PÁDEL / TENIS

Según el presidente de la Federación Catalana de Pádel

El 40% de los clubes de pádel catalanes en peligro de desaparición

El mandatario asegura que las líneas de crédito son "ayudas insuficientes"

pere-hernandez

El presidente de la FCP, Pere Hernández, ve con buenos ojos el relevo en la presidencia de la Federación Española de Pádel. Según asegura, el presidente Morcillo "dispone de un carácter diferente, más dialogante, y espero que se abra una nueva etapa de relaciones cordiales".

(3-11-2020). El presidente de la Federación Catalana de Pádel (FCP), Pere Hernández, cifra en un 40% el número de clubs de pádel que podrían desaparecer si las medidas restrictivas de la Generalitat se alargan más allá de los quince días previstos inicialmente y no hay medidas de apoyo económico que sean efectivas.

“El tejido de clubes de pádel catalán es muy grande, algunos disponen de un cojín financiero que les permitirá superar la actual situación de cierre, pero otros más medianos o pequeños que ya no tiene reservas tras el primer confinamiento, corren un peligro real de desaparecer”. Son declaraciones del presidente de la Federación Catalana de Pádel (FCP), Pere Hernández, quién este pasado martes envió una carta al secretario general de Deportes de la Generalitat, Gerard Figueras, para reclamar la reapertura de las instalaciones deportivas.

Hernández sostiene que si la suspensión de las competiciones deportivas y, especialmente, el cierre de las instalaciones se mantiene más allá del 13 de noviembre, “sucederá como en otros sectores, que algunos clubes ya no podrán reabrir”. Serían aproximadamente el 40%, según calcula el responsable federativo.

El presidente de la FCP subraya que el sector sufrió un fuerte impacto durante los meses de confinamiento y que, además, no se empezó a recuperar la actividad hasta el mes de junio, cuando se permitieron los partidos por parejas. Por lo tanto, las finanzas de muchos clubs ya se encuentran lastradas.

El Institut Català de Finances no responde

Hernández, que declara tener una relación cordial con Gerard Figueras, considera, por otra parte, que la línea de créditos a 4 años puesta en marcha por la Generalitat es una medida insuficiente. Incluso, el presidente asegura que muchos de los créditos pedidos por los clubes el pasado julio al Instituto Catalán de Finanzas (ICF) “todavía no se han tramitado”.

“Muchos clubes que se han creado recientemente, en naves industriales, tienen que hacer frente a los alquileres y otros gastos que impactan de lleno en su actividad”, subraya el máximo responsable del pádel catalán. En este escenario, el presidente es partidario de ayudas a fondo perdido que eviten un mayor impacto económico a medio y largo plazo.

Bienvenida al nuevo presidente de la FEP

Por otro lado, Pere Hernández se ha mostrado optimista con el nuevo mandato que afronta Ramón Morcillo como presidente de la Federación Española de Pádel (FEP), desde el pasado mes de septiembre. “Afortunadamente, el mandato de Alfredo Garbisu se acabó. Se cerró un período triste de gestión en la FEP, que trajo un desequilibrio económico y la desunión de las distintas federaciones autonómicas. Morcillo dispone de un carácter diferente, más dialogante, y espero que se abra una nueva etapa de relaciones cordiales”, ha valorado el presidente de la FCP.

Desde la federación catalana confían en poder llegar a un consenso sobre el tanto por ciento de cada licencia que las autonomías deben aportar a la federación española, un aspecto que ha sido el caballo de batalla de los últimos años y que, según aseguró Garbisu a CMDsport, fue el causante del desequilibrio económico. “Espero que lleguemos a un acuerdo para los 4 años y que en las asambleas estemos más pendientes de construir proyectos deportivos”, concluye Hernández.


No hay comentarios

Añade el tuyo