PÁDEL / TENIS

A causa de las limitaciones de aforo para prevenir el Covid-19

El Club de Tenis Andrés Gimeno sufre overbooking en sus instalaciones

La entidad prevé concluir 2020 con un 5% menos de ingresos

exito-de-los-campus-2020-en-el-club-tenis-andres-gimeno-bis

Frente a las 900 o 1.000 semanas de campus infantiles que habitualmente vendía cada verano el Club de Tenis Andrés Gimeno, este 2020 ha alcanzado las 1.400 semanas.

(3-9-2020). El Club de Tenis Andrés Gimeno busca cómo solucionar uno de los problemas derivados por las restricciones impuestas tras el estallido de la pandemia: la alta demanda que no es capaz de absorber su oferta por las restricciones de aforo en su gimnasio y otras dependencias. La entidad ha recibido en las última semanas algunas quejas de socios disconformes con la falta de instalaciones disponibles.

Joaquim Garcia, gerente del Club de Tenis Andrés Gimeno, reconoce que cuando reabrieron las puertas del club, cada una de sus ramas se vio afectado de manera muy distinta: hay overbooking en el gimnasio y salas de fitness, pistas de tenis y pádel; tuvieron que cancelar los eventos extraordinarios y, en cambio, su campus de verano ha supuesto un éxito participativo.

Una de las zonas más afectadas por la pandemia está siendo su gimnasio. Ahí, las restricciones de aforo están provocando que numerosos socios tengan que esperar varios días para poder encontrar espacios disponibles mediante el sistema de reserva con cita previa. “La gente no está contenta. Si antes podían entrar 20 personas en una sala, ahora pueden 10 y otras 10 se quedan fuera. Es un problema que hay que estudiar, porque se pueden ir si esto no cambia en dos meses”, anota Garcia.

AMPLIACIÓN DE HORARIOS

Antes de ayer, martes, los máximos responsables del club celebraron una reunión para tratar de afrontar esta problemática. Sobre la mesa, una opción por encima del resto: ampliar la parrilla con más clases en las horas anteriores o posteriores a las que suelen tener más demanda (de 8.30 a 10.30 h y de 17.30 a 20.30 h).

“Queremos intentar absorber parte de la gente que no cabe en el horario habitual, aunque es complicado”, asume el gerente del club. Tras el confinamiento ya tuvieron que recortar las clases, de 55 a 40 minutos, para implantar el nuevo protocolo de higiene y desinfección entre sesión y sesión.

CAPTAN SOCIOS DE OTROS CLUBES

Este problema se explica, en parte, por una situación inesperada que se han encontrado en el Club de Tenis Andrés Gimeno:  están captando socios de otros clubes de Castelldefels que, o bien no disponen de tantas instalaciones al aire libre, o bien no aplican tantas medidas sanitarias como lo hacen ellos.

Esta circunstancia ha provocado un éxodo hacia este club, que ya ha recuperado, con creces, los socios y abonados que tenía en marzo cuando tuvo que cerrar. Entonces tenían 1.320 abonados. Ahora, la cifra se sitúa sobre los 1.350. Y eso que, durante el confinamiento, algunos se dieron de baja.

PISTAS LLENAS

El gimnasio, sin embargo, no es la única zona con más demanda de la esperada. En las 33 pistas que tienen (22 de tenis y 11 de pádel) las peticiones de reserva también han subido. “Tenemos muchas solicitudes. Nos preguntan si tendrán pistas disponibles, pero solo les podemos decir que vengan a probar y traten de reubicarse”, expone Garcia.

El club ha limitado el número de plazas de la escuela de pádel, de 200 a 150 alumnos, pero por ahora descarta limitar la entrada de nuevos socios al resto de actividades. “Nos interesa recuperar un poco la cuenta de resultados”, argumenta el máximo responsable.

El pasado fin de semana, el Club de Tenis Andrés Gimeno albergó el primer torneo tras su reapertura. Si la situación epidemiológica lo permite, su idea es terminar algunas competiciones que quedaron pendientes del pasado curso y poder iniciar con normalidad -aunque con mucha incertidumbre- la nueva temporada. El club, eso sí, ha decidido no acudir a los campeonatos de España, al menos hasta diciembre, para no correr ningún riesgo con sus jugadores.

CAMPUS RÉCORD

Otra circunstancia imprevista, pero en este caso positiva, ha sido el éxito de participación que ha tenido su campus veraniego. “Hemos tenido un 40% por encima de lo habitual. Normalmente vendíamos entre 900 y 1.000 semanas de campus, mientras que este año vendimos 1.400”, confiesa Garcia.

Algo totalmente inesperado en el club, que a principios de junio se reunió de urgencia para valorar el posible golpe que supondría no lograr celebrar los campus para niños y niñas. “Que otros clubes y colegios no hayan podido celebrar los típicos casales y campos nos ha beneficiado”, constata el principal dirigente de la entidad.

SIN EVENTOS EXTRAORDINARIOS

Otra afectación que ha provocado el Covid-19 en el Club Tenis Andrés Gimeno es la imposibilidad de celebrar una serie de eventos, torneos y stages de grupos extranjeros que suponen cada año “entre un 10% y un 15% de los ingresos anuales del club”. Solo la presencia de jugadores extranjeros puede generar, en esta entidad, alrededor de 60.000 euros anuales.

Sin estos ingresos extraordinarios ni las cuotas de abril y mayo, en el Club de Tenis Andrés Gimeno estarían “contentos” si logran cerrar el 2020 con una caída del 5% de sus ingresos, unos 100.000 menos de lo esperado. Prevén cerrar este ejercicio con una facturación de casi 2 millones de euros.

En 2019, su cifra de negocio fue de 2,2 millones. El gerente del club, sin embargo, defiende que la entidad “está bien” de tesorería -incluso podrían afrontar ahora algunas pequeñas reformas, como la de los accesos al club, que han decidido aplazar para más adelante- y que su viabilidad no corre peligro.


No hay comentarios

Añade el tuyo