NIEVE

Luis Santisteban, propietario de Santisteban Sports (Sierra Nevada), nos da algunos consejos

Cómo comprar calcetines de esquí

Calcetín de Lorpen para esquí.

Un calcetín inadecuado puede arruinar una jornada de esquí. La comodidad del pie es esencial para disfrutar y rendir al máximo y el calcetín es un complemento indispensable para garantizar este confort. El detallista Luis Santisteban, propietario de las tiendas Santisteban Sports, desmiente algunas falsas creencias sobre los calcetines que hay que usar para esquiar y explica cuáles son los aspectos a tener en cuenta.

Hasta hace poco se creía, y tal vez algunos esquiadores lo sigan pensando, que el calcetín para esquiar, cuanto más grueso mejor. ¿Correcto?
¡No! Gran error. Un buen calcetín para esquiar tiene que ser fino pero con refuerzos en las zonas más desprotegidas como la puntera y el talón. Algunos también vienen acolchados en la planta del pie para mejorar el contacto con la bota.

¿Cuál es el factor principal para saber que el calcetín que llevamos es justo el que necesitamos?
El ajuste es la clave. Si un calcetín queda mal ajustado hace arrugas y puede caerse o escurrirse dentro de la bota, lo cual resulta muy incómodo. Para garantizar el ajuste es importante que el par de calcetines tenga pie izquierdo y pie derecho, para que los refuerzos vayan precisamente donde tienen que ir. El calcetín tiene que ser como un guante para el pie y amoldarse perfectamente a él.

¿Qué tejidos son los más recomendables?
Tejidos que aseguren la transpiración y antibacterianos para evitar la sudoración y los malos olores. El nivel de transpiración que requiere cada usuario varía en función de muchos factores como las temperaturas a las que se esquían o el nivel de esquí, ya que los principiantes sudan mucho más y, por lo tanto, necesitan un calcetín que facilite más la evacuación del sudor. También es fundamental que el tejido mantenga el pie caliente.

¿Hasta dónde tiene que llegar el calcetín de esquí?
Lo recomendable es que quede tres o cuatro dedos por debajo de la rodilla. Si es más alto, los movimientos de la rodilla al esquiar provocarán que se vaya cayendo, lo que restará comodidad.

El sistema de tallaje de los calcetines comprende a veces tres números para el mismo modelo. En estos casos, ¿la adaptación al pie queda igualmente garantizada?
Por supuesto que sí. Los tejidos que incorporan los calcetines técnicos de hoy día permiten que encaje a la perfección con el pie.

¿De qué horquilla de precios hablamos?
Los calcetines de esquí van de los 7 a los 40 euros el par, según la marca y las prestaciones que se requieran. El resto, colores y diseños, es cuestión de gustos.


No hay comentarios

Añade el tuyo