NIEVE

Entrevista Carmen Majoral, copropietaria de Nòrdic Esport

Cómo comprar botas para la práctica de esquí nórdico

Las botas son un elemento clave a la hora de escoger un buen equipo técnico para la práctica del esquí de fondo. Que aporten el máximo confort al esquiador es uno de los elementos principales y para ello es necesario que se adapten al pie a la perfección. Carmen Majoral, copropietaria de la tienda especializada en esquí de fondo Nòrdic Esport, nos explica en qué tenemos que fijarnos a la hora de comprar nuestras botas.

¿Qué elementos tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar unas botas para la práctica del esquí de fondo?
En primer lugar hay que señalar que existen dos modalidades diferenciadas de esquí de fondo: el estilo clásico y el patinador. Dependiendo del estilo serán recomendables un tipo u otro de botas. El primero es el más sencillo, para aquellos que se inician en esta actividad. El practicante se desliza por la huella, moviendo piernas y brazos partiendo de la base del movimiento natural que hacemos al andar. La bota de esquí clásico tiene la apariencia de una zapatilla de deporte. Es una bota blanda, ligera con una suela semirrígida que permite flexionar el pie para impulsar el esquí y poder llevar a cabo la técnica correcta.

¿Y la bota de esquí patinador?
La bota de esquí patinador tiene una suela totalmente rígida. Es más alta, y cuenta con una estructura rígida en el tobillo para conseguir una mayor sujeción y obtener un buen control del esquí al realizar el movimiento lateral, que requiere el paso patinador.

La bota es un elemento clave para el esquiador.
Sí, es un elemento muy importante porque afecta tanto a la comodidad y confort del esquiador como al control del esquí. Por ello debemos ser muy cuidadosos en la elección. Hay que dedicar tiempo a probarlas y no tener prisa. Hay distintas marcas y modelos y siempre es posible encontrar la que se ajuste a la perfección a nuestro pie.

¿Hay diferencias entre botas para hombre y para mujer?
Hay hormas específicas para hombre, mujer y niño. Y no es recomendable, por ejemplo comprar a un niño una bota con horma para adulto.

¿Más aspectos a tener en cuenta?
No es bueno utilizar unas botas que nos vayan grandes porque nos pueden hacer rozaduras y además con ellas no obtendremos un buen control de los esquís. Por otro lado unas botas demasiado justas nos impedirán que la sangre circule con fluidez y como consecuencia los pies nos quedarán fríos, dormidos y sin sensibilidad. Normalmente aconsejamos comprar un número más del que se calza en zapato de calle. Por otra parte recomendamos siempre que se prueben las botas con el calcetín que se van a llevar o con unos del mismo grosor ya que es contraproducente que a causa del calcetín la bota oprima el pie.

¿Hay que diferenciar si el esquiador es aficionado o profesional?
Para practicar esquí de fondo en plan lúdico lo más importante es que la bota sea confortable, blanda y caliente. Para una práctica más deportiva la bota tiene que ser más técnica y adaptarse muy bien al pie para permitir un control perfecto del esquí.


No hay comentarios

Añade el tuyo