpica porque no hay dinero. Si ni siquiera se ponen en marcha pequeñas inversiones, es difícil que se puedan realizar todos los proyectos que implica una candidatura olímpica. Lo que es cierto es que, si al final saliera elegida la candidatura catalana, España no volvería a tener unos juegos olímpicos de invierno. Sin duda esta iniciativa nos hubiera dado una gran proyección internacional, pero creo que ahora mismo, tal como están las cosas, no es el momento.

Skiman (Zaragoza), Joaquín Sanz
Cualquier inversión en el Pirineo aragonés es positiva para las tiendas de nieve. Ojalá el proyecto hubiera seguido adelante porque hubiera significado nuevas vías de comunicación y nuevas inversiones en las estaciones de esquí que se habrían traducido en más afluencia de esquiadores y turistas y, por ende, en más ventas para los comercios. Pero la situación económica es la que es e igual las administraciones tienen cosas más importantes a las que destinar los recursos. Si no hay presupuesto, no se puede sacar de debajo de las piedras. Una candidatura olímpica es un proyecto muy caro y éste no es el mejor momento para afrontarlo.


No hay comentarios

Añade el tuyo