PÁDEL / TENIS

La Asociación Española de Instalaciones de Pádel ya cuenta con un año

Anip desvincula el cierre de clubes de pádel de los efectos de la pandemia

Durante 2020 desparecieron 139 entidades en relación a las existentes en 2019

anip-Manuel-Ozámiz,-Jorge-Muñoz-y-Nicolás-Delgado-bis-

El máximo responsable de la ANIP, Jorge Muñoz, en el centro, flanqueado por Manuel Ozámiz y Nicolas Delgado.

(23-7-2021). La Asociación Española de Instalaciones de Pádel no ve una relación directa entre el cierre de más de un centenar de clubes de pádel registrado en 2020 y la pandemia. Según su presidente, Jorge Muñoz, la principal causa habría sido la mala gestión.

Según el Anuario de Estadísticas Deportivas 2021, el año pasado había en España 1.119 clubes de pádel, 139 menos que los registrados en 2019 (1.258). Era la primera caída desde 2015, cuando se registraron 40 clubes de pádel menos (1.022) que en 2014 (1.062). El retroceso vivido en 2020 coincide en el tiempo con el estallido de la pandemia, que ha provocado el cierre de numerosas entidades deportivas. En el caso del pádel, sin embargo, el Covid-19 podría no ser el causante principal de esta caída.

Así lo entiende el presidente de la Asociación Española de Instalaciones de Pádel (Anip), Jorge Muñoz, que desvincula los cierres de clubes del Covid-19. “Seguramente la pandemia le habrá puesto la puntilla a muchos, pero por la experiencia que tengo, y sin conocer al detalle todos los casos, la gran mayoría de cierres de clubes de pádel son fruto de malas gestiones u otras circunstancias. Si hay alguno cerrado estrictamente por la pandemia, será un número ínfimo”, apunta.

El propietario del centro Get Indoor Padel, con nueve pistas en Getafe, ve improbable que clubes que no tuvieran una situación de caja y de tesorería “complicada” antes de la pandemia pudieran cerrar debido al Covid-19. “Los que estaban bien antes de marzo de 2020, pudieron aguantar dos o tres meses sin problema. Y luego ya mejoró todo”, insiste.

MEJORAR LA ATENCIÓN AL CLIENTE

Según el presidente de Anip, aunque el pádel sea un deporte al alza en los últimos años en España, hay dos factores principalmente que son los que marcarán el éxito o el fracaso de sus clubes: “La atención y el trato al cliente son los elementos que te hacen ganar o perder masa social y, consecuentemente, ingresos”.

A pesar del leve retroceso registrado en España el año pasado, la cifra de clubes de pádel no ha hecho más que crecer en la última década. En 2011, por ejemplo, había 508, es decir, menos de la mitad que los registrados en 2020. Que en diez años haya el doble de clubes implica una mayor competencia y, por ende, la necesidad de ofrecer un mejor servicio.

“La gente cada vez exige una mayor atención, instalaciones y servicio. Afortunadamente, hay una gran variedad, una gran competencia que se preocupa por hacerlo bien. Los clubes cada vez son mejores, y los que ya existían hace diez años son conscientes que tienen que actualizar y modernizar las instalaciones”, destaca Muñoz.

SIN RIESGO DE SOBREOFERTA

El aumento exponencial del volumen de demanda de pistas de pádel compensa, según el presidente de Anip, el crecimiento en el número de instalaciones de pádel, por lo que no prevé, a corto plazo, una posible sobreoferta de instalaciones de este deporte. “Aún es pronto para hablar de eso”, asegura.

“Hay mucha gente que quiere jugar a pádel, y si algo ha conseguido la pandemia es enganchar a más gente que tal vez antes no lo hacía. Es un deporte muy adictivo, y gracias a la entrada de nuevos jugadores veo lejos por ahora que se sature el mercado”, detalla.

La presencia cada vez más numerosa de niños, y también de adultos que han probado el pádel como alternativa a otros deportes con más restricciones, cree que jugará a favor de esta modalidad. “Pienso que aún seguiremos creciendo”, vaticina Muñoz.

UN AÑO AL FRENTE DE ANIP

El pasado mes de mayo, Anip cumplió un año de vida. La asociación se creó en plena pandemia como respuesta a la preocupación que muchos clubes y empresas tenían sobre las normas que se iban a dictar sobre sus instalaciones.

Poco más de un año después, la asociación mantiene su estructura, con Jorge Muñoz como presidente, Nicolás Delgado como vicepresidente, Manuel Ozámiz como secretario general, y Sebastian Tobaruela y Jon Grau como vocales.

“La asociación fue muy bienvenida en su creación y tuvo mucho peso en la defensa del sector porque ayudó a que se pudieran reabrir los clubes. Cuando dimos el paso para crear Anip se estaban redactando normas y códigos de funcionamiento para los clubes que eran absurdos e inasumibles”, recuerda el presidente de la asociación.

Desde Anip mandaron cartas a distintos organismos y tuvieron reuniones con políticos y técnicos de las administraciones para explicarles la idiosincrasia y la realidad de los clubes. “Intentamos, sobre todo, paliar las medidas más injustas, explicándoles las diferencias entre los distintos tipos de instalaciones. No puedes aplicar las mismas medidas en un gimnasio, que suele tener un techo de tres o cuatro metros, que a un club indoor, que como mínimo puede tener unos siete”, comenta.

Con los centros reabiertos, Muñoz lamenta que el interés por Anip haya caído. “Se podrían hacer más acciones, pero lo cierto es que por ahora no son necesarias. Si en el futuro necesitamos hacerlas, las seguiremos haciendo”, asegura. Ninguno de los miembros de la junta directiva cobra por estos cargos.


No hay comentarios

Añade el tuyo