NIEVE

Entrevista a Patricia Calmuntia, cofundadora del Club SIEMPRE

Club Siempre: “El esquí permite a los ciegos ser autónomos”

Patricia Calmuntia, cofundadora del Club Siempre.

(8-3-2011). Empezó a esquiar con cuatro años y desde muy joven se implicó en proyectos de ayuda a personas con discapacidad. Entró como guía en el grupo de esquí de la ONCE y hace tres años, Patricia Calmuntia decidió fundar junto a sus socios el Club Siempre, una entidad especializada en esquí alpino para personas con discapacidad visual.

¿Cómo es el proceso de aprendizaje de una persona ciega?
El sistema es muy parecido al de las personas no ciegas. Lo que sí lo diferencia es que está basado en el contacto físico. Como no pueden aprender por imitación visual, utilizamos técnicas como el uso de muñecos articulados o el contacto físico con el monitor para enseñarles las posturas. También utilizamos dibujos en relieve para que conozcan los trazados. Por otra parte se intentan evitar las caídas porque una persona que no ve no sabe sobre qué cae y esto genera miedos.

El grado de complicidad con el guía es entonces importante…
Sí, es básico. La discapacidad visual no impide esquiar pero sí implica la presencia del guía. Éste va siempre delante del esquiador. Normalmente se utiliza un intercomunicador inalámbrico para que el esquiador siga las instrucciones. Nos adaptamos a las necesidades de cada uno de ellos. Hay quienes tienen reducido el campo a visión focal y sólo ven lo que tiene enfrente. Hay otras personas que son ciegas totales y les describimos todo lo que sucede a su alrededor. El objetivo es que esquíen con total seguridad.

Además de enseñar a esquiar contáis con un equipo de competición.
Sí, entrenamos a un grupo de esquiadores que compiten tanto en competiciones dirigidas a personas con discapacidad como en otras abiertas a todo tipo de deportistas.

¿Qué logros destacarías?
El pasado mes de febrero se celebró la Copa FEDC (Federación Española de Deportes para Ciegos) en Cerler, y conseguimos el oro y la plata en categoría masculina y el oro en la femenina.

¿Qué aporta el esquí a las personas con deficiencia visual?
Mucha libertad. El esquí es un deporte que les permite ser autónomos. Siguen las instrucciones del guía pero no necesitan ningún contacto.

¿Este colectivo se encuentra con dificultades en las estaciones de esquí?
El problema es que normalmente no hay gente especializada en esquí para ciegos. En este sentido hay que dar un paso más hacia la integración.

¿Qué retos se plantea Siempre de cara al futuro?
Nuestro objetivo ha sido desde el inicio, conseguir una mayor integración de las personas discapacitadas en el deporte y dar la oportunidad a los esquiadores con discapacidad visual de que se conviertan en corredores. Seguiremos trabajando en esta línea.


No hay comentarios

Añade el tuyo